Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 14 de Febrero de 2002

Crónica de la expedición japonesa a la sur del Lhotse en invierno

Por Angela Benavides  | 
- Página 1 de 2 -

El ochomilista Osamu Tanabe, líder de la expedición japonesa que intentó la primera ascensión a la pared Sur del Lhotse en invierno, narra los pormenores de la escalada hasta su forzosa retirada a 7.600 metros.

 
La impresionante vertiente sur de los dos gigantes vecinos: Lhotse y Everest 

La sección de Tokai del Club Alpino Japonés había culminado con éxito una notable ascensión al k-2 en 1997, abriendo una nueva ruta por la arista oeste. Tras ello, ¿Qué sería apropiado plantearse como siguiente objetivo? No nos llevó mucho tiempo dar con la respuesta. No había otra opción mejor que la primera ascensión invernal a la formidable pared Sur del Lhotse, que se mantenía como uno de los últimos problemas que encarar en los gigantes del Himalaya. Para aprovechar la ventaja de una ventana de tiempo estable, era necesario planear un asalto consistente en una escalada rápida, que nos permitiera alcanzar la cumbre en el menor tiempo posible. Así, se formó un equipo expedicionario de ocho miembros.

Durante el otoño de 2001 llevamos a cabo nuestro entrenamiento para aclimatarnos a las grandes altitudes del Himalaya. Siete miembros del equipo ascendieron el Cho-Oyu por la ruta normal. Seis de ellos hicieron cumbre entre el 9 y el 11 de octubre. Por su parte Hideji nazuka, el más fuerte del grupo, escaló el Dhaulagiri. Hizo cumbre el mismo día 11 , pero sufrió graves congelaciones, que le apartaron de la expedición que todos planeábamos. Otros dos miembros del equipo inicial cayeron enfermos, por lo que la expedición quedó reducida a cinco miembros.

 
Fue necesario cortar pequeñas plataformas en la ladera inclinada para montar el Campo II 

Partimos de Kathmandú el 9 de noviembre y, cinco jornadas después, montábamos nuestro Campo Base a 5.200 metros, justo al pie de la terrible, impresionante cara Sur del Lhotse. A continuación, reproduzco un extracto de mi diario, en el que registrar los detalles de la escalada, hasta el momento en que nos vimos forzados a retirarnos.

El 19 de noviembre comenzamos a equipar la ruta por la parte inferior de la pared. El día 23 alcanzamos un punto a 6.400 metros que parecía adecuado para instalar el Campo I, pero resultó demasiado expuesto a la caída de rocas y hielo, decidimos descender un poco y montar el Campo a 5.900 m. Nuestros sherpas fueron encargados de transportar material y avituallamiento, tarea en la que estuvieron ocupados hasta el día 28.

Foto: Cortesía Club Alpino Japonés 
Descripción de la ruta seguida por japoneses 

Nuestra idea era forzar la escalada hasta los 6.400 metros, primero siguiendo una ladera acanalada y muy pendiente hacia la izquierda, y después escalando un muro de nieve y hielo hacia la derecha. En ese punto, sin embargo, el nivel de riesgo era muy alto por la continua caída de piedras, así que cambiamos de idea y seguimos la vía abierta por los yugoslavos en 1981.

Entonces llegó el invierno. El primero de diciembre establecimos el Campo I. Superamos una difícil banda rocosa de unos 150 metros por encima del Campo I, que llevaba a una arista de nieve con una forma muy distintiva. La zona estrecha entre 6.400 y 6.600 metros era particularmente expuesta a la caída de piedras; durante la preparación de la ruta tres miembros de la expedición resultaron heridos, a pesar de que, para evitar las piedras, abandonamos el CI a las 4.00h a.m. Por suerte, las chaquetas de pluma hechas a medida nos protegían bien del intenso frío. Más tarde, los sherpas compensarían a avituallar el CII.

Seguimos la ruta Yugoslava sin desviarnos, y establecimos el CII a 7.100 m., el 6 de diciembre. Tuvimos que cortar y nivelar una plataforma en la ladera estriada para hacer sitio para las tiendas.

El día 8, nos dividimos en dos equipos. El equipo “A”, formado por Ohtani, Hanatani y dos sherpas, continuó escalando hasta un punto unos 30 metros por encima del collado de nieve donde la expedición yugoslava había montado su Campo IV. El dia 11 el equipo “B”, compuesto por Tanabe (yo mismo), Miyoshi y dos sherpas superamos el tramo crítico de la ascensión, conocido como “la garganta” de la cara Sur, y alcanzamosuna gran pendiente de nieve. A lo largo de la ruta, vimos tres tramos de escalas metalicas que permanecían ancladas a la roca desde que los yugoslavos las instalaron allí en el 81. Viéndolas, nos hicimos una idea del tremendo trabajo y la lucha que habían librado.

Entretanto, el buen tiempo se había mantenido desde que montamos el Campo base, pero el 15 de diciembre las nubes cubrieron la Pared Sur del Lhotse por primera vez, y la nieve empezó a caer ala altura del CB. En vista de lo cual, el equipo “A” fue enviado de regreso desde el C” al Base.


Página 1 de 2  -   1 |  2 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International