Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 09 de Octubre de 2001

El mal tiempo fuerza los primeros abandonos

Por Angela Benavides  | 

La expedición norteamericana a la cara norte del Everest, liderada por Ed Hommer, ha tenido que regresar a casa sin cumbre, por causa del incesante mal tiempo; mientras, en el Dhaulagiri, los expedicionarios agotan sus últimos cartuchos.

 
Los expedicionarios consiguieron equipar incluso por encima del Collado Norte 

El tiempo, meteorológico y cronológico, está jugando en contra de las expediciones que han escogido la temporada post-monzónica para intentar escalar diferentes picos del Himalaya. En concreto, los grandes ochomiles de Nepal y Tíbet no han llegado a disfrutar de largos periodos de tiempo estable. Algunos han podido aprovechar cortas pausas para acceder a sus cimas, pero otros han visto agotarse su periodo de permiso sin poder lanzar el ataque definitivo.

Entre los afortunados se encuentran muchos de los que eligieron el Shishapangma (8.046 m.) para realizar su ascensión. La expedición catalana femenina, así como Chris Warner en solitario, Gary Pfistener y otros escaladores, han vuelto a casa ya con la satisfacción que produce hacer cumbre.

 
El Dhaulagiri está complicando las cosas a los alpinistas que intentan su ascensión 

Sin embargo, la otra cara de la moneda está, por ejemplo, en el techo del mundo. Las dos expediciones que este año se encuentran en el Everest (8.848 m.), ambas en su vertiente norte, están teniendo serios problemas. La americana Everestquest, que se planteaba subir por el Gran Corredor, no ha tenido más remedio que renunciar. El líder del grupo, Ed Hommer, que además se había propuesto el inmenso reto personal de ascender esta montaña a pesar de haber sufrido la amputación de ambas piernas (camina con prótesis diseñadas especialmente para esta aventura), ha tirado la toalla después de haber equipado toda la ruta hasta el Collado Norte, a 7.000 metros. Sus vecinos de Campo Base, un equipo húngaro que pretendía ascender la comprometida cara Este y después enlazar con la travesía al Lhotse (algo que hasta ahora, nadie ha conseguido), aún siguen allí, aunque no se sabe cuáles de sus planes iniciales siguen aún en pie.

En cuanto al Dhaulagiri (8.167 m.), que frecuentemente reclama nuestra atención porque allí se encuentran Carlos Soria, Edurne Pasabán y Pepe Garcés, la montaña ya se ha impuesto a los deseos de, al menos, una gran expedición japonesa. Otra italiana, comandada por el ochomilista Abele Blanc, para quien este pico supondría su decimotercer ochomil, cuenta los días y lucha contra la frustración, que está minando los ánimos de todos sus componentes. Los españoles, así como otro grupo japonés, están hoy en los Campos de Altura, dispuestos a hacer otro intento. Para ellos, aún quedan unos pocos días para esperar una ocasión, antes de que el fin de los permisos y los billetes de regreso les obliguen a rendirse.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International