Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | CONSEJOS | 02 de Febrero de 2018

Cómo elegir tus piolets para montaña, esquí y alpinismo

Álvaro Lafuente
Daniel Vega en Weeping Wall, Canadá, junto a Álvaro Lafuente

Texto y fotos: Daniel Vega, responsable de escalada y alpinismo en Barrabes Benasque


INTRODUCCIÓN. SOBRE LOS PIOLETS


Mucho ha nevado desde que se adaptaron las primeras hachas para hielo hasta los piolets actuales. Símbolo indudable del alpinismo, un piolet sigue produciendo en nuestros ojos de alpinista las mismas sensaciones: cualquier persona ajena al mundillo se puede echar unas risas viendo cómo quedamos hipnotizados en las tiendas ante estas extrañas picoletas, que han evolucionado con el alpinismo tecnificándose a su par, y cuyas novedades son siempre motivo de tertulia.

Hoy en día, la elección de nuestro piolet sigue siendo algo a lo que prestamos especial atención; y para ayudarte a no errar en tu propósito publicamos estas líneas, pues acertar con el (o los) piolet psicológicamente es tan importante como acertar con las botas: el piolet estará ante tu cara en los buenos momentos; y también en los momentos duros. Incluso puede que alguna vez pienses que tu vida depende de esta picoleta, o que ya te la haya salvado.

Además, un piolet dura muchos años (incluso toda la vida) y por eso es importante tener en la mano una herramienta que nos guste y nos de confianza, mucho más que arrepentirnos continuamente de no haber gastado un poco más.

Pero no es lo mismo un piolet que otro; y a poco que te dediques, pronto tendrás varios distintos para distintas actividades. Esto no es malo. Lo que si se trata de hacer en general, es no tener varias herramientas del mismo tipo, sino complementarias. A la hora de elegir es fácil perder perspectiva y equivocarse un poco; os ayudaremos en lo posible. De momento, apuntad unos conceptos prácticos para la búsqueda: capacidades técnicas, peso, robustez, polivalencia... y precio.

Por último, un pequeño consejo: sé honesto contigo mismo, no confundas lo que vas a hacer con lo que quisieras hacer. Si sólo pretendes hacer canales, unos piolets para canales serán funcionalmente mejores que unos piolets de escalada, por poner un ejemplo.

Partes de un piolet clásico, modelo pala
Partes de un piolet clásico, modelo pala

PARTES DE UN PIOLET


Es importante conocer las partes de un piolet, ya que su diferente forma o construcción es lo que va a definir su uso, como luego explicaremos.

Cabeza:

  • Pico
  • Hoja
  • Cruz
  • Pala
  • Maza o Martillo

Mango:

  • Tubo
  • Dragonera
  • Empuñadura
  • Apoyos o rest

Regatón

  • Plano
  • Cónico
  • Otros

Agarres o rest de un piolet para alpinismo y escalada, modelo maza
Agarres o rest de un piolet para alpinismo y escalada, modelo maza

USO DEL PIOLET


Los principales usos y agarres del piolet nos ayudarán mucho, más adelante, para diferenciar y elegir nuestra herramienta


LAS HOMOLOGACIONES


En el caso de los piolets -y a diferencia de otro material de montaña, en el que lo único que nos interesa es que cumpla la norma-, es muy importante conocer las dos homologaciones existentes, sobre todo porque su nombre puede llevar a engaño y hacernos comprar algo en vez de otra cosa que nos iría mejor.

Piolets tipo T (TÉCNICO) y tipo B (BÁSICO)

Esta denominación puede llevar a engaño, ya que no guarda relación con el uso, sino con la resistencia. Se rige por la norma EN-13089 y UIAA-152, que indica las resistencias en Kn y las pruebas exactas de laboratorio que tienen que superar, tanto los mangos como las hojas.

Por ley, tanto la hoja como el mango deberán llevar la letra T o la letra B en lugar visible, dentro de un círculo, como indicador de categoría. (El marcado B es optativo, el T obligatorio; si un piolet no lleva marca, es B)

  • Tipo 1 (Básico): Piolet básico: las exigencias en cuanto a resistencia son menores.
  • Tipo 2 (Técnico): Piolet técnico: apto para todo uso, se exige mayor resistencia en todas las pruebas (tracción sobre el mango, resistencia del mango, flexión de la hoja).

T y B en el mango de dos Piolets. Indica solo resistencia del mango, la hoja también llevará indicada su homologación, que puede ser diferente
T y B en el mango de dos Piolets. Indica solo resistencia del mango, la hoja también llevará su homo

Dicho esto, alguien podría pensar -en buena lógica- que, para un piolet técnico modular de escalada en hielo, lo mejor sería una hoja de tipo de tipo T, ¿verdad?

