Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | CONSEJOS | 12 de Enero de 2017

Cómo elegir tus tablas de esquí de travesía 2017

Barrabes
Tablas de esquí de travesía 2017

Siguiendo con la serie comenzada con “Cómo elegir tus fijaciones de esquí de travesía para este invierno 2017”, en este artículo vamos a intentar aclarar todas las dudas que os puedan surgir a la hora de elegir unas tablas para esquí de montaña o travesía. Os mostraremos los diferentes tipos, y os presentaremos la selección que hemos hecho para esta temporada.

El esquí de travesía requiere de tablas diferentes a las habitualmente empleadas para el resto de modalidades de esquí. Eso no significa que todas las tablas de montaña sean iguales: hay casi tantas como esquiadores: unos buscan los ascensos más rápidos, otros están cercanos al freeride; entre estos dos extremos, caben multitud de estilos de esquí.

Pero hay factores comunes a la hora de elegir las tablas de travesía. El peso es, sin duda, es el factor más importante, aunque hay otros igualmente destacables, como el rendimiento en descenso y en ascenso(en realidad...ambos guardan relación directa con el peso...)

Veamos en detalle estos factores. Y como siempre, si necesitais asesoramiento, o resolver cualquier duda, en nuestras tiendas de Benasque, Barcelona, Jaca, Madrid, Zaragoza, o en el Call Center de nuestra web estaremos encantados de ayudaros.

Cedemos la palabra a Javier Menchaka Gutiérrez "Chaka", responsable de la sección de esquí de Barrabes Benasque, y miembro del Equipo Barrabes, Escuela de Esquí y Montaña

FACTORES FUNDAMENTALES EN LA ELECCIÓN DE NUESTRAS TABLAS DE ESQUÍ DE TRAVESÍA


Peso


Normalmente, para aumentar las prestaciones en descenso, necesitamos mayores dimensiones en longitud y anchura en busca de flotabilidad y núcleos más reforzados en busca de mayor rigidez. Y esto se traduce en un aumento de peso. Cuantas más prestaciones busquemos en descenso, más similares serán las tablas de travesía a las de freeride, llegando en algunos casos a ser compatibles.

Por el contrario, aumentar las prestaciones en ascenso suele ir asociado a una disminución de peso: cuanto más ligero sea nuestro esquí menos energía emplearemos en transportarlo cuesta arriba, tanto en foqueos como en porteos. Esto se traduce en una pérdida de prestaciones en descenso.

Barrabes
En esquí alpinismo, puede haber porteos muy largos

Sin embargo, hay dos opciones para atenuar la pérdida de prestaciones en descenso que provoca la disminución de peso:

  • Los núcleos de maderas ultraligeras y la fibra de carbono saltan estas últimas temporadas desde la gama de competición a las gamas polivalente y freeride. Debido a esto, sean cuales sean las dimensiones o dureza de esquí que busques, seguramente podrás encontrar algún modelo en la gama más alta que reduzca drásticamente el peso sin hacerte perder prestaciones en descenso.
  • Mantener las dimensiones de nuestros esquís por debajo de los estándar actuales (cada vez más proximos al “ochentaytantos” de patín). Esquís más pequeños/esquís más ligeros. Además, aquí se matan varios pájaros de un tiro. Más corto y más estrecho no solo significa más ligero, significa también menor superficie de piel de foca y por tanto menor fricción a cada paso, mejor maniobrabilidad y mejor canteo en flanqueos comprometidos...vamos, lo que es una mejora de las prestaciones en ascenso, vaya.


Tipo de esquí que practicamos


A la hora de escoger las tablas que más se nos adapten, tendremos primero que ser realistas, hacer autoexamen, y concretar cuál es nuestra manera de practicar el esquí de montaña; tendremos que elegir las tablas que más se ajusten a nuestra actividad (somos más freeriders y agresivos o más serenos y “subidores”, buscamos descensos extremos o no, etc.)

Vamos a seguir la misma categorización que utilizamos en nuestro artículo sobre fijaciones de travesía.

