Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 24 de Diciembre de 2001

Los destinos de la necesidad

Por Angela Benavides  | 
- Página 1 de 2 -

Con el mundo revuelto, especialmente (tambi√©n es casualidad) en zonas monta√Īosas, tal vez haya llegado el momento de buscar nuevos destinos para trekkings y expediciones. Aunque no lleguemos a contemplar el mundo desde lo m√°s alto, queda mucho por descubrir por debajo de ocho mil.

 

La cosa esta clara: necesidad obliga, y la necesidad aguza el ingenio. Queremos (muchos de nosotros, al menos) viajar, caminar, escalar, subir muy alto... Para ello estamos dispuestos a aceptar incomodidades, tiempo dinero, y un considerable porcentaje de riesgo. Pero todo tiene un l√≠mite. Por mucho que deseemos visitar una determinada cordillera, la pol√≠tica puede llegar a ser tan terrible y jugar tan sucio como para desanimar al mayor de los so√Īadores. Pase el peligro de las piedras que caen, el ahogo de la altura, las chinches de alg√ļn refugio, los largos viajes, la ausencia de duchas y la mala alimentaci√≥n. Pero si a eso a√Īadimos guerrillas armadas, bombardeos con cazas, minas anti-persona, estados de sitio y cierre de aeropuertos, la verdad es que cuesta mucho seguir con ganas. Ya es bastante triste pensar que, por mucho que a nosotros se nos est√©n fastidiando las vacaciones, la poblaci√≥n civil de los pa√≠ses en conflicto a√ļn lo lleva mucho peor.

En resumidas cuentas, la situaci√≥n en las monta√Īas m√°s altas del mundo es la siguiente:

HIMALAYA DE NEPAL:
El pa√≠s de los hombres tranquilos, imbuido de filosof√≠a oriental y tradiciones ancestrales, se encuentra en la actualidad en estado de emergencia. La guerrilla mao√≠sta ha salido del √°mbito rural en el que actuaba y ha cometido atentados importantes cercanos a las ciudades y zonas m√°s transitadas. El gobierno ha lanzado al ej√©rcito contra ellos y los enfrentamientos armados son muy frecuentes. Sin embargo, el Foreign Office ingles ha emitido informes tranquilizadores, en los que s√≥lo desaconseja viajar por libre, y afirma que no hay peligro para los trekkings organizados en los valles m√°s conocidos. En la misma l√≠nea es una reciente nota de prensa del Ministerio de turismo de Nepal, que ve c√≥mo sus ingresos por turismo est√°n cayendo en picado. Ellos aseguran que los turistas jam√°s fueron objetivo para los guerrilleros, y que la situaci√≥n es segura para los extranjeros. Sin embargo, parece que el ambiente ‚Äėb√©lico‚Äô de la zona se contagia a trav√©s del aire.

HIMALAYA DEL TIBET:
Desde la ocupaci√≥n por parte de la rep√ļblica Popular China, los expedicionarios occidentales se quejan continuamente de los abusos de oficiales de enlace, comisarios, controles, etc... Sin embargo, al menos la zona permanece tranquila. EL problema del T√≠bet es que s√≥lo tiene un ochomil √≠ntegramente en su territorio y, para llegar a sus monta√Īas, el camino m√°s directo es partir desde Nepal. Tras la frontera de los Himalayas, casi todo el territorio esta conformado por una altiplanicie de poco inter√©s alpin√≠stico.

HIMALAYA INDIO Y HINDU KUSH:
El Hindu Kush siempre ha sido muy poco visitado, porque siempre ha sido el escenario de conflictos m√°s o menos declarados. Sus inh√≥spitas monta√Īas, que llegan a los m√°s de siete mil metros del Tirich Mir, son por tanto muy poco visitadas. Est√° demasiado cerca de Afganist√°n, y de la frontera indo-pakistan√≠. En definitiva, un polvor√≠n. Tal vez los problemas no surjan justamente en la monta√Īa, sino antes o despu√©s de la expedici√≥n, en las poblaciones de la zona.

 

KARAKORUM:
La cordillera del Karakorum, con sus cinco ochomiles, cientos de agujas y grandes paredes, con un trekking tan conocido como el del Baltoro, no puede evitar estar en Pakistán. Se trata de un país islámico que ha estado al borde de la guerra civil por verse forzado a elegir entre ayudar a EE.UU o al régimen talibán, al que siempre apoyó. Ahora, el conflicto con India por la región de Cachemira, donde no han dejado de sonar disparos prácticamente desde la fundación del país, está a punto de desembocar en una guerra declarada que podría ser un gravísimo problema, en dos estados tan pobres como superpoblados, y que además poseen capacidad para lanzar una bomba atómica.