Pues depende: una hoja tipo T suele ser más gruesa, por lo que tiene peor penetración en el hielo. Así que muchos piolets de este tipo montan una hoja tipo B, que para clavar en hielo da total seguridad, ya que no hay torsiones (aunque últimamente los fabricantes están conseguido afinar las hojas T, y modelos de hielo vienen con esta hoja. Y en el caso de que el piolet se use para alpinismo o mixto, se cambia la hoja por una de tipo T, perfecta para torsiones, bloqueos de hoja en fisuras, trabajo en roca, etc. De igual forma, un piolet clásico para montañismo podrá ser homologado como T, si se va a emplear en lugares que requieran resistencia a la ruptura.

Un apunte: cuando nos referimos a las homologaciones, como casi todas las marcas e integrantes de la comunidad, preferimos la clásica "Básicos" y "Técnicos" a "1" y "2", por una razón muy sencilla: la misma CE obliga a que los piolets se marquen en mango y pala con T y B, no de tipo 1 y 2, denominación referencial para la norma sin uso en el material real.

Daniel Vega
Jonathan Larrañaga en la Directa Americana, WI5, Bielsa

TIPOLOGÍA


Como decimos, la homologación 1 (Básico) y 2 (Técnico) se refiere puramente a la resistencia, y por lo tanto no la vamos a seguir en este artículo para clasificar los tipos de piolets, ya que carece de sentido (nos veríamos obligados a catalogar juntos los piolets más básicos con la mayoría de herramientas de hielo, cuya hoja luce el B, o algún piolet de marcha, debido a su resistencia, junto a las herramientas de alpinismo extremo y dry-tooling).

Vamos a seguir una organización lógica por uso y actividad. No confundir, dentro de ella, la denominación "Técnicos" (referida al uso en actividad técnica), con la homologación "técnico" empleada en la homologación. (referida a la resistencia).



La tecnificación de las actividades ha conseguido que, en estos momentos, unos tipos y otros de piolets sean muy diferentes entre sí, especializándose mucho cada uno en su actividad. Esto resulta en que, por ejemplo, un piolet clásico puede servir para escalar en hielo, pero lo va a hacer bastante mal.

Comprendiendo los diferentes tipos, y sabiendo para qué actividad están recomendados y para qué actividad los vamos a usar nosotros, podremos elegir fácilmente el que necesitemos. Siempre teniendo en cuenta que hay piolets polivalentes que están a caballo entre tipos.

PIOLETS



Daniel Vega
Álvaro Lafuente en Pilsner Pillar, WI6, Canadá

PIOLETS CLÁSICOS


1.1. PIOLET CLÁSICO PARA MONTAÑISMO


Bajo esta denominación agrupamos un tipo de herramienta para excursionismo, cruzar glaciares o subir montañas fáciles, por la típicas rutas normales.

Más del 90% del tiempo se utiliza en piolet bastón, en menor medida en piolet escoba; y muy ocasionalmente o nunca en piolet puñal o tracción. El único uso violento para el que deben estar preparados es la autodetención en caída por ladera nevada o helada.

De esto se deriva que, en estos piolets, la comodidad del agarre en la cruz es muy importante.

Su pico puede ser "negativo" o neutro, normalmente sin filo o afilado a 90º. El pico negativo facilita las maniobras de autodetención, a costa de un clavado en hielo bastante malo.

La hoja siempre es normal, para facilitar la autodetención. Las hojas invertidas, destinadas a actividades técnicas, clavan mejor en hielo, pero es dífícil autodetenerse en una caída en ladera con ellas.

Hoja normal, a la izquierda; hoja invertida, a la derecha
Hoja normal, a la izquierda; hoja invertida, a la derecha

El dentado suele desaparecer cerca de la cruz para mejorar su agarre.

La pala, si hemos de usarla, mejor grandecita.

Un piolet clásico para excursionismo tiene el mango recto o con una ligera curvatura, estética más que útil; y largo: al agarrarlo de la cruz, sin torcernos, nos debe llegar al tobillo, más o menos. Más largo será más cómodo y práctico de usar en pendientes suaves o moderadas, pero algo más engorroso de transportar; tanto más nos engancharemos en cada pino cuanto más asome de la mochila.

Al estar hechos para un uso poco agresivo, en su construcción se prioriza la ligereza frente a la robustez.

En este tipo de piolet se puede encontrar una dragonera "corredera", una pequeña cinta fijada a una especie de argolla que corre por la mitad superior del mango. Esta dragonera es muy cómoda de usar, aunque su resistencia, ahora que son de plástico, para usar como autoseguro, es bastante limitada.

Piolet clásico para montañismo, perfecto para usarse como piolet-bastón, y con empuñadura en la cruz
Piolet clásico para montañismo, perfecto para usarse como piolet-bastón, y con empuñadura en la cruz para mejor agarre

1.2. PIOLET CLÁSICO PARA ESQUÍ


En el esquí de montaña, el piolet es tan básico como el casco.

