Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | ENTREVISTAS | 26 de Noviembre de 1999

Silvia Vidal, la magia de un proyecto.

Por Arancha Vega Rubio  | 

Silvia Vidal, la magia de un proyecto.

Tiene 28 a√Īos y no siempre ha hecho monta√Īa. Desde peque√Īa el deporte ha formado parte de su vida, pero entonces su atenci√≥n la acaparaba el atletismo. La monta√Īa era para aquellos fines de semana en los que no hab√≠a ni competici√≥n ni entreno, es decir, casi ninguno.

Foto: Colecci√≥n Barrab√©s 
Silvia Vidal. 

El primer contacto que tuvo con la monta√Īa fue con la familia, aunque en aquel entonces no eran muy monta√Īeros ahora s√≠ lo son. La vida de S√≠lvia ha estado siempre relacionada con el deporte. Mientras estudiaba INEF se le ofreci√≥ la oportunidad de participar en un equipo para competir en el Raid Verd, ese fue su primer contacto con la escalada. "Yo no ten√≠a ni idea, porque no hab√≠a escalado en mi vida y fui colgada como un chorizo durante toda la v√≠a que tuvimos que hacer". Dos a√Īos m√°s tarde empez√≥ a escalar m√°s a menudo "supongo que lo que m√°s hace es el buen rollo que tienes con la gente con la que has empezado a escalar".

Le llamaba mucho la atención hacer artificial y por eso empezó, un poco por su cuenta. La gente con la que escalaba prefería el libre, pero ella veía que había algo más aparte del libre. "Mientras yo escalaba por Vilanova y por Terradets, veía a la gente que iba a escalar con martillos y clavos mientras yo iba con cuatro cintas..." Al empezar a probarlo descubrió que le gustaba muchísimo y que, además parecía que no se le daba mal.

En un a√Īo escal√≥ su primer A1 y tambi√©n su primer A5.

No se puede tener todo

Trabajaba de profesora de educaci√≥n f√≠sica en un instituto. Apenas un a√Īo despu√©s de acabar la carrera empez√≥ con la escalada artificial y dej√≥ todo lo dem√°s. Aunque no es f√°cil, procura vivir de la monta√Īa; de hecho, debe ser de las pocas personas que, en Espa√Īa, se pueden permitir vivir de la escalada. A√ļn as√≠ afirma que las grandes paredes son todav√≠a su hobby y no una manera de ganarse la vida. Sin embargo, ahora que todo gira alrededor de la escalada, se queja tambi√©n de que, a menudo los temas de conversaci√≥n tambi√©n se centran en esta actividad: "Menos mal que como empec√© tarde a√ļn tengo amigos de los de toda la vida que casi no saben ni lo que es la escalada. De todos modos me gustar√≠a poder compaginar la escalada con lo que he estudiado, pero ahora mi prioridad es la monta√Īa y por eso he renunciado, de momento, a la docencia. Todo tiene su tiempo."

Imaginación y creatividad

Foto: Colecci√≥n Silvia Vidal 
Amin Brakk, "Sol Solet". Aproximaci√≥n a la pared. 

Llegar de A1 a A5 en un a√Īo es m√°s que nada anecd√≥tico, apunta S√≠lvia. En realidad a√ļn quedaba -y queda- mucho por probar y por experimentar. "Hay v√≠as y v√≠as, grados y grados y, momentos y momentos". A partir de 1994 empez√≥ a poner los primeros friends en zonas de Catalu√Īa, sobre todo en Montserrat, su primera escuela y donde escal√≥ las primeras v√≠as m√°s dif√≠ciles: "Para m√≠ el conglomerado es lo m√°s complejo que hay en el mundo del artificial -y eso que he escalado en muchas paredes diferentes-. Casi todas las grandes paredes del mundo son de granito y, aunque puede tener much√≠sima dificultad, suele ser m√°s evidente y m√°s l√≥gico qu√© material y d√≥nde tienes que ponerlo."

S√≠lvia define el artificial extremo como una escalada donde la imaginaci√≥n juega un papel muy importante. Normalmente en artificial el escalador no se encuentra el camino marcado con los restos de una cordada anterior. "T√ļ te encuentras una placa y hay que subir por ah√≠, no sabes por donde pas√≥ la cordada anterior. Es una escalada con mucha tensi√≥n; vas colgado de lo que t√ļ vas poniendo y la dificultad est√° en la precariedad de los seguros que t√ļ mismo has puesto. Te cuelgas de cosas que son m√≠nimas y, adem√°s varias seguidas... La cabeza te va a mil."