  • Ligeras/competición
  • Polivalentes
  • Freeride

Nuevamente el peso es el hilo conductor: desde las ligerísimas tablas de competición a reforzados esquís de freeride que aceptan tanto una fijación de esquí de montaña cómo una fijación de alpino. De menos a más peso.

Al igual que ocurría con las fijaciones, la categoría polivalente es la más usada y en la que encontramos más variedad, que abarca desde esquís muy aligerados que ponen los avances de los esquís de competición al alcance de los esquiadores de montaña más deportivos (o los practicantes del esquí/alpinismo más comprometido), hasta esquís con espíritu all mountain para ese esquiador que quiere hacerlo absolutamente todo con un solo par.

Como ocurría con los esquís de pista a veces las categorías son difusas.

La categoría polivalente es tan amplia y actualmente tiene tantos enfoques que, en un extremo, algunos de sus modelos más ligeros están sospechosamente próximos en cotas y construcción a algunos modelos de competición.

Barrabes
Esquís polivalentes: buenos para el ascenso, buenos para descensos

Y en el otro extremo de los polivalentes, una gama de esquís anchos pero muy ligeros que hacen que sea difícil trazar una linea clara entre lo que es polivalente y lo que es freeride.

La profusión de modelos por encima de los “noventaytantos” de patín que apenas superan los 1,2 kg por tabla, desde luego, no nos facilita a la hora de poner las líneas divisorias.

Esta dificultad y esta amplia gama ha provocado la creación de una nueva categoría que algunos denominan “freetouring”: rockers, patines y longitudes de freeride con ínfulas primordialmente “montañeras” y pesos muy, muy reducidos.

¿Un lío?...es posible...pero nos adentraremos más en esto, y procuraremos aclararlo, cuando pasemos a hablaros de las novedades de este año.


Nivel


Como ya te contamos en este artículo sobre tablas de esquí alpino 2017, ser conscientes de nuestro nivel a la hora de escoger un nuevo par de tablas es un buen punto de partida. Pero,¡ojo!: en esquí de montaña no solo entra en juego nuestro nivel técnico en descenso, aunque, claro está, es el parámetro más importante:

Ser capaz de esquiar todo tipo de nieves y (casi) todas las pendientes es un requisito previo ineludible para aventurarse en el esquí de montaña.

Esto quiere decir que hay que tener cuidado, porque tu nivel fuera de pista puede no ser el mismo que en pistas: hay esquiadores cuyos recursos no van mucho más allá del viraje fundamental que son capaces de mantener el tipo en el monte y, sin embargo, a veces, esquiadores con un paralelo perfeccionado muy resultón en la pista muestran poca o ninguna cintura a la hora de enfrentarse a nieves no tratadas.

Barrabes
Comenzando vuelta María cercana a los 180º. En pendientes fuertes y nieve dura, hace falta dominar muy bien la técnica.

Pero además, no sólo importa nuestro nivel de esquí en descenso y todo tipo de nieves y laderas: ascender pendientes complicadas con esquís de montaña es un arte que, igual que descender, ha de aprenderse gradualmente.

Si eres novato en esto de foquear, dar “Vueltas María” y trazar “zetas”, o vas justito de forma, escoge unos esquís que no penalicen demasiado cuesta arriba.

Resumiendo:

De poco te servirán unos rígidos y estrechos esquís para esquí/alpinismo si tus destrezas alpinísticas no son capaces de llevarte a la entrada de ese corredor con el que sueñas. Si vas justito de conocimientos de nivología, apenas te manejas con el Arva y no tienes claro el protocolo de avalanchas, tal vez debas limitar la busqueda de powder con tus nuevos pepinos de freeride al entorno controlado por los pisteros de tu estación.

Adecúa el nivel de compromiso de tus actividades a tus aptitudes y conocimientos.

Si no estás seguro de dar el nivel pide consejo a un profesional. La Compañia de Guías/Escuela de Esquí Equipo Barrabes pone a tu disposición los mejores profesionales para que des el salto fuera de las pistas.


