Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 27 de Septiembre de 2001

Malos tiempos para ir de expedición

Por Arancha Vega Rubio  | 

Lo que no consiguió la guerrilla maoísta ni los precios del dólar, lo han causado los atentados en EE.UU: el gobierno de Nepal ve cómo sus ingresos por turismo caen en picado, mientras que Pakistán da la temporada de otoño por "suspendida"

 
Para muchos alpinistas, conocer a los pobladores de las montañas es tan enriquecedor como lo propios picos. En la foto, Edurne Pasabán con niños nepalíes 

Justo cuando las cosas parecían ir realmente bien, sobreviene la crisis. El gobierno de Nepal hyabía visto que sus ingresos por turismo (sobre todo basado en el turismo de aire libre y alpinismo) crecían, según avanzaba el año 2.001; ni los asesinatos en el seno de su Familia Real, ni las huelgas, ni actividades de las guerrillas de ideología marxista habían incidido en el número de reservas que, por el contrario, estaban aumentando al mismo ritmo que este tipo de turismo "deportivo" se impone en gran parte del mundo como opción de vacaciones. Una agradable sorpresa. Las expectativas para los meses de otoño, pues, no podían ser mejores, animadas por una temporada de primavera muy activa. El gobierno nepalí se muestra decidido a luchar contra el terrorismo para asegurar la seguridad de los extranjeros que se encuentren de visita dentro de sus fronteras, y recuerda que el año próximo es el Año Mundial de las Montañas, por lo que, a modo de celebración, decide abrir al "publico alpinista" muchos picos a los que hasta el momento estaba prohibido ascender. Una tentación demasiado grande para dejarla escapar... ¿O no?

Seguros a prueba de bombas:
Los optimistas esperan que la crisis turística se supere gracias a un cambio en los destinos, pero hay factores a los que ningún lugar del mundo puede escapar. Por ejemplo, pronto se registrará un aumento de hasta un 15% en las pólizas de seguros de viaje, debido a la inclusión de "cláusulas de terrorismo", para cubrir los perjuicios directos o indirectos que pueda sufrir el viajero por causa de un atentado.
Los atentados contra el corazón de Estados Unidos, y las consecuencias a nivel mundial que ha traído, y que apenas acaban de empezar a darse, ha dejado conmocionado a todo el planeta y ha hecho cambiar de planes a muchos aficionados al trekking y al alpinismo de altura El ministerio de Turismo del país del Himalaya ha hecho declaraciones alarmantes, tal como recoge www.nepalnews.com: las agencias locales asisten impotentes a cientos de cancelaciones. El problema no es el país en sí, ni el temor a atentados en territorio nepalí. Lo que ocurre es que la gente teme los efectos de la respuesta de los EE.UU en todo Asia Central (el epicentro del conflicto está muy cerca) y, sobre todo, teme meterse en un avión. Sobre todo teniendo en cuenta que los vuelos que unen Europa occidental con Nepal suelen hacer escala en Pakistán o en países de oriente Medio para lo que, evidentemente, deben atravesar un espacio aéreo que promete ponerse al rojo vivo durante los próximos meses.

 
Más que al estado de los caminos, ahora los viajeros tienen miedo a volar en avión 

Esta circunstancia queda comprobada porque el derrumbe en las cifras de reservas en los vuelos afecta también a otros países: La India ha sufrido una caída del 70% en su tráfico aéreo de pasajeros, y las consecuencias se dejan notar incluso en Tailandia. Al parecer, casi todos los vuelos directos desde Europa hasta el Sudeste asiático sobrevuelan Afganistán y el Golfo Pérsico. Sobre las conexiones con EE.UU., no hace falta decir nada; ya lo expresan con suficiente claridad las imágenes que ofrecen los noticiarios cada día.

Aunque muchos empresarios turísticos aún esperan que las cosas se calmen y algunos turistas anulen sus cancelaciones, tampoco ayuda que todos los países cercanos al conflicto aumenten las medidas de seguridad en general, y muy especialmente en sus fronteras (recientemente, según informa la prensa de Nepal, India ha desplegado 10.000 soldados a lo largo del límite con este país).

 
Cecilia Buil tuvo que vestirse a la pakistaní en su última visita a este país. Las tres chicas viajaban solas pero debían pasear por las calles de Rawalpindi acompañadas por un varón 

En cuanto al Tíbet, bajo dominio de la República Popular China, la única noticia que hemos tenido al respecto ha sido la prohibición hecha por el gobierno a última hora al británico John Hemppleton-Adams de intentar sobrevolar el Everest en globo. Las expediciones en la vertiente norte del Everest y en el Shishapangma prosiguen sin novedad, pero es de esperar que el sector turístico sufra la misma recesión ya que los viajes a estas montañas suelen partir de Nepal.

