Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 11 de Octubre de 2001

El coreano Um Hong-Gil, nuevo catorceochomilista

Por Angela Benavides  | 

El 21 de septiembre el coreano Um Hong-Gil alcanzó la cumbre principal del Shishapangma (8.046 m.) despejando las dudas surgidas respecto de su anterior ascensión a esta montaña, y se convierte en el noveno alpinista que consigue los catorce ochomiles.

 
Ninguna cumbre está sufientemente probada sin la foto correspondiente 

Um Hong-Gil alcanzó el pasado 21 de septiembre la cumbre principal del Shishapangma ...¿por segunda vez? No puede demostrarse. El afirmó que su anterior ascensión también había sido válida, pero muchos lo dudaron, aduciendo que, posiblemente, había llegado a una cumbre secundaria, también superior a 8.000 metros, pero que no valía la ascensión en la carrera de los catorce. Por eso se embarcó en esta expedición de otoño, que ascendió al Shisha por la ruta británica. Junto a él, hicieron cumbre otros cinco alpinistas coreanos Koo Eun-Soo, Ra Kwan-Ju, Kim Joo-Hyung, Mu-Taek y Han Hwang-Yong quien, con éste, lleva ya once ochomiles ascendidos.

Con testigos y fotos de cumbre, ya nadie podrá discutirle sus catorce ochomiles. Que tal vez, en realidad, sean 16, ya que también ha tenido que repetir su ascensión al Lhotse. En la primera expedición coincidió con Juanito Oiarzabal, quien afirmó que el coreano se dio la vuelta unos cientos de metros antes de la cumbre. Sin embargo, Um Hong-Gil dijo a su regreso que, después de cruzarse con los españoles, había vuelto sobre sus propios pasos y había conseguido la cumbre en solitario. La polémica se desató y Mrs. Hawley, la cronista oficial de los ochomiles, nunca apoyó la versión de Um. Por eso, el coreano decidió volver a sus "cumbres dudosas" y eliminar las sospechas. "Después de todo -comentó por entonces- me gusta subir montañas".

 
Um Ong Gil. 

En este sentido, Um se ha proclamado vencedor de las montañas más altas del mundo. Si embargo, ha perdido otra de sus aspiraciones: la de ser el primer asiático en conseguirlo. Entre el Lhotse y el Shishapangma, su compatriota Yong Seok Park ha alcanzado la cumbre del K-2 y le ha arrebatado el título. Según todo esto, Um Hong-Gil sería el segundo asiático y noveno (si contamos a Martini) hombre en el mundo que escala las catorce cumbres de más de ochomil metros del planeta.

Lo cierto es que Seok Park tampoco escapa a la polémica. Su supuesto ascenso al Annapurna (que muchos ochomilistas dejan para el final debido a su gran dificultad técnica) en solitario y sin pruebas supondría batir todos los récords de velocidad de ascensión. Y, si por si acaso la historia no es aún lo bastante complicada, habría que añadir que Seok Park (además de una expedición accidentada en la que murió uno de los alpinistas) llegó al gigante del Karakorum con oxígeno. Y entonces, ¿son válidos sus catorce ochomiles? Después de todo, Juanito no descansó hasta verse en la cima del Everest sin oxígeno artificial. Para terminar de "oscurecer la cuestión", tampoco Sergio Martini aparece en todas las listas oficiales de "catorceochomilistas", por la cuestión del oxígeno artificial, que usó en algunas de sus grandes cumbres.

Ante la imposibilidad momentánea de llegar a conclusiones, nos quedamos con el hecho constatado: que Um Hong.gil ha ascendido los catorce ochomiles... por lo menos.

El estilo expedicionario de los "dragones" asiáticos

Las expediciones procedentes de países asiáticos, son (con excepción de Japón y China) un fenómeno relativamente nuevo en el mundo del ochomilismo, pero han llegado "pisando fuerte" en varios sentidos. En los últimos tiempos, no obstante, han surgido expediciones procedentes de pequeños (en tamaño) Estados del continente asiático pero muy poderosos económicamente, conocidos como "dragones". Se trata de expediciones que siguen ciertas pautas comunes en la mayoría de los casos. Suele tratarse de grupos muy numerosos y con un presupuesto que provocaría desmayos a muchos alpinistas europeos. Generalmente, no escatiman en número de porteadores, sherpas de altura ni metros de cuerdas fijas. Algunas de estas expediciones han sido acusadas por vecinos de campo base de importarles demasiado la cumbre, y de no cuidar el frágil medio ambiente de la montaña.Sin embargo, asimilar este modo de ascensión con la procedencia de los alpinistas podría llevarnos a ser profundamente injustos. Algunos alpinistas se dejan llevar por la ambición y el egoísmo, y otros muchos aspiran a un estilo limpio y clásico, independientemente de su lugar de origen. Aunque actúen varios factores que imprimen carácter a algunas expediciones de ciertas nacionalidades, ni siquiera en el ámbito de las buenas y malas costumbres a la hora de ascender un ochomil escapamos a la globalización.


Artículos relacionados


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International