Talla


Pues aquí también te remitimos a lo explicado en nuestro artículo sobre tablas de esquí alpino de esta temporada: piensa en el tipo de esquí de montaña que vas a practicar mayoritariamente, y escoge el tipo esquí que más se ciña a tus expectativas según los factores ya enunciados.

A partir de ahí la talla es lo fácil. Si te decantas por la competición o el esquí alpinismo, la mayoría de lo modelos a tu disposición en esas categorías serán tirando a cortos y estrechos. Anchos y largos si por lo contrario lo tuyo es el freeride.

Viendo la tabla en la que se detallan las cuatro o cinco medidas en las que se suele fabricar cada esquí encontrar la tuya no será difícil. Sentido común.


Compatibilidad con el resto del equipo


Siempre lo decimos; trata de conseguir cierta armonía entre todos los elementos de de tu equipo: un rígido esquí de 120 de patín será ingobernable con unas fijaciones ultraligeras y unas botas de competición.

Tampoco es muy inteligente emplear fijaciones y botas de travesía orientadas al freeride, de mucho mayor peso, en unas tablas de competición ultra ligeras.



TECNOLOGÍA Y TENDENCIAS 2017 TABLAS DE ESQUÍ DE TRAVESÍA, MONTAÑA Y ESQUÍ-ALPINISMO


A continuación pasamos a hablar de las que parecen ser las tendencias para este 2017.

Vamos rápido; si no acabas de tener claros del todo términos como sidecut (concavo y convexo), rocker, camber, cap, etc. deberías darle un repaso a nuestro artículo sobre tablas de esquí de hace un par de temporadas, en el que ya nos despachábamos agustico con todo esto. En él aprenderás de forma fácil todo lo que necesitas saber para entender lo que viene a continuación (algo fundamental para entender los tipos de tablas, y cuáles son las adecuadas para ti).

Te lo vamos adelantando: más rocker, mayores zonas de sidecut convexo en espátulas y colas, y patines más anchos y tablas específicas para mujeres son las tendencias del momento.

Hace unos pocos años contemplábamos con estupor como el rocker, pese a sus más que obvias ventajas a la hora de enfrentarnos a nieves no tratadas, saltaba desde los esquís de freeride a los esquís polivalentes de pista sin apenas rozar los esquís de montaña.

Barrabes
Rocker (mecedora) y Camber en una table de esquí

Algunas de las marcas de esquís de montaña más punteras aún se mantenían reacias al invento cuando los primeros Slalom con rocker llegaron a las tiendas.

La tibia acogida que los esquís “carving” tuvieron en un primer momento entre el público travesero puede darnos alguna pista sobre el porqué de la excesiva prudencia de algunas marcas de tablas de esquí de montaña con respecto a la introducción del rocker años atrás.

Pero eso ya es agua pasada. Hoy empieza a ser impensable una tabla de esquí de travesía sin rocker.

Largas zonas de sidecut convexo en las espátulas es otro de los aspectos en lo que más difieren los esquís de montaña actuales respecto a los de hace unas pocas temporadas.

Barrabes
Sidecut de una tabla de esquí

La combinación de estas amplias zonas de sidecut convexo con patines anchos y espátulas con rocker, todo ello en pos de esquís más maniobrables sobre nieves difíciles, ya lo decíamos más arriba, es la tendencia del momento. Cada día vemos más de estos nuevos esquís de montaña tan “cabezones” por el monte.

Claro que no todo iban a ser ventajas. Esas espátulas sobredimensionadas han supuesto no pocos quebraderos de cabeza a los diseñadores de esquís.

Pero ya se sabe: nuevos problemas, nuevas soluciones: los nuevos núcleos de madera ultraligera, las combinación de las construcciones cap en espátulas y colas y sandwich en la zona del patín, y los avances en laminación de composites (sobre todo el uso selectivo de la fibra de carbono) nos brindan actualmente la posibilidad de aumentar las dimensiones de nuestros esquís sin que la rigidez torsional y la ligereza salgan demasiado perjudicadas.

La madera parece volver a ser el material favorito para los núcleos en esquí de montaña. De todos los tipos y colores: desde núcleos de madera de balsa en algunos esquís de competición y ultraligeros a maderas duras como la Teka. No pueden faltar las habituales betulaceas y salicaceas, los tradicionales fresno y arce, y las cada vez más presentes maderas asiáticas cómo el bambú o la paulownia.

