Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | ENTREVISTAS | 18 de Octubre de 2001

Elena de Castro, el último fichaje de Al Filo

Por   | 

No es nueva en esto; lleva mucho tiempo tocando todos los palillos del alpinismo, pero la última producción de Al Filo la hubiera dado a conocer. El mal tiempo ha impedido terminar la filmación, pero le ha aportado la experiencia de robarle el protagonismo a Oiarzabal, Vallejo, Latorre y Tamayo desde la Integral del Peuterey.

 
Elena de Castro tiene por delante una gran carrera como alpinista 

Esta joven alpinista de Zaragoza fue la elegida para, junto con Esther Sabadell, protagonizar la última producción de "Al filo de lo Imposible": la escalada de la Integral del Peuterei, en la vertiente italiana del Mont Blanc. Las dos escaladoras contarían, para filmar su progresión en la pared, con un equipo de apoyo de lujo: Juanito Oiarzábal, Juan Vallejo, Ferrán Latorre y José Carlos Tamayo. Todo el equipo se trasladó a Courmayeur el pasado mes de septiembre, previendo diez días para hacer la escalada y filmar tomas sueltas que dieran forma al documental. Sin embargo, un mal tiempo fuera de lo común para esta época en los Alpes les ha obligado a posponer la actividad. En pleno mes de septiembre, tuvieron que permanecer en vano aguantando las nevadas y contemplando cómo el Macizo del Mont Blanc presentaba condiciones realmente invernales.

Elena de Castro ha vuelto a Zaragoza con la frustración de no poder enfrentarse a la pared, pero con una experiencia muy positiva, que nos contó a lo largo de una entrevista.

Elena, creo que el mal tiempo os ha chafado la filmación de Al Filo de lo Imposible en Courmayeur...
Pues sí. Parece increíble, porque nos hemos pasado veinticinco días allí, pero las nevadas no han dado tregua.

¿Habéis podido, por lo menos, escalar la Aguja Negra?
Que va, ni eso. Durante la primera semana, los especialistas que llevábamos, o sea, Juan Vallejo y Ferrán Latorre, se fueron a escalar la Negra, (la primera parte de la "integral"), para comprobar el estado de la pared y los puntos de filmación, mientras Esther Sabadell (mi compañera de cordada) y yo nos quedábamos grabando recursos (escenas sueltas) por la zona. Entonces empezó a nevar y, cuando dejó de caer, hizo muchísimo frío, con lo que la nieve no se iba de la pared. El tiempo, desde entonces, no mejoró ni un solo día. La aguja negra, aunque parezca un chiste, estaba toda blanca. Incluso pensamos en renunciar a la parte de roca pero, por lo menos, subir el tramo final, en nieve. Pero nada, ni eso.

 
Elena escalando en artificial en la Roca Regina (Terradets) 

¿Y, entonces, todos a casa?
Bueno, Sebastián Álvaro intentó aprovechar, ya que estábamos todos allí, para filmar otro de los momentos claves del documental, que consistía en saltar en parapente desde la cumbre del Mont Blanc. Para ello contábamos con Cebulón y Claire, la pareja que saltó desde el Everest. La idea era que, una vez en la cumbre del Mont Blanc, en vez de descender a pie, saltásemos en tándem con los dos especialistas. Por eso nos quedamos diez días más, ensayando vuelos y, el día que nos subieron al Mont Blanc para filmar el salto, se levantó un viento tremendo y no hubo manera de intentarlo. Así que, la verdad, en ese sentido ha sido todo un poco desastroso, pero yo es que no había visto en mi vida un mes de septiembre en Alpes como éste. Fíjate que lo bueno de este mes es que de vez en cuando hace mal tiempo, pero luego se estabiliza, no hay tantas tormentas como en verano...

Pero, aunque quede por filmar la escalada propiamente dicha, tendréis un montón de tomas. No vais a tirar todo eso, no?
No, qué va. Hemos quedado para intentarlo de nuevo en cuento el tiempo nos deje, a partir de junio del año que viene.

Pues procura llevar la misma ropa, porque si no va a quedar extraño en el documental...
Bueno, no sólo la misma ropa, sino el mismo pelo, el mismo aspecto,... No sé si lo grabado hasta ahora será aprovechable; cambian tantas cosas en un año... Pero bueno, por otra parte, todo el trabajo con técnicos de sonido, cámaras profesionales y demás esta ya hecho. Ahora, lo que nos falta es, por las buenas, meternos en la vía y escalarlas. Las tomas las harán los "chicos" mientras Esther y yo avanzamos.

Y hablando de cambiar... ¿Podréis contar con todo el equipo de apoyo que llevasteis, teniendo en cuenta que son algunos de los alpinistas más prestigiosos... y más ocupados del momento?
Bueno, esa es otra, si no andan rodando otro capítulo en el Himalaya. De todas formas, trabajar con Al Filo es un lujo, nadie dice que no. Yo misma tenía preparado un viaje a EE.UU cuando me llamaron para rodar en los Alpes, y me faltó tiempo para deshacer los planes y "desquedar" con todo el mundo.

