Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 17 de Junio de 1999

Bellas y famosas: Méjico

Por   | 

El llamado Eje Volcánico agrupa a la mayoría de las importantes montañas, todas modelos ejemplares de famosos pintores realistas, que han plasmado en su obra el paisaje típico de la belleza mexicana. Desde volcanes activos hasta dormidas montañas que en invierno y verano son espacio de diversión y descanso.

 

En México la alta montaña se practicaba desde la época prehispánica. En las Relaciones Originales de Chalco-Amecameca se habla de que en "...el año 3-caña (1289) fue cuando vinieron a salir por Huexotzingo y luego por Calpan, y por eso fue que vinieron a bajar y a salir allá al llamado Otlaltépec, en la orilla de los bosques se detuvieron. Y este Chalchiuhtzin fue el que trepó arriba del Popocatépetl buscando propiciar la lluvia, porque por entonces sol y sequía habían cobrado fuerza y había hambre y necesidad, según el saber de los ancianos. Allá arriba se flageló el Chalchiuhtzin. Según lo refieren los ancianos, llegó bien hasta la mera cabeza, hasta arriba del Popocatépetl y allí se flageló." Esto indica que los pueblos del Anáhuac llevaban ofrendas a los dioses que tenían templos específicos en las montañas.

En 1519, Hernán Cortés envió a un grupo al mando de Diego de Ordaz para "saber el secreto de aquel humo" que salía del Popocatépetl, pero no llegaron a la cima.

 
Vista aérea del Volcán Popocatepetl. 

Después de ellos, les siguieron los frailes, comerciantes, científicos, diplomáticos y artistas. Aunque anónimos, es seguro que hubo muchos ascensos al volcán y no solamente a éste sino también al Iztaccíhuatl, por lo que la fundación, en 1922 (400 años después del primer ascenso europeo al Popocatépetl) del Club Exploraciones de México por Otis McAllister no es más que la consecuencia lógica de encauzar esos ascensos a un deporte organizado.

La evolución que siguió el deporte en México es semejante al europeo: con sólo cuatro montañas nevadas (en orden de importancia: Citlaltépetl, Popocatépetl, Iztaccíhuatl y Nevado de Toluca), la primera etapa se cubrió rápidamente. Después se buscaron otras rutas y finalmente se llegó a la idea de subir las tres montañas (que en este caso son volcanes) más altas de México en el menor tiempo posible. Después se buscaron otras montañas en otros países: el McKinley en Alaska, el Aconcagua en la frontera entre Argentina y Chile, el Huascarán en Perú, el Chimborazo en Ecuador, las Rocosas de los Estados Unidos y Canadá. Siempre las más altas de cada país.

 
El volcán de la mujer dormida, el Iztaccíhuatl. 

Se sueña con el Everest pero se dice que los mexicanos no son capaces de realizar una expedición a las grandes montañas del Himalaya. Pero el 4 de mayo de 1980, Hugo Saldaña y Alfonso Medina, miembros de la primera expedición completamente mexicana el Himalaya, llegan a la cumbre del Kanchengjunga Oeste de 8.420 metros. La expedición está dirigida por Manuel Casanova y todos son miembros del Grupo de Montañismo y Exploración de la Universidad Nacional Autónoma de México. Los montañeros no regresan de la cumbre. En 1987, después de una brillante trayectoria, Carlos Carsolio llega a la cumbre del Shisha Pangma, de 8.046 metros. A esta se suceden en diferentes años los éxitos de varios ocho miles hasta que en 1990 Ricardo Torres Nava, participante de una expedición estadunidense, logra la cumbre del Everest. En 1996 Carlos Carsolio se convierte en la quinta persona del mundo que consigue las 14 cimas más altas del mundo. También su mujer, Elsa Ávila acaba de conseguir este año, el primer Everest femenino sin oxígeno para Méjico.

En México sí que se puede decir que hay montañas, y junto con ellas una gran cantidad de actividades deportivas y de entretenimiento.

 
Vista del Citlaltepetl, para los aztecas, la representación de Venus. 

En el estado de Veracruz un paisaje emerge entre niebla y vegetación, el verde intenso hace que a lo lejos todo se mimetice para que no haya nada que robe la vista al majestuoso Citlaltépetl o Pico de Orizaba, la montaña más alta de México con 5.600 m.

Es seguido en altura por el Popocatépetl situado entre los estados de México, Puebla y Morelos, con 5.465 m. Este activo volcán ha sido en otros tiempos una de las más famosas y concurridas montañas mexicanas, desde los excursionistas que solían acampar por fines de semana en sus faldas, hasta los profesionales del alpinismo que recurrentemente lo visitaban, pasando por la tradicional visita que en invierno muchos hacen a Amecameca, a las faldas del volcán, para personalmente cortar el famoso pino navideño, que previamente son sembrados para este fin, haciendo de esto un gran momento familiar. El Popocatépetl es la más famosa montaña mexicana y está incompleto en su paisaje si no luce junto a él la famosa "mujer dormida", el Iztaccíhuatl. Situado, este último, entre los estados de México y Puebla alcanza los 5.230 metros.

 
El Nevado de Toluca. 

Otros volcanes de menor altura pero no menos importantes, que en invierno siempre anuncian su presencia son, el Nevado de Toluca en el estado de México y Nevado de Colima ubicado casi al final del Eje Volcánico, por la parte del Océano Pacífico; estas montañas son para la población cercana el termómetro de invierno.

Y casi dentro de la ciudad de México se encuentra el Ajusco, esta montaña se ha convertido en un espacio para la excursión de los capitalinos. Por su cercanía a la gran ciudad, es uno de los primeros lugares visitados en invierno para jugar y hacer muñecos de nieve. El Ajusco es un espacio donde la vida natural se disfruta tanto que realmente uno se puede olvidar que está durmiendo junto a ese gran gigante de asfalto, que es la ciudad de México.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International