Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | ENTREVISTAS | 18 de Septiembre de 2000

Carlos Buhler

Por Arancha Vega Rubio  | 

Carlos Buhler

Este alpinista americano, buen conocedor del mundo de la escalada y el alpinismo en España tiene un impresionante historial alpinístico a sus espaldas. Más de 35 expediciones en Pakistan, Nepal, China, Kyrgyzstan, Tajikistan y Tíbet lo avalan. Entre sus hazañas, la primera ascensión a la cima del Everest a través de la Kangshung Face.

Manel de la Mata 
El alpinista americano Carlos Buhler 

Para un alpinista que prácticamente lo ha hecho "todo"... ¿Crees que la aventura ha terminado? ¿Se han acabado los grandes retos para los alpinistas?

No, para nada. En el alpinismo de ahora la gente está "cogiendo" las mismas montañas pero subiéndolas de distinta manera. Antes subir un amontaña era lo importante porque, una montaña, en los años 20, 30, 40 era un gran desafío, había que subir a la cumbre y bajar vivo. Pero una vez llegados a los 50 la gente se dió cuenta que se podía subir y bajar de los ochomiles, igual que llegar a los Polos, a la Luna...donde fuera. El alpinista de hoy centra su atención en cómo subir, utilizar cuerdas fijas, parabolts, etc...Hoy en día en cualquier montaña, aunque sea las Maladetas o el K-2, el alpinista define "su" alpinismo, es ahí donde están cambiando las cosas.

En tu opinión, los adelantos tecnológicos (material...) han perjudicado la evolución de la escalada, del alpinismo... Por ejemplo, para Walter Bonatti el uso de los buriles, destruía gran parte del atractivo de subir montañas, eliminaba la sensación de inaccesibilidad...¿cuál es tu opinión respecto a esto?

Es verdad que la modernización del material ha influido mucho, incluso en el concepto que tiene la gente de imposible y posible. En hielo, por ejemplo, se han construido herramientas de modo que una persona, con un cursillo de un fin de semana de escalada en hielo, si es atlético puede subir una cascada vertical, cosa que hace 20 años era mucho más difícil. Ahora la gente llega a hartarse de hacer lo mismo y utiliza sus herramientas también en roca, por ejemplo....Por ejemplo el nacimiento del mixto ha podido ser posible porque éstas han mejorado, simplemente. Dentro de 5 años veremos piolets especializados para el hielo y otros para mixto. Lo mismo ocurrirá con los crampones, los habrá que vayan muy bien en roca y otros que vayan muy bien en hielo. Todo esto facilitará la ascensión. La gente utiliza estos avances para explorar...existen paredes hoy en día inaccesibles, pero con el tiempo se descubrirá la manera, y en parte será por el nuevo material.

La excesiva mediatización de las expediciones...demasiada información...medios de comunicación casi siempre presentes en las expediciones...¿es algo que te agrade? ¿Lo ves como una consecuencia lógica de la evolución tecnológica en relación con el alpinismo?

Manel de la Mata 
Carlos y Manel de la Mata escalando en Port de Beseit, Cataluña 

Hay dos maneras de mirarlo y hay que mirarlo de dos maneras, es decir: primero, se ha creado un acceso al público, se han abierto unas barreras a la juventud tremendas...hay gente hoy en día que se quiere dedicar al alpinismo porque hay una audiencia que les mira y escucha de lejos, sobre todo con el uso del Internet. Que un joven de 23 años pueda, tras haber firmado con una compañía de informática, escribir en una página web durante el transcurso de su expedición en una montaña de Asia, y la gente puede saber hasta lo que ha desayunado ofrece muchas posibilidades... El alpinista nunca va a ganar dinero, el único que lo va a ganar es el intermedio: la compañía que pone un anuncio en la página va a ganar 100.000 dólares, y el alpinista quizá 2.000...aunque siempre ha funcionado así el mundo de los negocios...

