Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | PERFILES | 15 de Octubre de 2001

Paul Pritchard: Vivir para contarlo

Por   | 

Paul Pritchard era (es) un gran escalador de roca, con una trayectoria imparable... que terminó de pronto el 13 de febrero de 1998, en el Totem Pole (Tasmania). Cuando la peor pesadilla de un escalador se hace realidad, es difícil asumir, como él ha hecho, que la vida sigue.

Foto: www.paulpritchard.com 
Paul Pritchard sigue recuperando movilidad poco a poco 

Cuando Paul Pritchard gan√≥ el prestigioso premio literario Boardman-Tasker por su obra "Deep Play" se sinti√≥ inmensamente feliz. No por vanidad de autor, sino porque el dinero del premio le permitir√≠a cumplir su sue√Īo de dar la vuelta al mundo, escalando paredes por todo el globo. Lo que no sab√≠a entonces es que su gran viaje terminar√≠a, literalmente, de una pedrada. Que sobrevivir√≠a de milagro tras meses de aut√©ntica pesadilla. Que su vida nunca volver√≠a a ser igual. Y que, parad√≥jicamente, volver√≠a a ganar el Boardman-Tasker con otro libro, en el que narra con terrible claridad los acontecimientos que siguieron a su accidente en el lugar da nombre a esta obra: "El Totem Pole". Esta aguja de granito, rodeada por el mar en los acantilados de la lejana isla de Tasmania, marcar√≠a el antes y el despu√©s en la vida de este escalador, que ya se hab√≠a convertido en una figura puntera a nivel mundial.

Pritchard naci√≥ en Bolton (Lancashire), en 1967 y empez√≥ a escalar con diecis√©is a√Īos, en las escuelas cercanas a su ciudad. Sin embargo, pronto la escalada se convirti√≥ en su obsesi√≥n, en el motor de todo. Tras abrir un buen n√ļmero de v√≠as muy expuestas en Lancashire, comenz√≥ a visitar otras escuelas y estuvo escalando cinco meses seguidos en el Verd√≥n (Francia). A la vuelta, se mud√≥ a Llanberis, una zona puntera de escalada en el norte de Gales. A los 25 ya era todo un referente, y su nombre estaba en las l√≠neas m√°s dif√≠ciles de los muros de la zona. Siguiendo la "escuela brit√°nica" de escalada libre en paredes sin equipar, pronto cambi√≥ su isla se le qued√≥ peque√Īa.

Combin√≥ sin problemas la escalada con el alpinismo y, con la llegada de los a√Īos 90, se dedic√≥ a viajar a las cordilleras y grandes paredes m√≠ticas del planeta. Intent√≥ repetir el Pilar espa√Īol del Baghirati III, en Gangotri (Himalaya indio), frustrada precisamente por sufrir heridas tras una ca√≠da de piedras, aunque s√≠ pudo abrir varias v√≠as en Hampi, en el sur de la India. Despu√©s viaj√≥ a la Patagonia, donde abri√≥ la Cara Este de la Torre Central del Paine, "El Caballo de Diablo" en la Torre Norte del Paine y "Planet Earth", en el Paine Chico. Los siguientes ocho meses estuvo viajando y escalando por Sudam√©rica (v√≠as en Argentina, Grandes Paredes en Brasil y seismiles en solitario en Bolivia, adem√°s de un intento a la Este del Cerro Torre, etc.) .

Foto: www.paulpritchard.com 
Pritchard con su esposa, cerca del Monte Kenia 

Despu√©s de volver al Himalaya de Garwhal para intentar el Meru Central (el famoso Shark Finn, inescalado hasta hace un mes), conoci√≥ las grandes v√≠as de El Capit√°n, en Yosemite, subi√≥ hasta el √Ārtico para abrir una nueva v√≠a en la Oeste del Asgard, en la isla de Baffin, y luego cruz√≥ el globo para llegar al Karakorum y ascender en estilo alpino la ruta eslovena a la Gran Torre del Trango. No obstante, tuvo tiempo para volver a escalar en Escocia, en su Gales natal, y en los Alpes Julianos (Eslovenia).

En 1997, tras un viaje a Khirgizstán, donde abrió un Big Wall de 1200 m. y E5 (bautizado como "Wall of Dykes"), presentó al Boardman-Tasker un libro en el que recogía su impresionante trayectoria alpinística, bajo el título de "Deep Game". El primer premio (y el dinero que incluía el galardón), marcaron la salida de un viaje alrededor del mundo, de pared en pared.