PAMIR:
Otra cordillera fronteriza con Afganist√°n. Durante el principio de la operaci√≥n ‚Äėlibertad duradera‚Äô de los EE.UU, se pens√≥ que Bin Laden podr√≠a esconderse all√≠. A√ļn no le han encontrado, as√≠ que sigue siendo un punto sospechoso (al igualque Pakist√°n).

C√ĀUCASO:
hablar del Cáucaso es hablar de decenas de ex trepublicas soviéticas, cada una de ellas con distintas culturas, distintas religiones, distintos problemas y reivindicaciones, y distintos gobiernos más o menos estables y mas o menos enfrentados a guerrillas internas. En diversas zonas ha habido casos de secuestros a turistas (algunos de ellos escaladores, como el grupo de Beth Rodden y Tommy Cadwell). Conviene enterarse bien de la situación en el lugar concreto al que nos dirigimos y no confiar en la suerte.

Otros países, tradicionalmente seguros, que atraviesan un momento difícil:

EE.UU:
El p√°nico a nuevos ataques terroristas ha llevado las medidas de seguridad en aeropuertos a l√≠mites que pueden desesperar a muchos. Casi cualquier objeto puede ser considerado un arma. A menudo se proh√≠be llevar (incluso ni factur√°ndolo) material de monta√Īa, regalos, etc... Los retraso, los registros y, por qu√© no, el peligro de un nuevo ataque, convierten a los EE.UU en un lugar menos recomendable que de costumbre.

ARGENTINA:
A día de hoy, la crisis económica ha degenerado en ira popular, la dimisión en pleno del gobierno y la declaración de estado de sitio. Aunque el Aconcagua y la Patagonia parecen alejados de saqueos, manifestaciones y disturbios en general, conviene esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos. Además, un problema económico tan grave conlleva que problemas en el servicio muchas empresas (transportes, hoteles, energía, etc...). La de Argentina es una situación especialmente triste, porque se trata de un país que tendría mucho que perder pero, de cara al resto del mundo, su situación es incierta.

 

Sin querer aqu√≠ arreglar el mundo, lo cierto es que las crisis, de una u otra forma, acaban repercutiendo a nivel global (s√≠, esa palabra otra vez). Los problemas en pa√≠ses como Nepal, Pakist√°n, India, etc... est√°n teniendo un efecto negativo sobre el turismo. En este sentido, en Espa√Īa, unos de los m√°s perjudicados son las agencias de viajes y, dada la zona de conflicto, las especializadas en trekking y expediciones se est√°n viendo directamente afectadas.

Tras preguntar a varias de las agencias de trekking m√°s conocidas de nuestro pa√≠s, hemos obtenido resultados irregulares, pero en todo caso interesantes. En Muztag (Barcelona) y Sanga (Madrid), afirman que la situaci√≥n no es, por el momento, alarmante. Las expediciones que visitaron Nepal en octubre no vieron una situaci√≥n anormal, seg√ļn contaron a su vuelta. Si acaso, mayor presencia oliciakl en Katmand√ļ. Tampoco hubo mayores problemas en las estancias de tr√°nsito en aeropuertos de diversos pa√≠ses. Es bastante com√ļn volar a Nepal desde Espa√Īa con las l√≠neas a√©reas pakistan√≠es, lo que supone hacer escalas en Karachi o Islamabad. En esos casos, los viajeros de paso no tuvieron ning√ļn contratiempo.

Estos datos son del mes de octubre. Resultan significativos, porque se trata de un momento posterior a los atentados del 11 de septiembre, pero las cosas en la zona cambian con demasiada rapidez, y dando giros inesperados.

Ante este fin de a√Īo turbulento y la inseguridad sobre los acontecimientos que regir√°n 2002, en la agencia valenciana Monta√Īas del Mundo se est√°n preocupando, y mucho. En su caso, afirman que est√°n muy pendientes de sus corresponsales en Nepal, por si hubiera que suspender alguna de las tres expediciones a ochomiles (Cho oyu, Manaslu y Everest)que tienen preparadas. Desde septiembre tuvieron algunas cancelaciones para los trekkings de oto√Īo, pero sobre todo, esperan que lo peor llegue de cara a la primavera. Para los viajes de 2002, el miedo no es a las anulaciones, sino a la falta de reservas. Ante ello, ya han puesto en marcha varias alternativas, de las que hablaremos m√°s tarde.


Página 1 de 2  -   1 |  2 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International