No estamos hablando de hacer alpinismo con esquís -cuando el esquí es sólo un medio para ir a escalar con nuestros piolos ergonómicos-, sino de ir a esquiar y solventar pasajes difíciles o peligrosos que no conviene pasar con las tablas.

Su uso está destinado a momentos puntuales durante la actividad. El piolet de esquí debe ser ligero, pequeño y robusto a partes iguales. Lo de la ligereza es obvio. El tamaño pequeño permite que no asome de la mochila para engancharse en los pinos; y que no sea un elemento peligroso mientras nos rebozamos al caer.

Y pese a ser lo más ligero posible, debe tener la resistencia suficiente: opuestamente al tipo anterior, en general sólo lo vamos a usar cuando la cosa esté muy empinada, como estaca, azada, en piolet puñal y en piolet tracción.

Lo usaremos poco, pero en algunos casos puede que intensamente.

Piolet ultraligero para esquí, corto y con tan solo 250 gramos
Piolet ultraligero para esquí, corto y con tan solo 250 gramos

1.3. PIOLET CLÁSICO DE ALPINISMO


Si el piolet de esquí debe estar preparado para soportar un eventual maltrato, imagínate como debe estar de preparado un piolet de alpinismo, cuyo fin en si mismo podría definirse como hacerle perrerías a los piolets durante largas horas y días.

Al haber una diferencia fundamental en cuanto a resistencias, ahora tiene sentido buscar la homologación T. Un piolet para alpinismo estará preparado para un uso más agresivo, en terrenos con más pendiente, con hielo duro y rocas; y ha de servir para más cosas: piolet horizontal, tallar setas de hielo o lo que haga falta.

Dejamos de ver hojas y cruces de chapa -como en los de montañismo- para empezar a verlas forjadas en una pieza que entra al tubo con solidez. Igual pasa con los regatones.

El pico será neutro o positivo, lo que le permite seguir sirviendo para la autodetención, pero clava mejor en hielo, afilado a 90º o más agudo.

Aparecen mangos engomados total o parcialmente, a menudo curvados; y esta curva ahora es funcional: separa nuestra mano de la superficie de nieve dura al usarlo en piolet puñal. Esto es muy útil en largas y frías pendientes pronunciadas.

Puede tener dragonera o no, pero no será corredera, sino de autoseguro y para piolet tracción.

Piolet clásico para alpinismo de referencia: Air Tech de Grivel
Piolet clásico para alpinismo de referencia: Air Tech de Grivel

2.1. PIOLETS PARA ALPINISMO TÉCNICO


Es difícil definir la frontera entre el montañismo de dificultad o alpinismo, y el alpinismo técnico, y evidentemente hay zonas intermedias que pueden denominarse de ambas maneras.

Por eso mismo, porque el alpinismo técnico engloba desde el alpinismo en corredores hasta la escalada extrema en hielo, mixto, o drytooling, hay unos cuantos tipos de piolets dentro de esta denominación: desde los primeros, más cercanos a los clásicos, hasta los ergonómicos, herramientas muy específicas.

Comercialmente, una forma fácil de identificar un piolet para alpinismo técnico es cuando el modelo existe en versión pala y martillo. Podría considerarse alpinismo técnico aquella actividad en la que necesitamos dos piolets para poder realizarla con tranquilidad.

En este segmento, en lo funcional se pueden diferenciar tres tipos de piolet, que guardan mucha relación con el uso al que van a estar destinados, de menos a más técnico: con dragonera, con rest móvil y con rest fijo.

A menudo existen en varias tallas (aunque no es indispensable) y algunos pueden montar hoja clásica e invertida.

Escalando en hielo, terreno para los piolets técnicos



2.1.1. CON DRAGONERA DE MUÑECA


Este tipo de piolet sigue vigente para cuando hay que andar clavando el mango a menudo y no es necesario soltar mucho la herramienta, por ejemplo corredores de nieve en los que no nos encordamos.

También son un buen punto de partida para hacerse con el "equipo mínimo para todo": primero un piolet de este tipo, a ser posible ligero para que no se rían mucho de tí cuando lo lleves a esquiar. Para hacer corredores o caras Norte lo combinas con un piolet-martillo de escalada, de modo que contarás con una mano libre para poner o quitar seguros y eso. De este modo, cuando ya te toque escalar en vertical sólo te falta tener el piolet-pala a juego con tu martillo.

Piolet para alpinismo técnico con dragonera
Piolet para alpinismo técnico con dragonera

2.1.2. REST MÓVIL


Para mayor libertad de movimientos está el rest móvil. La movilidad del apoyo permite, subiéndolo, clavar bien el mango e ir muy cómodo en piolet puñal. Bajándolo, podemos ir en piolet tracción sin dragonera de muñeca (en estos casos, suele ir muy bien una dragonera de arnés, simple o doble).

