Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | ENTREVISTAS | 30 de Julio de 2001

Araceli Segarra vuelve al K-2 y al Kangchenjunga

Por Arancha Vega Rubio  | 

Araceli Segarra se dispone a pasar sus vacaciones escalando en México, pero no se olvida de su carrera como ochomilista y tiene claro cual va a ser su próximo proyecto: no quiere nuevas montañas, sino volver a las que se le resistieron.

 
Araceli Segarra 

La catalana Araceli Segarra no para. La "pillamos" en Barcelona justo antes de irse de vacaciones pero, a pesar de un corto periodo de descanso (para ella, un periodo de descanso significa irse a escalar a Mexico), vuelve a los entremientos para meterse de lleno en un proyecto muy ambicioso. Araceli vuelve al Kangchenjunga y al K-2, los dos grandes ochomiles que se le resistieron las dos últimas temporadas. Pero esta vez, además, está dispuesta a enlazarlos. Si lo logra, sería la primera mujer que consigue lo que ella llama "Top 3", las tres montañas más altas del mundo.

Ya que ha pasado un tiempo prudencial, y con el asunto frío y meditado, ¿qué te queda de la experiencia del Kanchengjunga?

Bueno, hay muchos matices importantes sobre esa expedición. Lo genial es que éramos sólo ocho personas (al final, seis) en una montaña tan enorme como el "Kanchen". Eso le da un ambiente diferente, parecía algo tan original como el que podía haber sido ir en los viejos tiempos al Everest, es decir, llegar al pie de una montaña donde no hay nadie. Tu escalas tu ruta y ya está, no hay nada puesto. Lo cierto es que me da un poco de pena el hecho de que nos juntamos con otra expedición de la que no recibimos ninguna ayuda. No abrieron ruta, no fijaron cuerda ni ayudaron en nada; lo unico que hicieron fue pegarse a nuestros talones. Y eso nos pesó mucho, sobre todo a Héctor, que fue quien abrió casi toda la ruta y fijó casi toda la cuerda. Eso nos cansó mucho.

Nosotros éramos tres y en principio pretendíamos subir por la cara norte, pero allí no había nadie y no nos vimos capaces de hacerlo solo. Por eso nos unimos a cinco personas que estaban en la cara sur, con la intención de colaborar en todo momento, pero manteniéndonos independientes. Resultó que fuimos demasiado independientes. Ellos vieron que nosotros abríamos y fijábamos, y no ayudaron. Fue bastante triste.

Después de Everest, te lanzas de cabeza precisamente al K-2 y al Kangchenjunga ¿Tienes algún motivo especial para ir a escoger las que tienen fama de más difíciles entre los ochomiles?

Bueno, no sólo eso, sino además por sitios que no va gente. El K-2 no tiene nada que ver por el espolón de los Abruzzos que por la Norte. No se por qué, pero me gusta hacer cosas que no son las normales. Me gusta.

Y piensas volver...

Sí. Tengo la intención de volver el año que viene a los dos, uno detrás de otro.

Vaya...

Bueno, es una manera de complicarse más la vida. Además, esta vez, en el Kangchenjunga, a ocho mil metros, me encontraba perfecta, estaba perfectamente bien en altura. Lo que motivó mi decisión de bajarme fue el frío, estábamos en mitad de una tormenta.

Pero esta vez lo que tengo claro es que sólo iré si consigo esponsorización. Para el Kangchen" me tiré de la moto y me fui pagándomelo todo yo, pero no puedo volver a hacerlo.

 
Araceli en la cima del Everest (8.848 metros) 

Así que vas a tener que volver al Everest para conseguir "sponsor"...

No! Yo no vuelvo al Everest. Tal y como está en este momento, para nada. No hay buen ambiente.

Pues serás la única, porque parece que ahora todo el mundo quiere escalar el Everest.

Pues que suban ellos...

¿Crees que el "boom" del Everest es un fenómeno pasajero?

Ni idea, con esas cosas nunca se sabe. También hubo alguno que pensaba al principio que Internet no iba a llegar a ninguna parte, y mira...

Bueno, volvamos a temas más agradables, ¿Dónde vas a escalar?

Me voy a México.

Vaya ¿Alguna montaña en especial a la que tengas echado el ojo?

No, la verdad es que voy con gente de all´ñi y no llevo ningún plan. Solo quiero viajar, ver aquello, y decidir sobre la marcha.

Así que de momento, no vas a entrenar para los dos ochomiles.

No, voy a aprovechar las vacaciones, pero en cuanto vuelva empezaré con pruebas de esfuerzo, con controles, y a ponerme cachas.

Por cierto,¿ tienes algún método especial para entrenar las grandes ascensiones, o sólo mantienes tu nivel de forma?

La verdad es que no sigo un entrenamiento específico. Un ochomil es paciencia y buena predisposición física. Si vas manteniendo esa buena predisposición y, como mucho, la entrenas un poco más. Tampoco puedes pasarte y acabar con agotamiento muscular.

¿Llevas bien la altura?

Pues sí, la verdad es que yo misma estoy sorprendida. En el Kangchenjunga no tuve ningún problema, y eso que entramos con un helicóptero que nos puso directamente a 4.500 metros. Notas el cansancio, pero no tuve dolores de cabeza ni los problemas que suele acarrear la altitud.

Pues eso que llevas ganado. Buen viaje a México, y esperamos conocer pronto novedades de tu proyecto "Top 3"

Sí, es como llamo yo al proyecto de escalar tres montañas más altas del mundo. Ahora estoy empezando a moverlo, y espero tener más datos pronto.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International