Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 18 de Octubre de 2001

Cumbres, accidentes y rescate en el Manaslu

Por Angela Benavides  | 

Los protagonistas han sido miembros de diferentes expediciones japonesas. Un alpinista murió a 6.500 metros, mientras dos miembros de su grupo sufrían congelaciones y fueron rescatados por un helicóptero. Al día siguiente, otro grupo hacía cumbre.

 
El mal tiempo sorprendió a los expedicionarios a 7.000 metros 

El Manaslu ha sido la sorpresa de esta temporada post-monzónica, en la que muchas de las grandes montañas han permanecido casi despobladas. En cambio, nada menos que 22 expediciones se han encontrado en el campo base de este ochomil nepalí, con la intención de escalar hasta los 8.163 metros de su cumbre.

Ente estas expediciones, una de ellas ha acabado en tragedia, con la muerte de Kuribara Isao, de 42 años, según informa el Ministerio de Turismo de Nepal. Los miembros de este grupo japonés lanzaron un ataque a cumbre el pasado sábado, día 13 de octubre, por la cara noreste (la "normal") pero tuvieron que darse la vuelta a 7.500 metros debido al mal tiempo. Durante el descenso, a la altura de 6.500 metros, Isao murió como consecuencia de la hipotermia y el agotamiento. Kuribara tenía al parecer once años de experiencia en montaña, pero este era su primer viaje a Nepal. Entretanto, otros dos componentes de la expedición se vieron incapaces de seguir bajando debido a las graves congelaciones que sufrían. Uno de ellos era el veterano líder de la expedición, Kondo Kazuyosi, de 60 años.

Entonces se organizó el rescate, que se llevó a cabo en helicóptero, aunque es inusual que estas máquinas vuelen con mal tiempo y a tanta altura. Sin embargo, las víctimas no pudieron ser recogidas hasta el martes. No tenemos información concreta del lugar exacto donde permanecieron ese tiempo. Lo cierto es que los dos heridos fueron rescatados y transportados el pasado martes hasta un hospital de Katmandú, para recibir tratamiento médico de urgencia.

El mismo martes, otro grupo de la misma nacionalidad consiguió hacer cumbre: estaba formado por tres alpinistas (dos varones y una mujer) y tres sherpas de altura. Anteriormente, otro equipo de seis miembros había llegado con éxito a la cima el pasado 9 de octubre.

 
LLegada a Sama, de vuelta de la montaña 

La ira de Kambung

La cara noreste es la vertiente por donde discurre la vía normal de ascensión al Manaslu. No es extraño que muchos japoneses intenten ascender este pico, ya que fue una expedición de esta nacionalidad la primera que consiguió hollar su cumbre, en 1956. De hecho, la ruta de la primera ascensión, considerada la normal, se llama Ruta Japonesa.

El nombre del Manaslu deriva del sánscrito manasa, que significa espíritu. Sin embargo los habitantes de Sama, una aldea cercana, la conocen por Kambung, el nombre del dios local que, según ellos, vive en la cumbre. Los japoneses que, tras una expedición de exploración en 1952 y un intento serio de ascensión en el 53, regresaron la pie del Manaslu al año siguiente con intención de que esta vez no se les escapara la cumbre, no se habían tomado en serio la leyenda. En cambio, para la población local era un asunto muy grave: según dijeron, la expedición japonesa, que había llegado a montar nueve campos de altura, había enfurecido al dios, que envió tormentas terribles, epidemias y una terrible avalancha de trayectoria inusitada que se tragó el monasterio de la villa, construido 300 años antes, matando a tres monjes. Así que los lugareños recibieron a los japoneses armados y dispuestos a recurrir a la violencia si los "deportistas" trataban de poner un pie en la montaña.

Los japoneses tuvieron que esperan dos años más hasta que las autoridades nepalíes les aseguraron por escrito que, cuando volviesen, no se encontrarían con un pueblo enfurecido. Sólo en 1965 una nutrida expedición pudo montar los seis campamentos que llevaban hasta el suave plateau cimero que daba a la cumbre rocosa de esta montaña. Como tantos otros, no había ningún dios allí aunque, de haberlo, habría permanecido bastante tranquilo porque nadie volvió a ascender a esta cumbre hasta los años 70.

Muy diferente es la situación hoy en día: el Manaslu es el tercer ochomil más ascendido, tras el Everest y el Cho Oyu. Sin embargo, la sombra de Kambung sigue acechando: es uno de los que registra más accidentes mortales.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International