Este año, por cierto, la mayoría de marcas, ofrecen una amplia oferta de tablas exclusivas para mujeres. Aligeramiento y diseño son sus principales reclamos.


COLECCIÓN BARRABES 2017 TABLAS DE ESQUÍ DE MONTAÑA. CATEGORÍAS Y MODELOS



Tablas Ultraligeras/Competición


Ya decíamos que reducir el tamaño del esquí es lo más eficaz para reducir su peso. La mayoría de los modelos en esta categoría siguen ese razonamiento hasta los límites de la legalidad y las únicas medidas que muchos de ellos ofrecen están apenas un par de centímetros por encima de las medidas mínimas exigidas en competición (160 cm en hombres y 150 cm en damas).

Aramon Cerler
Campeonato de España de Cronoescalada en Aramon Cerler. Todo subida, puras tablas de competición

Algunos modelos en esta categoría, muy parecidos en construcción a los esquís de competición pero un pelo más generosos en dimensiones, se confirman como los favoritos para esquiadores que quieren afrontar largas jornadas de esquí/alpinismo o que desean disponer de un esquí todo uso con el que apuntarse a alguna carrera de vez en cuando.

Otro apunte que no podemos dejar de hacer es el de la durabilidad.

Lo que vamos a decir la mayoría de los usuarios de este tipo de material ya lo saben y lo sufren con resignación cómo el precio a pagar por ir rápido; pero un aviso a recién llegados nunca está de más: algunos esquís ultraligeros tienden a “fatigarse” pronto.

Los grosores de los núcleos, composites, partes metálicas y partes plásticas suelen verse reducidos hasta las últimas consecuencias en este tipo de esquís y eso, claro está, influye negativamente en su durabilidad.

Son tus esquís si:

  • Lo tuyo es la competición.
  • No compites (o lo haces muy de vez en cuando) pero sumar metros de desnivel es tu principal objetivo cada temporada.
  • Buscas unos esquís para aproximaciones que luego no estorben en la mochila mientras escalas.

Tal vez no sean tus esquís si:

  • Eres muy corpulento.
  • Buscas algo baratito y que te dure mucho tiempo.
  • Te gustan los esquís tirando a largos o anchos.

ATOMIC

se hacen fuertes en esta categoría con su gama Backland UL, sucesora de la exitosa gama Ultimate. Núcleos de álamo y caruba para sus dos versiones: Backland UL 65 -su esquí de competición pura y dura- y su versión versátil Backland UL 78 (disponible este último en varias medidas desde 157 hasta 175 cm).

Atomic UL Backland 65

SALOMON

desembarca en esta categoría con un impecable S-Lab Minim de apenas 740 g. El sello “Kilian Jornet” le otorga aspiraciones superventas. Buena elección.

Salomon S-Lab Minim

SKI TRAB y LA SPORTIVA

se dan la mano para traernos el nuevo Gara Aero LS 70. Disponible en dos medidas (164 y 171 cm) es un esquí con alma de competición pero muy muy versátil y que hará la delicias de los más entusiastas usuarios de este tipo de material.

La Sportiva Gara Aero LS 70

DYNAFIT

¿cómo no?, emplaza importantísimas apuestas en esta categoría.

El DNA y el PDG (ambos en dos únicas medidas chicas/chicos) son sus modelos para competicón pura y dura. Diseños llamativos, nucleos de paulownia y fibra de carbono como composite principal son sus principales argumentos.

Dynafit PNG

Dynafit no deja de lado los esquís ultraligeros para esquí alpinismo. Si alguna vez has sujetado entre las manos un Nanga Parbat te habrás dado cuenta de que pese a sus generosas dimensiones su escaso kilo de peso constata lo tenue de la frontera entre la categoría polivalente y la ultraligera. Buen compañero para jornadas interminables.

