Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 02 de Mayo de 2001

Everest: Progresan a buen ritmo tanto los ...

Por Alfonso Gallán  | 

La "Samuel Rubio" por la cara sur, ha instalado ya su Campamento III a 7.250 mts. y continua avanzando hacia el collado sur. Los venezolanos del Proyecto Cumbre por la cara norte inician ahora el primer porteo al Campo I.

 
Progresando hacia el Campo IV 

El último correo enviado por la expedición castellano-leonesa al Everest, la "Samuel Rubio", deja traslucir un cierto optimismo contenido. La situación de los expedicionarios es buena, aunque alguno de ellos haya sufrido los rigores de la altura, cinco de sus miembros han rebasado los 7.000 mts. para montar el Campamento III a 7.250 mts. Hasta el Campo II (6.350 mts.) han conseguido subir gran cantidad de material que les facilitará enormemente la instalación de los restantes campamentos de altura.

Este es un resumen de sus progresos.

 
La altitud comienza a pasar factura, remontando las cuerdas fijas, hay que parar a descansar 

"Son las 6 de la mañana y aunque ya es de día, el frío es tan intenso que se puede coger con las manos. Los dedos se encuentran encogidos, tiesos como palillos.

Estamos a 6.700 metros de altitud, por encima del Campamento II que hemos instalado a 6.350 metros, en el idílico lugar conocido con el nombre de El Valle del Silencio. La pendiente ahora se torna muy inclinada al abordar la pared del Lhotse. Una cuerdas fijas de dudosa calidad, las denominadas corean rope, facilitan el acceso por los tramos más verticales en los que las puntas de nuestros afilados crampones apenas llegan a morder en el hielo. Cada poco hay que parar a tomar aliento colgados de la cuerda, la presión del oxígeno es tan pequeña que el esfuerzo llega a hacerse sobrehumano.

Sólo los sonidos estruendosos causados por los aludes que de vez en cuando deslizan su caudal de hielo por las laderas de las montañas que nos rodean, así como los ruidos del glaciar que en su constante movimiento va abriendo profundas grietas, son capaces de sacarnos del éxtasis en el que nos sume esta particular rutina.

 
Hay que tener cuidado donde se pone el pie, la temporada ha sido seca y el hielo está muy duro 

Estamos ahora a 28 de abril y nos hemos situado en el ecuador de la expedición. La altitud va haciendo sus primeros estragos en el grupo expedicionario, el vivir, como mínimo a 5.300 metros de altitud, sometidos a las rigurosas condiciones, va cobrando las primeras bajas, aunque esto es algo que ya era previsible.

La situación es que cinco de los miembros del equipo expedicionario han rebasado ya la simbólica cota de los 7.000 metros (uno incluso ha pasado de los 7.400), tenemos instalados con sus correspondientes tiendas tres campamentos de altura, el I a 6.000 metros, el II a 6.350 metros y el III a 7.250 metros de altitud. El Campo II es una especie de Campo Base avanzado y en él está ya todo lo necesario para avituallar los campos de altura siguientes y nuestros sherpas están dispuestos a alcanzar el Campo IV que ubicaremos a casi 8.000 metros en el collado Sur, operación ésta que tendrá lugar en los próximos días.

Según estas consideraciones, la logística del aspecto material está perfectamente desplegada por lo que los pronósticos como puede deducirse son muy favorables.

La moral del grupo está alta y esperamos que el Chomolagma tenga a bien el permitirnos un intento para alcanzar su cima que podrá situarse el los próximos 10 o 15 días.

Somos conscientes de la repercusión que nuestros movimientos en el Everest tienen en nuestra tierra y por ello hemos asumido el compromiso de enlazar con las ilusiones que en nosotros depositan los que siguen nuestra aventura, por lo que estamos seguros de no defraudar a nadie ya que pondremos todas nuestras fuerzas y nuestro mejor quehacer para culminar este proyecto de ascender a la montaña más alta de la Tierra".

Isidoro Rodríguez Cubillas

Los venezolanos del "Proyecto Cumbre" por su parte, intentan alcanzar los 8.848 mts. de la cumbre del Everest (Chomolugma para los tibetanos) por la cara norte, Tibet. Después de aclimatarse ascendiendo al Island Peak, comienzan los porteos para montar el Campamento I, a 7.000 mts. También ellos nos envían periódicamente sus crónicas, estas son las últimas recibidas.

Campo Base Avanzado (ABC) 28 de Abril

 
Los venezolanos tienen a punto su Campo Base Avanzado 

"Nos encontramos un paso mas altos en nuestro ascenso del Everest. Luego de permanecer dos días en el campo base a 5.250 mts, proseguimos la marcha con ayuda de los "Yaks". Nuestro carga consistía de 2.100 Kilos de equipos y alimentos, y serian transportados por estas nobles bestias hasta la increíble altura e 6.450 mts.

El día 25 salimos con la mitad de la carga, pues no había suficientes animales disponibles, y en una primera jornada marcada por los vientos y una nevada, alcanzamos un punto intermedio en el glaciar Rongbuk Este, a unos 5.850 mts. Pernoctamos allí, y el 26 proseguimos en un día azul y radiante.

Mientras el camino discurre por un terreno espectacular, flanqueado por torres de hielo cristalino y azul, de hasta 40 metros de altura, en el pasaje denominado "The Trough".

A las dos de la tarde del dia 26 llegamos al campamento base avanzado, a 6.450 mts de altura. A pesar de la presencia de numerosas expediciones, encontramos un buen lugar para instalarnos, sobre un terreno mixto de morrena (roca y hielo). Esa tarde solo hicimos lo mas necesario para pasar la noche, y el día 27 fue dedicado a hacer la instalación mas permanente, en medio de condiciones mas "humanas". De todas formas hasta la llegada de la segunda carga de los yaks, que se esperan para el 29, estamos a medio instalar, y nos tenemos que conformar con sentarnos sobre los morrales en el helado suelo de la carpa comedor. En la noche las temperaturas bajan hasta los 15 a 18 bajo cero, y muchas veces empeorado por el factor del viento.

Durante la mañana de hoy 28 hemos hecho la ceremonia religiosa de la "puya", en la cual se hacen ofrendas a los dioses locales para la buena marcha de la expedición. Una mañana esplendorosa, junto a los sentidos cantos y ritos dirigidos por nuestro amigo Pasang, que fue monje budista durante mas de cuatro años, fueron el escenario perfecto para ponernos en sintonía con la Chomolungma, y su exigente pero fascinante ambiente.

Todos hemos sentido el impacto de la altitud, pero vamos adaptándonos adecuadamente, especialmente tras nuestra escalada al Island Peak en días pasados. Probablemente mañana se hará el primer porteo de material hacia el campamento 1, a unos 7000 metros".


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International