Si el turismo en Nepal pasa por un mal momento, en Pakistán podría decirse que, directamente, ha dejado de existir. Las agencias locales aseguraban hace pocos días que los turistas no corrían peligro y que las manifestaciones a favor de los Talibanes respondían a una minoría exaltada, pero al mismo tiempo recomendaban (como ocurrió con la expedición francesa al Rakaposhi, según informaba www.glenatpresse.com) que los extranjeros no saliesen solos a la calle.

 
Ni los impresionantes picos del Karakorum han podido escapar al conflicto 

Este país, fronterizo con Afganistán, es el único que aún no ha roto relaciones con el régimen talibán. Previsiblemente, allí se estén desplegando tropas estadounidenses, y además posee armamento atómico, un factor peligroso, teniendo en cuenta que, según algunos sectores de opinión, las diferencias entre la postura del gobierno (de carácter militar, y que tomó el poder tras un golpe de estado que, después de todo, no sorprendió a nadie ni levantó la más mínima réplica) y la población podría llevarle a la guerra civil. No parece, en definitiva, el mejor sitio para perderse entre las, por otra parte, increíbles montañas del Karakorum.

De nada sirve ya la cantidad sin precedente de expediciones que habían llegado a este país en primavera para ascender alguno de sus cinco ochomiles, recorrer la Karakorum Highway, hacer trekkings como el de Baltoro, escalar en las grandes paredes que pueblan el país, etc... Tampoco vale ya la decisión del gobierno de reducir (según informaba k2climb.net) los precios de los permisos de ascensión para sus montañas, con la intención de promover un tipo de turismo que ya estaba dando buenos frutos.

 
La karakorum highway es la ruta mítica para aventureros y alpinistas que viajan a esta cordillera (al fondo, en la foto, el Nanga Parbat) 

Es de prever que las cordilleras de Pamir y Tien Shan, relativamente muy visitadas por españoles, corran la misma mala suerte. Como comentábamos en una noticia reciente, el país en discordia, Afganistán, se encuentra precisamente rodeado de muchas de las montañas más altas del mundo .

En resumen, es una lástima que la política y la violencia se interpongan en nuestra vida y en nuestras ilusiones, pero nadie puede huir de ello.

Desde barrabes.com. después de todo, hablamos desde la visión del montañero, un turista al fin y al cabo, pero no dejamos de pensar en la población civil de toda la zona, que va a sufrir las consecuencias del conflicto de una forma mucho más trágica y directa. Muchos expedicionarios recuerdan con especial viveza y cariño el contacto con las poblaciones que viven en las montañas; tal vez sea en ellos, y no en los picos, en quien debamos fijarnos.

Consejos oficiales:
Las autoridades de los países que "generadoras de turistas" (Europa, Japón, etc...) han publicado comunicados, han recomendado no viajar a la zona del conflicto: por descontado, hay que evitar Afganistán y, por extensión, también Pakistán, aunque sus informes varían según la relación de cada Estado con este último país. La web del Ministerio de Asuntos Exteriores español publica una breve nota desaconsejando viajar a este país. El Foreing Office británico ha emitido un comunicado mucho más extenso, diferenciando por zonas y ofreciendo un número de teléfono donde obtener información sobre los ciudadanos británicos que se encuentren en Pakistán. Además, ofrece una serie de consejos generales para viajeros:
  • Escoger bien el destino
  • Evitar sobrevolar el espacio aéreo afgano Una vez en el país extranjero, evitar zonas de conflicto y, en las ciudades, no meterse en manifestaciones o incluso en eventos multitudinarios.
  • Estar muy atento al desarrollo de los acontecimientos a nivel mundial (no es el mejor momento para esos viajes en los que uno se olvida del mundo).
  • Tener en cuenta que los retrasos son cada vez más comunes y que muchos vuelos se anulan. Confirmar con la compañía aérea la salida del vuelo a tomar.
  • Mal de muchos...
    El sector turístico ha entrado en crisis. La Organización Mundial del Comercio aventura una caída del 1,5% en el sector a nivel global aunque, concretando, las mayores pérdidas se espera que las sufran las líneas aéreas -sobre todo las que cubren vuelos de larga distancia-. Se ha calcula que las compañías de vuelos comerciales perderán 10.878 millones de euros (al cambio, 1,81 billones de pesetas). Las consecuencias de esto no están muy claras. Expertos en turismo preveían una bajada en las tarifas aéreas para promocionar como fuera el uso del avión. Sin embargo, Iberia ya ha advertido de una próxima subida en los precios de los billetes.


    Síguenos

    Buscar en el archivo

    Texto a buscar

    Por fecha

      

    Por categorías









    Artículos más recientes

    Suscríbete al Boletín
    Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
    Síguenos
    Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
    Tiendas Barrabes
    Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
    ¿Necesitas ayuda?
    Envíanos tu consulta
    ESCRÍBENOS
    o llama al
    902 14 8000
    o con tu tarifa plana al 974 215 497
    (Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
    España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International