Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 17 de Julio de 2001

Las expediciones al K-2 esperan un claro para atacar la cumbre

Por Angela Benavides  | 

Varias expediciones se han dado cita esta temporada en las faldas del K-2 (8.611 m.). Nombres tan conocidos como Hans Kammerlander, Jean Christophe Lafaille, Young Seok Park y Pepe Garcés esperan que mejore el tiempo para intentar la cumbre.

Foto: www.redaragon.com 

Cada uno en su estilo y por vías diferentes, varias expediciones de distinta procedencia ejercitan su paciencia en el Campo Base, esperando a que amaine una larga temporada del mal tiempo. Los expedicionarios llevan en la montaña tiempo suficiente como para haber montado varios campos de altura, y estar esperando a que el tiempo mejore. Entre los que intentarán la cumbre están alguno de los alpinistas más representativos del panorama actual, y algunas expediciones con objetivos muy interesantes.

Uno de los alpinistas especialmente interesados en llevarse la cumbre este año es el coreano Young Seok Park, ya que el K-2 es el último de los catorce ochomiles que le queda por escalar. El coreano se juega convertirse en el séptimo alpinista de la historia que logra la hazaña (Alberto Iñurrategui es el "siguiente de la lista", sólo a falta del Annapurna para "arrebatarle el puesto"). Park informaba recientemente a Everestnews que aguarda impaciente a que las condiciones meteorológicas mejoren para instalar el Campo IV a 7.900 m. de altitud y, desde allí, lanzar el ataque definitivo a la cumbre de la segunda montaña más alta del mundo. El coreano comentaba que las previsiones son malas hasta, al menos, el día 20 de julio, y según esto, tiene pensado iniciar la ascensión definitiva alrededor del día 25. Park no está solo en esta travesía: para el equipamiento, ha unido esfuerzos con la expedición de Pepe Garcés, y además su propio grupo cuenta con nada menos que 16 miembros.

Foto: www.redaragon.com 

Otro que también mira alternativamente al cielo y al barómetro es el aragonés Pepe Garcés que, acompañado por un equipo de televisión y contando como compañeros de cordada con Carlos Pauner, Javier Barra y Javier Pérez, ya tiene instalado el Campo III, a 7.400 m. Garcés intentará escalar esta montaña por tercera vez. La expedición aragonesa está realizando la ascensión por el espolón de los Abruzzos. Los españoles están colaborando con la expedición coreana de la que forma parte Youn Seok Park, en el montaje de cuerdas fijas.

El escalador francés Jean-Christophe Lafaille, conocido por sus vías de dificultad en "solo", aplica a esta gran montaña la misma técnica. Lafaille pretende abrir una nueva vía en la cara sur del K-2, y para ello ha ido montando campamentos en la vía Cessen, que discurre cerca de la nueva línea que ha planteado. Antes de retornar al Campo Base, ha pasado varias noches en altura. Jean Christophe ha escalado seis ochomiles, incluyendo el Manaslu por la cara norte, y este pasado invierno su nombre volvió a la cabecera de los medios especializados, cuando abrió una nueva vía de dificultad en Los Drus (Alpes franceses). Lafaile llegó hasta el Campo Base como parte de la expedición alemana Focus (al mando de Peter Guggemos), para luego emprender la ascensión en solitario.

Foto: www.redaragon.com 

Otra expedición digna de tener en cuenta es la Qgir, procedente de la República Checa y comandada por Zdenek Hruby. Los checos se han propuesto un doble objetivo para esta temporada: enlazar la escalada del K-2 y del Broad Peak (8.047 m.) -ambos gigantes están en el Karakorum paquistaní-. La expedicióin checa ha elegido empezar por el K-2, donde consiguieron montar el Campo II, antes de que les sorprendiera el mal tiempo.

Según las últimas informaciones, el italiano Hans kammerlander también se encuentra allí, después de un intento fallido a la pared del Ogro (7.285 m.). Kammerlander está convencido de que es posible descender esquiando desde la misma cumbre del K-2, y se halla allí dispuesto a intentarlo (el año pasado tuvo que abandonar debido al mal tiempo), después de ascender en solitario.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International