Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | ENTREVISTAS | 20 de Septiembre de 2001

Thomas Huber comenta su doble ascensión a los ogros

Por   | 

El escalador alemán habló con la redacción de Barrabes.com sobre su experiencia en Pakistán, donde protagonizó la actividad más importante de la temporada: la primera ascensión al Ogro III y la primera repetición al mítico Ogro.

Foto: www.berghaus.com 
Thomas Huber, durante su ascensión al Ogro III 

Thomas Huber salió del Karakorum pakistaní "por la puerta grande": su plan inicial era escalar la sur del Ogro (7.285 m.), algo que sólo Sir Chris Bonington y Doug Scott habían podido ascender en 1977, para protagonizar un épico descenso de Bonington con una costilla rota bajando a su compañero que se había fracturado las dos piernas. Sin embargo, tuvo que cambiar de objetivo para dejar paso a una expedición americana. Se dirigió entonces al inescalado Ogro III (6.800 m.), llegando hasta la cumbre a pesar de mal tiempo. Después, viendo que los americanos habían renunciado a su "montaña" aprovechó cuatro días de buen tiempo para subir de manera rápida y eficaz, hasta la misma cima.

De vuelta en Alemania, no ha tenido un minuto de descanso, organizando conferencias, viajes y futuras expediciones pero, entre una cosa y otra, ha encontrado un momento para contestar a nuestras preguntas.

Foto: www.berghaus.com 
Huber formó cordada con Iwan Wolf y Urs Stöcker 

Si tuvieras que resumir en dos frases tu ascensión al Ogro, ¿qué dirías?
Que fue una gran ascensión, y muy difícil. Si quieres tener éxito en esta montaña, tienes que ser un excelente escalador en roca y, a la vez, un alpinista. Fue una sensación única ser la segunda persona que, después de 24 años, logra alcanzar la cima.

¿Fue más duro que el Latok II, si es que pueden compararse ambas escaladas?
Las dos escaladas fueron duras o, mejor dicho, las tres, porque no debemos olvidar el Ogro III, que también es una gran montaña. Pero cada una es diferente, no se pueden comparar.

Ha sido una temporada dura en el Karakorum, muchas expediciones han tenido que desistir... Y, en cambio, tu volviste con dos cumbres. ¿Cuestión de suerte?
Bueno, estábamos preparados para salir en el momento preciso, y por eso pudimos aprovechas los únicos cuatro días buenos que hubo en el Ogro. Estar en el lugar adecuado en el momento preciso es lo más importante en la escalada de gran altitud... y conseguirlo, no es sólo una cuestión de suerte.

Foto: www.berghaus.com 
Para Thomas, el Ogro III es una de las mejores montañas que ha visto en su vida 

Campo Base del Ogro. ¿Esperabas encontrarte con tanta gente cuando llegasteis?
Sí, ya sabíamos antes de partir que Hans Kammerlander, acompañado por Luis Brucker, estarían allí, así como una expedición americana.

¿Qué ocurrió entre vosotros y la expedición americana, para que tomaras la decisión de intentar el Ogro III?
Bueno, discutimos un poco con los americanos en el Campo Base Avanzado sobre cómo continuar la escalada. Todos estábamos de acuerdo en que no había espacio suficiente en la pared para dos expediciones: Si las dos nos hubiésemos empeñado en escalar al mismo tiempo, sólo habría sido una competición estúpida. Lo que ocurre es que los americanos no contemplaban más alternativa que intentar el Ogro, así que nosotros nos fuimos al vecino Ogro III. En cualquier caso, fue una decisión muy difícil.

Se habla mucho de la masificación en los ochomiles. ¿Ocurrirá lo mismo con las grandes paredes?
Hay lugares como la Gran Torre del Trango, que es un big wall, sin ningún ochomil cerca, y ya está igualmente masificada. Algunas de las áreas de big wall son muy conocidas, e irán atrayendo cada vez a más gente, pero nunca llegarán a estar tan repletas como, por ejemplo, el Campo Base de los Gasherbrums. Esto es por la sencilla razón de que hay diez veces más alpinistas capaces de escalar el GII de los que pueden plantearse escalar una pared en los Trangos.

Foto: www.berghaus.com 
Desde la hamaca, en un vivac en pared 

Pero, con tantos alpinistas, tantos intereses, las montañas van a terminar quedándose pequeñas para todos...
No creo. Las montañas son un enorme campo de juego, sólo se necesitan ideas y, si se aplican, habrá espacio suficiente para todos.

Cuando decidiste no subir (en principio) al Ogro y mirar hacia otro lado, ¿Por qué os decidisteis por el Ogro III? ¿Qué tiene este pico?
Que es una pared increíble, además de inescalada hasta entonces. Casi 7.000 metros de altura y una línea mágica por la que escalar. Justo antes de llegar al Campo Base ofrecía una vista espectacular y, ya entonces, pensé : "Si no puedo escalar esta montaña (el Ogro III) en esta ocasión, volveré a por ella en los próximos años. De verdad, es una de las mejores montañas que he visto nunca".

Conseguiste la cumbre del Ogro y del Ogro III, todo un récord. Sin embargo, si hubieseis tenido tiempo y clima estable cuando bajasteis del segundo pico ¿Os hubieran quedado ganas de escalar otra montaña?
Uf, no, dos picos ya son bastante. Cuando bajamos, yo estaba muy contento de que no nos hubiese ocurrido nada malo, y sólo deseaba volver a casa.

Foto: www.berghaus.com 
Esta vez, Thomas Huber no estuvo acompañado por su hermano Alex 

¿Cómo no te acompañó tu hermano Alex? Hubiera disfrutado con la escalada...
Alex decidió dedicarse este año a la roca y forzar un poco más su nivel. Y el resultado ha sido encadenar Bella Vista en libre sólo con protecciones naturales, y eso es...¡una locura!.

¿Qué tal el trabajo de equipo? Decidíais cada paso entre todos, o tú eras el líder y quien tomaba las decisiones?
El equipo era estupendo, o no hubiéramos tenido ni una sola oportunidad de tener éxito en este tipo de montañas. Trabajamos en todo momento de forma absolutamente democrática.

Después de tanto tiempo en Pakistán, ¿cómo se siente uno de vuelta en Baviera?
Genial.

Foto: www.berghaus.com 
Hasta ahora, sólo Bonington y Scott habían escalado la Sur del Ogro 

Después de una escalada en altitud tan agotadora como la del Ogro ¿Cuánto tiempo necesitas para encontrarte otra vez en plena forma y volviéndote loco por estar en la montaña de nuevo?
Me llevará unos dos meses recuperar el nivel óptimo para escalar pero, en referencia a las montañas... Siempre he estado como loco por encontrarme en ellas. De hecho, vivo en la montaña.

La pregunta inevitable ¿Qué será lo próximo?
Darme una ducha y luego... es un secreto.

¿Conoces España, has escalado aquí alguna vez?
Si. De hecho, después de Berchtesgaden, mi escuela favorita en toda Europa es la de Siurana. He estado allí tres veces.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International