Inmerso por completo en la idea de escalar m√°s y m√°s, sin pensar en otra cosa que en acumular paredes, lo √ļltimo que pod√≠a haber previsto es que una piedra del tama√Īo de un televisor le diera en la cabeza cuando escalaba el Totem Pole, un impresionante monolito sobre en mar en los acantilados del Sur de Tasmania pero que, despu√©s de todo, s√≥lo era una escala m√°s en el enorme viaje que le hab√≠a llevado justo antes a Borneo (donde escal√≥ en el Monte Kinalabu) y Australia (con parada en las Blue Mountains y en el Monte B√ļfalo), y que deb√≠a continuar con Alaska y Canad√° como pr√≥xima etapa. Un viaje que termin√≥ de pronto el 13 de febrero de 1998.

Paul viajaba acompa√Īado por su novia de entonces, Celia, tambi√©n una potente escaladora, aunque √©l mismo reconoce que √©l decid√≠a las escaladas son pedir opini√≥n a su compa√Īera. Al parecer, ella no ten√≠a ning√ļn deseo de encaramarse a esa aguja de granito. Sin embargo, fue Celia la que mantuvo la calma cuando el accidente dej√≥ a Paul colgando boca abajo sobre el agua y echando sangre por el boquete abierto en su cr√°neo, le iz√≥, busc√≥ ayuda y le salv√≥ la vida.

Foto: www.paulpritchard.com 
Escalando en las paredes de Gales, en los a√Īos ochenta 

Claro que la vida, tal como √©l la entend√≠a, se hab√≠a terminado para Pritchard. Tras la agon√≠a de la UVI, las secuelas eran patentes: hab√≠a quedado hemipl√©jico. Los m√©dicos pensaron que nunca podr√≠a volver a andar, ni siquiera a hablar. Mucho menos a escalar. El escalador obsesivo se encontr√≥ en una silla de ruedas, con todo su lado derecho inmovilizado, con su capacidad de lenguaje reducida a un balbuceo y con la memoria seriamente da√Īada.

Lo cierto es que, tras mucho tiempo, dolor y el natural golpe psicol√≥gico, Paul ha sabido dar una nueva direcci√≥n a su vida, centr√°ndose en su lenta recuperaci√≥n (que ha sido notable) y dedic√°ndose, en cierto modo, a dar ejemplo: tras tres a√Īos desde su enfermedad, encontr√≥ la manera de comprometerse con una buena causa a trav√©s de Headway, la asociaci√≥n de v√≠ctimas de danos cerebrales, en la que quiere dar a conocer las dificultades por las que pasan aquellos que sufren traumatismo encef√°lico con secuelas, y animar a las v√≠ctimas a que no se rindan y contin√ļen con su vida.

A pesar de su disminuci√≥n f√≠sica (no puede mover un brazo y una pierna) ha viajado por el Atlas de Marruecos y, el a√Īo pasado ascendi√≥ el Point Lenana del Monte Kenia. Esta √ļltima ascensi√≥n iba encaminada a recaudar fondos para Headway, pero tambi√©n fue la ocasi√≥n en que, pese a todo, Pritchard se volvi√≥ a ver encordado, y en alta monta√Īa. Ahora sigue luchando por su lent√≠sima pero efectiva recuperaci√≥n, y busca nuevos retos alpin√≠sticos.

 

Totem Pole, en Barrabes Editorial:

La pr√≥xima semana saldr√° a la venta la edici√≥n traducida al espa√Īol de "Totem Pole", la obra m√°s intensa (y m√°s premiada) de Paul Pritchard, editada por Barrab√©s. Pritchard sabe mantener el ritmo, a lo largo de todo el texto, para ordenar sobre el papel los acontecimientos que hab√≠an sembrado el caos, f√≠sico y ps√≠quico, en su cabeza. El resultado es una historia de √©sas en las que preferimos no pensar pero, al mismo tiempo, sumamente atractiva, que mantiene al lector pegado a las p√°ginas, aunque est√© compartiendo con el autor, de manera muy cercana, una experiencia terrible. El libro es un testimonio sobre crisis y de superaci√≥n (sin caer en moralinas ni sentimentalismos autocompasivos) pero tambi√©n -y sobre todo- es un libro de escalada, de escalada en paredes casi v√≠rgenes y roca perfecta del otro lado del planeta, de esas con las que so√Īar a pesar de los riesgos. Porque la novela de Pritchard no provoca deseos de "tirar la cuerda", sino todo lo contrario, de disfrutar m√°s de cada largo.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International