El Carbonio 74 es otra de las propuestas fronterizas de Dynafit. Su plus de rigidez gracias a un uso más que generoso de fibra de carbono y sus 74 mm de patín lo convierten en un caramelo para los amantes del esquí de pendiente.

Dynafit Carbonio 74




Tablas polivalentes


Aquí encontramos todo tipo de soluciones.

Diversas aproximaciones al concepto de polivalencia y diferentes enfoques y estrategias en búsqueda del esquí todo terreno definitivo.

Muchos de los anchos de patín en esta categoría cada vez superan con más holgura la antaño infranqueable barrera de los 80mm.

Cada vez más modelos por encima de los 90 mm de patín hacen imposible saber dónde empieza el freeride o dónde acaban los polivalentes.

Dynafit, Ski Trab/La Sportiva, Hagan , Dynastar y K2 parecen ser las marcas más involucradas con esos “nuevos” esquís de generosas espátulas con rocker y sidecuts convexos nacidos para resolver nuestras diferencias con las nieves más chungas del planeta.

Los acabados, materiales y pesos más propios de los esquís de competición que del esquí polivalente tradicional cada día son más comunes. Tanto en esquís de cotas y dimensiones reducidas como en esquís rozando el freeride.

A esta categoría, por si hubiera poco cacao, se suman algunos esquís que tienen más que ver con un All Mountain de estación que con un esquí polivalente de montaña al uso: Armas definitivas capaces de satisfacer a aquellos que quieren esquiar en pista, salir un poquito al freeride y realizar alguna que otra excursión a la montaña fuera de la temporada de remontes.

La gama femenina parece ser especialmente dada a este tipo de amalgamas.

Son tus esquís si:

  • Eres un esquiador de montaña de los que no renuncia a ninguna de las múltiples facetas de la disciplina: lo mismo foqueas por los aledaños de tu estación habitual, que emprendes largas salidas en busca de nuevas laderas, que te dejas liar para meterte en alguna alpinistada sobre esquís.
  • Combinas el uso de remontes mecánicos y salidas foqueando. La rápida acumulación de metros bajados gracias a la ayuda de los remontes pueden pasar factura en forma de fatiga prematura a esquís demasiado ligeros.
    Cada vez encontramos más esquís con un espíritu All mountain total: Freeride, Montaña y Estación.
  • Tu presupuesto es ajustado. En esta categoría encontramos los esquís más baratos de cada una de las marcas. También algunos de los más caros; todo sea dicho.

Tal vez no sean tus esquís si:

  • Pues la verdad...; salvo que vayas a competir o seas uno de los afortunados que pilla más días de powder que de otra cosa, la gama polivalente ofrece esquís para todos los gustos, niveles, usos y presupuestos.

DYNAFIT

y sus Seven Summits 2.0 (o su versión femenina Laila Peak) son los auténticos dueños del cotarro en esta categoría (a nadie se le escapa a estas alturas...) El esquí a copiar por todos los demás estas últimas temporadas. ¿Qué más podemos añadir respecto a un esquí que lo hace bien casi todo?. Valor seguro.

Dynafit Seven Summits

Dynafit ofrece polivalentes de muy distinto pelaje; desde los minimalistas Broad Peak 2.0 a los más all mountain Manaslu 2.0, en su versión de hombre y de mujer.

Broad Peak

Otra modelo de Dynafit a tener muy en cuenta como esquí todo terreno es el Baltoro 2.0, en versión de mujer y de hombre. Un Dynafit muy poco Dynafit gracias a su ajustada linea de cotas y su flex longitudinal tirando a durito. Buena opción si buscas un esquí para todo pero no le haces ascos al esquí de pendiente.

Lo mejor de todo: Su ajustadísimo precio.

Dynafit Baltoro 2.0 women

SKI TRAB

ya sea solos o mediante sus interesantes colaboraciones con La Sportiva, son otros de los que ahondan en el concepto “espátulas generosas”.

Altavia 70, La Sportiva Masimo Ls, La Sportiva Altavia LS Woman y su buque estrella Ski Trab Altavia Carbon.

Esquís que prometen buen comportamiento tanto en nieves profundas como nieve dura. Remates y acabados top gracias al buen hacer de siempre por parte de Ski Trab.

