Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | ENTREVISTAS | 20 de Agosto de 2001

Carlos Soria prepara más expediciones que nunca

Por Angela Benavides  | 

Preguntamos al alpinista madrileño si tenía algún proyecto alpinístico en mente... Tras escuchar su respuesta, nos arrepentimos de no haberle preguntado, más bien, qué no tenía pensado hacer. Su próximo viaje a Bolivia es sólo la aclimatación para lo que viene luego.

 
Carlos Soria durante su ascensión al Everest esta primavera 

Carlos Soria parece sufrir un extraño mal que aqueja a muchos habitantes de la Capital: sólo echan de menos Madrid cuando están lejos y, una vez de vuelta en la ciudad, no hacen más que planear cómo salir de ella. Si algún iluso pensaba que el veterano alpinista podía estar empezando a tomarse las cosas con calma, se equivoca de plano. Ahora mismo está haciendo la mochila para viajar a Bolivia, donde subirá el Sajama, el Huayna Potosí, y todos los nevados que se le pongan delante. Sin embargo, su objetivo está muy lejos de Sudamérica. El madrileño se plantea la actividad en Bolivia como parte del entrenamiento y el comienzo de la aclimatación para "un destino más alto". En concreto, de 8.167 metros.

Nos contó todo a lo largo de una entrevista mantenida con la Redacción de Barrabés.

Pensábamos que estarías descansando, y te pillamos haciendo el macuto... ¿Qué vas a hacer en Bolivia?

Me voy a aclimatar. Voy con unos amigos italianos que ya vienen aclimatados del karakorum . Subiré, lo que hay por allí, los volcanes... El Sajama, el Huayna Potosí, el Condoriri, etc... Vuelvo a Madrid el 7 de septiembre y, tres días más tarde, saldré para el Dhaulagiri.

Vaya, otro ochomil... ¿Alguna ruta en concreto?

No, voy por la ruta clásica.

Parece que le quitas importancia...

Bueno, es que ya pienso en el año que viene.

Cuando supongo que no te vas a dedicar al golf...

No... Me voy a escalar un sietemil virgen en Nepal. Bueno, eso será en primavera, porque en verano voy al K-2.

Perdona por preguntar si tenías "algún" proyecto... Debería haber preguntado si pensabas pasar algún día por Madrid.

Sí, en cuanto a proyectos ando un poco apretado. Dicho así no sé si dará tiempo a todo, pero todos son proyectos en firme y parece que van a ser viables.

 
El K-2, ambicioso objetivo para Carlos Soria 

Suena un poco estresante, no?

Si, bueno, está bien. A mí me gusta. Lo que es verdaderamente estresante es hacer sillones, atender a los clientes [Carlos Soria, cuando no está en alguna montaña, trabaja en la tapicería de la que es propietario]

Con quién vas este otoño al Dhaulagiri?

Voy con Silvio Modeli, un italiano que subió esta primavera al Everest sin oxígeno, y con Edurne Pasabán. También viene Mario, otro italiano que subió conmigo al Everest.

Con tan poco tiempo entre un ochomil y otro, ¿sigues algún tipo de entrenamiento, o sólo te da tiempo a recuperar los kilos que pierdes en cada expedición?

Si, estoy entrenando, y eso que tengo una rodilla hecha polvo... Pero voy curándome la rodilla y fortaleciendo, precisamente para todo lo que me espera.

Pero, a este ritmo ¿Qué entrenamiento necesitas?

Sobre Todo desniveles, acumular metros. Y, si no puedo salir, entreno cardio-vascular en cinta y bici estática en casa. Pero, sobre todo, salir a la sierra, escalar un poco y andar bastante. A veces más fuerte, a veces más suave, pero constantemente. Sobre todo, me gusta subirme con el perro a la Pedriza. Al yelmo, a la Pared de Santillana, etc... Así hago desniveles y también escalo. Por desgracia, no es un entrenamiento dirigido por un profesional. Entreno un poco a mi aire. Ojalá tuviera un entrenador para optimizar todo el esfuerzo, pero no he encontrado ninguno...

Te quejas de molestias en una rodilla pero, en vista de cómo andan las articulaciones de una gran mayoría de montañeros que han forzado el cuerpo mucho menos que tú... me atrevería a decir que tienes mucha suerte.

