Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 17 de Octubre de 2001

La expedición húngara al Everest depende del tiempo para llegar a la cumbre

Por Angela Benavides  | 

Los expedicionarios húngaros ven como el tiempo corre en su contra, mientras su ritmo es desesperantemente lento debido al mal tiempo continuado y a las complicaciones de la pared del Kangshung, que pretenden escalar.

Foto: www.explorers.hu 
Porteando material para equipar los campos avanzados 

El Everest, además de haber permanecido casi solitario durante el otoño (solamente hay dos expediciones, y ambas en su cara norte), parece que no va a permitir que ningún ser humano holle su cima. Al menos, es lo que podría parecer en vista del mal tiempo que reina en aquel lugar desde hace unas semanas y que, por el momento, si ha cambiado ha sido a peor.

La expedición Everestquest ya tuvo que abandonar y, el equipo expedicionario que permanece en el Campo Base de la vertiente tibetana, se ve obligado a pasar mucho más tiempo encerrado en las tiendas que escalando la difícil pared de hielo con la que se tienen que enfrentar para ascender desde la cara del Kanshung.

Se trata de una expedición húngara que, en principio, se había propuesto el objetivo alpinístico más ambicioso de toda la temporada: ascender esta peligrosa cara hasta los 8.848 metros del techo del mundo, y luego enlazar con la travesía hasta el Lhotse (uno de los grandes "asuntos pendientes" del montañismo actual).

Los húngaros llegaron al campo Base del Everest precisamente cuando le tiempo comenzó a empeorar. Aprovechando los claros, han conseguido montar un Campo Base Avanzado a 5.400 metros, y empezar a montar y equipar el Campo I a 6.500, por encima de un muro helado (el Scotch Couloir y, por encima de él, una desagradable travesía y luego más hielo muy vertical y expuesto) que les está dando muchos problemas.

Foto: www.explorers.hu 
El tiempo no está, precisamente, facilitando las cosas 

Además, poco a poco se va acercando la fecha en que termina su permiso y tendrán que volver a Europa. La expedición se dará por finalizada el 28 de octubre, lo que apenas les deja una semana de margen.

En su última conexión con Budapest, los expedicionarios comentaban que el alto grado de exposición de la pared, con caídas de hielo y piedras, le había forzado a intentar una escañada nocturna, para avanzar de una vez. Salieron hacia arriba el lunes a las ocho de la tarde. Durante toda la noche, escalaron iluminados por la luna, para fijar cuerdas y luego regresar, ya a las 10 de la mañana, al Campo Base Avanzado.

Los pronósticos meteorológicos en la zona del Everest han sido tremendos para los últimos días, con temperaturas por debajo de casi -20 grados, a los que se sumaban vientos muy fuertes. Sin embargo, al menos, se prevé que el amaine a partir de hoy.

En cualquier caso, la consecución de la cima por pare de los húngaros depende de la evolución del temporal. Si llegar a la cumbre no es muy seguro, mucho menos sería intentar luego la travesía hasta el vecino Lhotse que, dadas las circunstancias, es de prever que se abandone el proyecto.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International