Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 01 de Octubre de 2001

Las expediciones en el Everest llegan al Collado Norte

Por Angela Benavides  | 

La expedición de Ed Hommer y el grupo de Hungaros que intentan la cara Este, tienen ya instalado el Campo Base Avanzado. Desde Allí, los americanos han fijado cuerdas hasta el collado norte, que también fueron útiles para los húngaros... y para un perro.

 
La expedición húngara acaba de llegar al Collado Norte del Everest 

La expedición Everestquest, cuyos miembros procenden de EE.UU y Canadá, lleva varios días en el Campo Base Avanzado (sobre los 6.400 m., sobre el Glaciar de Rongbuck Este) del Everest, donde han tenido tiempo de aclimatar y de empezar a ganar metros al techo del mundo. A lo largo de cinco días de escalada, los norteamericanos han instalado cuerdas fíjas hasta alcanzar el famoso Collado Norte, a 7.000 metros. Como anécdota los americanos cuentan que, el día en que alcanzaron los siete mil metros, compartieron la llegada con sus vecinos de Campo Base: los húngaros usaron las cuerdas fijas para llegar hasta los 6.920 metros, donde estaban los americanos, reunidos en una gran repisa bajo el collado.

 
Los miembros de la expedición, ultimando preparativos en el CBA 

Pero no fueron los únicos en llegar a la reunión. Sin previo aviso, apareció un perro de los que deambulan por los campos base y entre las caravanas de yaks, que no no sólo había seguido a la expedición a través del laberinto de grietas del glaciar de Rongbuck, sino que de alguna manera se las había apañado para superar resaltes de hielo de hasta 75º, el solito. AL llegar en la repisa, el chucho se hizo un ovillo tras un bloque de hielo y se quedó dormido. A la hora de bajar, los expedicionarios lo llamaron, pero el perro no se movió. De vuelta al CBA, comentaban la hazaña del animal y sus dudas sobre cómo se las apañaría para bajar hasta que, ya de noche, oyeron sus persistentes ladridos junto a las tiendas, que parecen ser una costumbre para el bicho y que le ha valido el nombre del Deep Fry (algo así como "frito a fuego fuerte"), pensando en lo que los alpinistas harían con él si le pillan.

Por su parte, la expedición húngara, que tiene previsto ascender la expuesta cara este y luego enlazar con la travesía Everest-Lhotse, afirma haber comenzado a escalar (una vez montado el Base Avanzado). Ellos hablan de su ascensión como de un "sitio a la montaña", en el que la prisa es mala consejera y, poco a poco. En su última crónica comentan que el grupo se ha dividido en dos y, mientras unos montan un campamento de emregencia al pie de la pared y lo avituallan con comida y material desde el Base Avanzado, dos escaladores han empezado a fijar largos, aunque comentaban que la roca está tan rota que , por mucho cuidado que tenga el primero de cuerda, continuamente deja caer piedras de tamaño considerable, que debe ir esquivando el de abajo.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International