Ski Trab Altavia Carbon

HAGAN

presenta sus nuevos modelos Y-Boost y Y-Drive...por si te parecía que ya lo habías visto todo en cuanto a a espátulas “tochas” se refiere...

Dimensiones y sidecuts muy, muy generosos con el único propósito de facilitarnos la vida cuando la nieve no es precisamente de la mejor calidad. Núcleos de madera de paulownia reforzados en fibra de vidrio y fibra de carbono.

Una grata sorpresa de una marca que, hasta ahora, no acababa de hacerse un hueco en los nuevos esquís con rocker.

Hagan Y-Boost

DYNASTAR

ofrece su gama Cham Alti. Los Alti 70, Alti 80 y Alti 85 sin duda son los herederos de la gran tradición de Dynastar en el esquí de montaña y su particular visión de la disciplina.

Dynastar Cham Alti 85

Pero también sigue su camino por las nuevas geometrías con su gama Cham. A partir del Cham 87, ya sea en su versión HM o en su versión Mythic los de Chamonix, aquí ya sí, se desmelenan con esto del sidecut convexo.

Unos esquís que siguen siendo rompedores después de varios años en las tiendas.

Dynastar Mythic

K2

Otros que se han ganado a pulso el estar muy arriba en esta categoría son la gente de K2.

Que una marca estadounidense haya sabido conectar tan bien durante tantos años con la manera en la que entendemos el esquí de montaña por esta parte del mundo es, cuando menos, encomiable.

Abrieron camino a muchos en lo que se refiere al refuerzo selectivo de las areas de torsión del esquí con fibra de carbono.

Últimamente han modificado un poco sus sidecuts, bastante parabólicos hasta hace nada, sobre todo en su gama más barata, para subirse al carro de las nuevas geometrías. No podíamos esperar menos de unos de los máximos responsables del fenómeno de rocker.

Te destacamos su Wayback 88 Ecore para chicos y su Talkback 88 ecore para chicas. Estas nuevas versiones Ecore reducen sustancialmente el peso de estos esquís con aspiraciones a convertirse en clásicos de la disciplina.

El Wayback 88 Ecore y el Talkback 88 ecore son, sin duda, dos de los esquís que más han contribuido estos últimos años a que los esquiadores de montaña empiecen a sentirse cada vez más a gusto con patines cercanos a los 90 mm.

Dos de los mejores esquís todo uso.

K2 Talkback 88 ecore

ATOMIC

no se moja demasiado con su gama Backland en esto de las “nuevas geometrías”, más allá del rocker y los 85mm de patín del Backland 85. Pero aún así se posicionan muy arriba en la gama polivalente gracias a su sobria y duradera construcción en madera y fibra de vidrio y su imbatible relación calidad/precio.

Una muy buena idea si te toca esquiar mucha nieve dura o quieres unos esquís que vayan razonablemente bien en esquí de pendiente sin dejarte una fortuna.

Backland 78 W y Backland 85 W para ellas, Backland 78, Backland 85 para ellos. Esquís todo terreno con una de las mejores relaciones calidad/precio del mercado.

Atomic Backland 85

Para completar la propuesta una versión de 85mm de su gama UL (ultralight). Backland 85 UL. Por sus 85mm de patín no nos atrevemos a ponerlos en la categoría competición/ultraligeras, pero ganas nos dan gracias a su kilo escaso.

Atomic Backland UL 85

VÖLK

también apuesta por la simpleza absoluta al laminar su gama VTA.

Nucleos de madera y fibra de vidrio triaxial como único refuerzo. Hechos para durar.

Acabado cap biselado para aguantar sin problema cualquier maltrato de tus cantos (o los de los demás) y núcleos muy resistentes a la fatiga.

El VTA 88 es uno de los esquís más polivalentes que existen. Lo hace todo bien y son “superflotones” en nieve profunda.

Por su parte el VTA 80 es una oportunidad de oro para llevarse un esquí imponente y duradero a precio de risa.