Sí, es cierto. La verdad es que el otro día me hicieron unas radiografías y me dijeron que, aparte de algún desperfecto inevitable, estaba bien y, sobre todo, que no estaba peor que hace cuatro o seis años. Lo que ocurre es que mi pierna izquierda tiende a darme problemas. O, mejor dicho, me da problemas en cuanto me paro. Cuando estoy andando por la montaña, cuando estoy entrenado y haciendo ejercicio continuamente, en las expediciones, entonces ni la noto. Pero en cuanto bajo el ritmo, empieza a doler.

Entonces, la clave está en no parar...

Exacto, je, je... Por eso ya me he puesto en marcha otra vez. Además estoy fortaleciendo cuádriceps, porque en el Everest perdí mucha masa muscular. También para eso me vendrá bien ir a Bolivia, donde pretendo estar en altura todo el tiempo que pueda... Bueno, y subir al Sajama, que no he subido nunca. Los volcanes de allí me dan oportunidad de aclimatar de manera divertida.

Para luego ponerse serios en el "Dhaula"...

Si, en el Dhaulagiri, en el sietemil aún sin escalar del Nepal y, sobre todo, en el K-2.

 

Veo que es el favorito de tus proyectos. ¿Formarás parte de una expedición internacional?

No, voy con gente de Madrid.

¡Vaya! Eso si que es una novedad, porque no se oye hablar mucho de alpinistas de Madrid.

Eso es cierto, desde los ochenta, no sé que nos pasa a los del centro...Y para uno bueno que había, nos ha dejado...

¿Conocías mucho a Alfonso Vizán?

Uf... No sabes lo mal que lo he pasado, Alfonso era como un hijo. Su madre era amiga mía de la infancia y fue ella quien me dijo un día que me lo llevase a la sierra a ver si le gustaba. Y, ya ves, desde que fue una vez a los Alpes con una excursión de aquellas que organizábamos con el club, se quedó totalmente enganchado. Yo hice con él la Norte del Cervino, la Civetta, en fin... Era un gran alpinista, y teníamos mucho trato. Ha sido muy triste. Pero es lo que hay y lo que hay que aceptar en esta actividad.

Si, mejor mirar hacia adelante. ¿Tienes ya el equipo formado para el K-2 2002?

Bueno, he hablado con Jorge Palacios (el campeón de esquí de montaña), con Carlos Suárez y tal vez venga también Luis Fraga. Todavía estamos hablándolo pero, en cualquier caso, será un grupo pequeño, de no más de cuatro escaladores.

Les has hablado de alguna ruta en concreto o ese es, como quien dice, el menor de vuestros problemas?

Es pronto pero... a mí me gustaría ir por la Cessen.

Te he oído hablar del Dhaulagiri, del K-2 por la Cessen, pero no del Broad Peak... Sigues pensando en escalarlo, o le has cogido manía?

Claro que sigo pensando en el Broad Peak, no le odio, ni mucho menos. Me ha hecho sufrir mucho, y también lo he pasado muy bien allí. Y no me rindo. Subiré algún día, espero que me dé tiempo.

Desde luego, si mantienes el promedio de los próximos meses, el Broad y tú volveréis a veros las caras... Por cierto, ¿Nunca te has planteado bajar el ritmo, o empezar a compaginar la montaña con otras actividades?

Quieres decir pensar en dejarlo? No, jamás! Nunca me ha faltado motivación. Hombre, también me gustan otros deportes como la bicicleta y el esquí de montaña, y los practico cuando puedo. Pero no cambio por nada subir montañas. Lo de dejar de escalar no es algo que vea como una posibilidad cercana.

Es cuestión de mantenerse en forma...

Pero lo importante no es el estado de forma, sino el estado de ánimo. Hombre, si estás hecho un asco, no subes a ningún sitio, y desde luego, es cierto que yo me niego a subir a ninguna parte arrastrándome; ese sería el día de plantearse dejarlo o de bajar el listón. Pero el ánimo es fundamental. Y para mantener el ánimo, necesito la satisfacción de hacer cada cosa en buenas condiciones y en un tiempo aceptable.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International