La otra manera de mirarlo sería: cómo va cambiando la manera de actuar de una persona por tener uno de estos acuerdos. Este chico, que trabaja para una empresa de Internet y tiene un contrato de 10.000 dólares, y tiene que mandar fotos digitales, si un día se encuentra con una tormenta y ve que no puede subir, y espera y pasa una semana de mal tiempo...al ver el más mínimo claro en el cielo va a intentar subir, y es ahí cuando existen grandes posibilidades de que ocurra un accidente. Es lo que pienso que puede ocurrir hace un año con Alex Lowe en el Shisha Pangma...no es que todo tenga que ver con eso, pero si tienes unos sponsors muy fuertes, y quieres tener una relación buena, tienes que dar resultados...Y cuando los resultados se ven inmediatamente como es en el caso de Internet la presión es aún mayor. Esto es un gran cambio: cuando esta presión se da en la montaña, el alpinista se ve obligado a actuar de manera que el patrocinador quede contento y le vuelva a financiar la expedición, con lo que me temo que veremos muchos conflictos y problemas debido a esto.

Tu currículum habla de incontables hazañas en algunas de las montañas más difíciles del mundo ¿te queda algún reto alpinístico por cumplir? En caso de ser así...¿qué proyectos tienes en mente?

Manel de la Mata 
Buhler y Manel descansando en una reunión, en Port de Beseit 

Siempre tengo cosas en la cabeza sin cumplir...pero no tengo en la cabeza una serie de hazañas que quiera terminar en esta vida, mis sueños de hoy son muy diferentes a los que tenía en el año 76...también va con mi capacidad alpinística. Supongo que, a lo mejor, estoy en mis últimos años de poder alpinístico ...Subir una montaña me da mucha satisfacción pero entiendo que no puedo competir con la nueva generación, con esta gente que puede subir 8a y subir M10 o M9, ellos van a subir mucho mejor que yo, pero mis objetivos han evolucionado. No hay nada por lo que me pueda sentir vacío en caso de no poder hacerlo en dos años, por ejemplo, nunca he sentido que fuera necesario subir el K-2 para definirme como alpinista..a pesar de que haya habido años en los que realmente era muy importante conseguirlo. Uno de mis sueños de hoy en día sería abrir una nueva vía en la cara norte del Nuptse, en Tíbet, una montaña prácticamente desconocida y bajita (7.100 m). Para mi es bellísima, y me encantaría poder subirla...llevo 15 años pensando en ella y espero poder hacerlo dentro de un año, pero si no lo consigo es igual, habrá otras cosas.

Himalaya, Alpes, Andes...¿qué prefieres?

Es muy difícil escoger, porque el deporte del alpinismo es diferente en cada uno de estos sitios. Lo que se practica en el Himalaya no tiene nada que ver con lo que se practica en las montañas canadienses, por ejemplo... Yo soy generalista, nunca he escogido una región...en mi vida siempre he intentado mirarme a un espejo y preguntarme: "Carlos, ¿cuál es tu debilidad, dónde necesitas mejorar?". Elijo el lugar en función del tipo de escalada en que necesite mejorar.

Subir una montaña con o sin oxígeno artificial...¿representa para ti dos montañas distintas? ¿Cuál es tu opinión respecto a su uso?

En mi última expedición al Everest, en 1983, fuimos a abrir una nueva vía, y yo usé oxígeno el último día de la ascensión. El líder de la expedición nos dio la oportunidad de decidir si queríamos llevar la botella o no, ya que íbamos sin sherpas ni porteadores. Con lo que desde 6.600 metros había que decidir si la acarreábamos o no. No tengo nada en contra del oxígeno, ni contra las decisiones que la gente puede llegar a tomar: si una persona va con una expedición guiada si lo utiliza pues muy bien, si no pues también...La satisfacción de la escalada tiene mucho que ver con los pequeños detalles (subir en invierno, en verano, con una persona, con diez...) lo verdaderamente importante es informar a los demás de que lo estás usando y cómo lo haces.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International