 
El año pasado, la zaragozana probó las grandes paredes de granito de Yosemite 

Bueno, y hablando de eso... ¿Qué tal se lleva lo de ser dos chicas protagonistas, con todos los "monstruos" de la montaña haciendo de apoyo?
Je, je, genial… La verdad es que es algo totalmente nuevo en Al Filo, que las protagonistas fueran dos chicas. Pero es nuevo, no sólo por eso; también, entre tantas expediciones al Himalaya, es como un regreso a los clásicos, volver a Los Alpes para hacer una de las grandes vías.

Además, desde el punto de vista técnico, la integral del Peuterey no tiene nada que envidiar a muchas escaladas de otros lugares del mundo.
Bueno, es que es impresionante y muy, muy larga. Aunque no llegamos a escalar, estuvimos muchos días observando la pared desde todos los puntos posibles, incluyendo sobrevolarla con un helicóptero. Yo, cuanto más la miraba, más seria me parecía. Pensaba que, como tuviéramos que retirarnos, no sé por dónde íbamos a salir. Es todo un reto.

Pero, de momento, te has quedado con las ganas...
Pues sí, además no sabes cuanto, pero el tiempo es imprevisible. Es más, si hubiéramos iniciado la escalada, a lo mejor hubiéramos tenido otros problemas imprevistos, pero no lo sabremos. En cualquier caso, es menos malo que el tiempo te impida salir del refugio, a que cambie de improviso cuando estás en mitad de una escalada tan larga como ésta. En fin, el año que viene veremos cómo va la cosa.

Por cierto, ¿Es la primera vez que colaboras con Al Filo de lo Imposible?
No, hace dos años ya colaboré con ellos en un programa sobre escalada en hielo en Canadá, con Joan Quintana.

Ah, entonces, vienes del mundo del hielo vertical
No, tampoco, no sé... La verdad es que no tengo una especialidad, hago hielo cuando puedo, pero suelo andar más por roca. Sobre todo, escalada alpina, vías grandes, no sé, lo que se tercie en cada momento. Me considero alpinista.

Por ejemplo, ¿Qué has hecho últimamente?
Bueno, el año pasado estuve en Yosemite, y este año he estado quince días en Banff. La verdad es que monto las salidas un poco sobre la marcha. No soy profesional. Hasta ahora he estado estudiando, y ahora vivo a base de trabajar cuando lo necesito, hasta que ahorro lo suficiente para irme por ahí a escalar. Eso da para algunas salidas, pero no soy lo suficientemente conocida como para dedicarme de pleno a buscar patrocinadores (aunque algunas marcas sí me proporcionan material), ni tampoco me interesa, la verdad. Sinceramente, me divierto mucho en la montaña, y soy muy feliz así. Cuando me planteo una ascensión, si sale, estupendo, pero si no consigo los objetivos, puedo volverme a casa con toda la tranquilidad del mundo, sin presiones. Por otra parte, tal vez me den una beca para irme a EE.UU, y entonces estaré continuamente escalando desde abril.

Y, hablando de presiones externas ¿Qué tal el ambiente entre los especialistas mientras estuvisteis en Alpes?¿ Ibais como amiguetes, o cada uno estaba serio y concentrado en su trabajo?
¡Serios? Qué va, qué va. Fue estupendo. Además, como tuvimos tan mala suerte con el tiempo, para pasar el rato nos íbamos a hacer vías por el Valle de Aosta. Y, qué quieres, he disfrutado un montón escalando con todos los "master", he aprendido un montón. Si, la verdad es que ha sido una experiencia muy buena, lo que pasa es que me hubiera gustado muchísimo escalar la Integral, después de tirarme 25 días allí, pero bueno, después de todo no se va a mover de allí; otra vez será.

Eso es cierto pero, ten en cuenta, que además de a escalar, vas a rodar un documental. ¿No te cansas de tantas tomas, de repetir secuencias, y esas cosas tan poco "alpinísticas"?
No, para nada. Es muy divertido, tal vez porque era nuevo. Rodábamos en diferentes lugares, pasando por un sitio, pasando por otro, como actrices. Me pareció muy curioso.

Ya pero, como en mitad del largo clave te digan que tienes que repetirlo, a lo mejor ya no te parece tan bien...
Bueno, es que durante la escalada no es así. Mientras estemos Esther y yo en la vía, las cordadas que nos apoyan irán filmando ellos mismos lo que buenamente puedan, pero en esos tramos no nos tenemos que ocupar de la filmación. Hay que estar cien por cien concentrada en la pared, que ya es bastante.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International