Völk VTA 88

Tablas freeride/freetouring


Como adelantábamos, encontramos también dentro de la categoría Freeride muchos esquís con un marcado carácter All mountain que serán los compañeros infatigables de ese esquiador que quiere hacerlo absolutamente todo con un solo par.

Seleccionando bien la bota y la fijación puedes hacerte con una auténtica bestia que, además de rendir razonablemente bien en pista y fuera de pista, te permitará disfrutar de tus palas favoritas más allá de la temporada de remontes. K2 Pinnacle 88 y Atomic Vantage 95 C,en su versión de mujer y de hombre, nos parecen dos muy buenos candidatos a “esquí total”.

Pero no es de esto de lo que te queríamos hablar, ni tampoco de macizos esquís de freeride puro y duro, no. De lo que queremos hablar es de esa tendencia que crece más y más cada temporada de esquís con cotas y longitudes de freeride que optimizan su construcción hasta límites impensables no hace tanto, para ofrecernos esos esquís que diluyen la frontera entre el freeride más agresivo y el esquí de montaña clásico.

Su reducido peso y su gran maniobrabilidad hacen que no sea imprescindible una bota demasiado aparatosa ni una pesada fijación de chasis para hacerse con ellos. Y esto abre un sinfín de posibilidades para los incondicionales del freeride.

Desde luego, la mayoría de estos esquís están más pensados para pieles de foca que para telesillas o helicópteros. “¡El powder para el que lo trabaja!” parecen querer decirnos ciertas marcas.

Y sí, muchos de los esquís que encontrarás en nuestra sección de Freeride caen sospechosamente hacia esa nueva subcategoría que algunos dan en llamar FREETOURING, y que parece dará que hablar.

Son tus esquí si:

  • La única razón para dejarte ver foqueando un frío amanecer es una línea inédita sobre nieve virgen.
  • Eres un loco del esquí de montaña y quieres completar tu “quiver”. Esquís para días inolvidables, sin duda.
  • Buscas unos esquís que compaginen tus jornadas de freeride en estación y alguna salida ocasional al monte.
  • Las líneas vírgenes en tu estación favorita se cotizan caras desde primera hora de la mañana. No lo dudes ábrete nuevos horizontes.

Tal vez no sean tus esquís si:

  • La ligereza es irrenunciable para ti.
  • La nieve dura abunda en tus dominios.
  • Eres novato foqueando. Su anchura encarecerá los flanqueos en nieve dura y su longitud dificultará ciertas maniobras como las “vueltas María”.

BLACK CROWS

han sabido buscarse su hueco dentro de la categoría Freeride del esquí de montaña.

Si lo tuyo es el esquí de montaña puro y duro pero te atrae el halo freerider de esta marca, los 91mm de patín del ORB Freebird no te defraudarán.

Un esquí que temporada tras temporada seduce a más esquiadores gracias a su llamativo diseño. Debajo de esa estética “fluo” un sobrio núcleo de paulownia, fibra de vidrio y refuerzos puntuales de fibra de carbono.

Black Crowes ORT FreeBird

DYNAFIT

ofrece el modelo Dhaulagiri, muy acorde a este nuevo espíritu freetouring del que tanto alardea esta marca austriaca.

Cualquiera de las botas más ligeras del mercado no nos parece mala compañera para los Dhaulagiri, a pesar de sus dimensiones.

Dynafit Dhaulagiri

FACTION

deja bien clarito que lo suyo no solo son las dobles espátulas y el freeride más bestia con el Agent 90, en su versión de mujer y de hombre, y el Agent 100.

Una de las gamas que más está dando que hablar últimamente. De hecho, el Agent 90 está aquí, y no con los polivalentes, por los pelos; ¡imagínate!

Rockers muy largos, construcción sandwich y un peso de risa.

Faction Agent 90 women

K2

sigue rindiendo homenaje al mitico Doug Coombs, pionero Del freeride en Alaska y uno de los máximos culpables del invento este de foquear con esquís de freeride; expandió el estilo durante su periplo europeo.

Coomba 104 y Coomba 114 presentan sus habituales credenciales como esquís de freeride para montañeros.

K2 Coomba 104

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International