Es un sistema con un punto más de prestaciones; y por supuesto, los de esta categoría también sirven de punto de partida para hacerse un "equipo mínimo para todo".

Hoy en día, hay unos cuantos modelos de gran uso que combinan un rest fijo inferior con un rest móvil superior.

Piolet con rest móvil
Piolet con rest móvil

2.1.3 Y 2.2.1. REST FIJO: PIOLET PARA ALPINISMO TÉCNICO Y ESCALADA


Este tipo de herramienta permite escalar dificultad, y su mango aún puede clavarse en la nieve, pese a los rest, siendo la mejor opción donde también haya que escalar nieve, o hacer expuestos flanqueos por tan delicado medio.

Ya casi no se comercializan modelos con dragonera de muñeca. Escalar sin dragoneras de muñeca es mucho más fluido, natural y relajado, pese a lo que pueda parecer en la distancia. Para no perder las herramientas o improvisar algún eventual reposo colgado o autoseguro, sólo hemos de acostumbrarnos a usar dragoneras de arnés (las famosas "gomas").

Rest fijo

En la hoja, siempre invertida, encontramos un afilado pico positivo, con un primer diente importantísimo, bien plano y largo para hielo, bien pronunciado o cóncavo para mixto. Dientes finos y agudos después, antes de unos dientes más amplios. Cerca de la cruz, los dientes vuelven a ser pequeños y afilados pese al detrimento que esto supone para agarrar la cruz (devoran los guantes), ya que son de gran ayuda al ganchear estructuras grandes.

El biselado superior e inferior es indipensable, pues al escalar en vertical, tan importante es un buen clavado como una buena recuperación de la herramienta.

Que el afilado y el dentado sean tan importantes, determina que la cabeza deba ser modular, es decir, pueda quitarse y cambiarse por otra: las hojas para hielo son distintas de las de mixto, más gruesas, con afilado menos agudo y distinto primer diente. Los piolets de escalada de hoja fija también pertenecen a la historia.

Los mangos, ahora ya, desde hace un tiempo y salvo notables excepciones, son bien curvados, pero esta vez la utilidad de dicha curvatura no es la misma: se trata de ganar amplitud entre el pico y el mango, algo muy práctico para ganchear coliflores, agujeros, troncos y columnas (conjuntamente con el dentado). Compensando esta curva, las hojas ya no salen tan anguladas de la cruz como antes, buscando siempre el mismo efecto: conseguir un impacto perpendicular a la superficie para una mayor penetración.

En el mango encontramos una empuñadura, engomada de alguna manera para agarrarla bien, hoy en día casi siempre con un apoyo inferior para la mano y otro superior para la segunda posición, entiéndase cambios de mano y uso en terreno más tumbado. Además, algún modelo luce también un gatillo para el dedo índice. Aunque pueda parecer de poca utilidad, la verdad es que uno se aficiona enseguida al gatillo, pues se apunta mejor con él.

Gatillo para el dedo índice
Gatillo para el dedo índice

Piolet con doble rest fijo. Otros modelos solo llevan el inferior, y algunos, rest fijo inferior y m
Piolet con doble rest fijo. Otros modelos solo llevan el inferior.

2.2.2. ERGONÓMICOS


Conforme nos adentramos en la dificultad, unos elementos van adquiriendo importancia mientras otros la van perdiendo. Así llegamos a los modernos piolets ergonómicos para escalada, donde se sacrifica aquello de clavar el mango en la nieve en pos de un mejor agarre para buscar nuestros límites.

Para las hojas sigue vigente todo lo expuesto en el apartado anterior, aunque en la cruz a menudo desaparece el elemento posterior, pala o martillo. Hay modelos más "deportivos" sin esta opción, o con ella, más polivalentes.

El mango igualmente curvado ya trae siempre de fábrica la segunda posición engomada (este tipo de piolet se suele cubrir entero de "grip") y el elemento más llamativo es la empuñadura. Con regatón o sin él, regulable en tamaño o angulación, con gatillo... No sería de extrañar que se introduzcan novedades como el termoformado, o ¡quién sabe!

En definitiva, lo que se consigue con estos llamativos asideros es una pegada más efectiva cuando estamos estirados del todo (escalando ya más en serio, alternando el clavado y eso) y un desclavado superior.

onómico, específico para escalada en hielo, drytooling
Piolet ergonómico, específico para escalada en hielo, drytooling

Pinchando aquí puedes acceder a toda la gama de piolets de Barrabes


Tienda web: www.barrabes.com
Tiendas Barrabes: Barcelona, Benasque, Jaca, Madrid O'Donnell, Madrid Ribera de Curtidores, Zaragoza.

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
974 215 497
o al 902 14 8000
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)