En verano de 1995 se desplaz√≥ hasta Yosemite donde realiz√≥ su primera ascensi√≥n en solitario. Despu√©s de cinco d√≠as colgada en la pared, sin fijar cuerda y en solitario, ascendi√≥ "Zodiac" en El Capit√°n. Poco a poco y junto con Pep Masip comenz√≥ a abrir nuevas v√≠as, primero en territorio nacional y despu√©s, cada vez m√°s en el extranjero. Se le abr√≠a una de las caras m√°s amables de este deporte, viajar. "Te enteras de que hay una pared en alg√ļn sitio porque alguien te habla de ella, ves una foto en alguna revista y te entran ganas de ir all√° a verla, entonces empiezas a viajar." Sin embargo a veces no hay que salir fuera para encontrar algo mejor de lo que se tiene en casa. "Mi segundo gran reto fue en el Naranjo de Bulnes: "Principado de Asturias" en solitario. Fueron cinco d√≠as, como en "Zodiac", pero se sumaba la dificultad t√©cnica. Esa pared son palabras mayores. Es donde m√°s fr√≠o he pasado y donde la v√≠a ha representado para m√≠ una movida de tarro constante. El Naranjo es una pared relativamente larga para la escalada artificial, ya que es calc√°rea y, adem√°s cuenta con cambios climatol√≥gicos muy bruscos."

Artificial a m√°s de 5.000 metros

La aventura más reciente la concluyó este verano en Pakistán, junto a Pep Masip y Miquel Puigdomènech. Se plantearon una pared de la que no sabían exactamente su longitud porque era una cima virgen. Había tenido un intento por parte de Jon Lazkano, Adolfo Medinabeitia y José Carlos Tamayo.

Foto: Colecci√≥n Silvia Vidal 
"Veus del desert", Mali. Rapelando. 

La l√≠nea que eligieron para la ascensi√≥n parec√≠a tener un grado bastante alto, porque es una pared que no tiene fisuras. "Era una mole gran√≠tica. Adem√°s exist√≠a el tema de la altitud, la ca√≠da constante de piedras, de nieve, hielo... todo esto para m√≠ era nuevo. Todas estas cosas a√Īad√≠an nuevos ingredientes a la salsa." Si se parte de la base de que el Capit√°n (Yosemite) tiene casi 1.000 metros, hay que apuntar que √©sta tiene 1.650 metros y est√° aproximadamente a 5.500 metros. S√≠lvia se preguntaba si ser√≠a capaz de resistir f√≠sicamente m√°s de un mes colgada en la pared y moviendo petates constantemente. ¬ŅPodr√≠a o no podr√≠a? "A veces me sorprendo a m√≠ misma. Iba muy tranquila, no recuerdo haber sufrido en exceso. Es cierto que tuve mucho fr√≠o; llev√°bamos la comida muy racionada y encima estuvimos cuatro d√≠as m√°s de lo que hab√≠amos previsto, lo que nos oblig√≥ a racionar sobre una cantidad que pr√°cticamente era m√≠nima. Entre el desgaste f√≠sico y la altura, al final pasamos bastante hambre." Para colmo de males, el tiempo tampoco acompa√Ī√≥ esta ascensi√≥n que, aunque en alta monta√Īa nunca se sabe, no era √©poca de tanta nieve. Pese a todo, tuvieron √©xito, lograron la cima y descendieron sin problemas.

Lo m√°s importante en una ascensi√≥n, declara S√≠lvia, es la log√≠stica. Con apenas informaci√≥n para llegar a este valle perdido en tierras Pakistan√≠s, Pep y ella hab√≠an visitado el a√Īo anterior la zona donde se encuentra el Amin Brakk, estudiaron la situaci√≥n. Al llegar se dieron cuenta de que no ten√≠an ni tiempo, ni material ni la comida necesaria para escalar aquella se√Īora tapia. A√ļn as√≠, no perdieron el tiempo, escalaron otra aguja -m√°s peque√Īa- que les gust√≥ mucho, con cantidad de sistemas de fisuras. Aprovecharon tambi√©n para recoger in situ toda la informaci√≥n que pudieron sobre la tapia donde, un a√Īo m√°s tarde, abrir√≠an "Sol Solet". Utilizaron el zoom para fotografiar todas las secciones de la cara, averiguaron a qu√© hora empezaba a darle el sol, qu√© lado ten√≠a mayor peligro de desprendimientos... "Si no hubi√©ramos hecho este primer viaje en el "98 no hubi√©ramos podido hacer la pared, seguro. La log√≠stica es muy importante, un buen planteamiento de la ascensi√≥n es clave para conseguir el √©xito."

Racionando lo irracionable comenzaron a separar comida a los doce d√≠as de estar colgados en la pared, "por si las moscas". A√ļn les quedaban 20 d√≠as m√°s. "Fue una visi√≥n muy a largo plazo, pero acertada." No esperaban que el mal tiempo continuara, pero gracias a esta previsi√≥n y dado que la nieve segu√≠a cayendo, pudieron llegar a culminar la empresa con √©xito y con alimentos.

Malos rollos, los justos

Foto: Colecci√≥n Silvia Vidal 
V√≠a "Veus del desert", Mali. 

"√Čramos tres, Pep Masip, Miquel Puigdom√®nech y yo, y existe una muy buena relaci√≥n entre los tres. Fue muy bien, pero es evidente que, en los tres meses que dur√≥ el viaje, se presentaron momentos de m√°s tensi√≥n o de m√°s risas. Hay de todo, como cuando compartes piso... En tres meses te da tiempo a discutirte y a abrazarte. Hac√≠amos un buen equipo y eso es muy importante." 32 d√≠as en una pared puede llegar a convertirse en una especie de trabajo. Hay que madrugar y soportar un fr√≠o de narices; lo bueno de ser tres es que los trabajos est√°n m√°s repartidos y, quiz√°s por eso, cuando est√°s escalando te puedes sentir m√°s solo en la pared. Uno escala, el otro asegura, y el tercero bien descansa o bien mueve los petates. Se ve√≠an por la noche, momento que dedicaban a comer y comentar las maniobras del d√≠a siguiente. Se hacen muchas m√°s maniobras que escalada en s√≠. "S√≥lo para cambiar de campo te puedes tirar un d√≠a completo √ļnicamente moviendo, tensando, desmontando hamacas... todas las maniobras son muy lentas porque todo tienes que atar, que colgar, subes material, bajas material... Hay que repasar todos los movimientos para que no se te olvide nada, porque sino ser√≠a un caos."

Pocas mujeres haciendo Big Wall

"Nunca he entendido por qué hay tan pocas mujeres haciendo Big Wall. Es cierto que se requiere cierto físico, pero el 80% es psicológico. Es muy creativo y no entiendo cómo no gusta más a las mujeres. No es difícil encontrar a alguien con quien ir a hacer un día escalada artificial, siempre hay alguien que tiene un martillo y cuatro clavos para hacer un largo, no hace falta hacer una vía para probarlo. Quizá el motivo sea algo más cultural y social que no físico. Creo que falta un poquito de empuje, pero bueno, yo tampoco voy de feminista, no pretendo que ahora todas las mujeres del mundo se pongan a hacer Big Wall. De todos modos y aunque somos una minoría, no es un tema que me preocupe. Cuando me preguntan si preferiría escalar con una mujer o con un hombre, lo cierto es que me da igual; A mí lo que me importa es la persona, con su cara, sus ojos y su carácter, no de qué sexo es."

Sílvia Vidal es morena, menuda y tiene unos grandes ojos claros que se abren desmesuradamente cuando habla de su gran pasión. "Cuando estoy escalando -dice- pienso en la progresión, en lo que tengo que poner, dónde lo tengo que poner y cómo. Me encanta escalar." Para ella el proyecto empieza de pronto, como un impulso y es algo propio, que le pertenece; no quiere que nadie sepa de ello hasta que ha vuelto de viaje, después de saber si ha sido capaz de conseguir una ascensión o no. "Es como algo mágico que prefiero guardar para mí hasta que esté terminado."

Sílvia está esponsorizada por Petzl, Beal, Marmot, Boreal y Bollé.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International