Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 19 de Marzo de 2002

Rompiendo con los mitos en el Polo Norte

Por Angela Benavides  | 

Emilio Valdés, que en 2000 ascendió el Aconcagua, viaja ahora al Polo Norte con otros compañeros y un médico: el objetivo no es deportivo, sino divulgativo; quieren demostrar que ser diabéticos no impide escalar, viajar a todas partes y bajo cualquier condición.

 
Emilio Valdés realiza mediciones durante la expedición al Aconcagua 

Los cambios (a peor) en la alimentación, el sedentarismo, etc... están provocando que el número de diabéticos aumente en progresión geométrica en los últimos años. Y, pese a ello, aún hay mucha desinformación sobre el tema, sobre todo de cara a aquellas personas que no sufren la enfermedad desde su nacimiento, sino que la desarrollan en algún momento de su vida, y provoca cambios radicales en sus costumbres y en su vida diaria. Por otro lado, algunas personas e instituciones se están dedicando a demostrar con hechos que la diabetes es un problema que hay que tomarse en serio, pero que no implica rendirse y renuncia a muchas cosas, entre ellas la práctica deportiva.

La expedición Diabetes 90º Norte es una continuación de aquella “Idea 2000” a partir de la cual un grupo de jóvenes de diferentes nacionalidades ascendieron el Aconcagua (6.969 m.). Los chicos y chicas tenían en común sufrir diabetes, lo cual les obligaba a inyectarse insulina diariamente y a vigilar con atención los cambios que el frío y la altitud provocaban en su organismo. La ascensión fue un éxito, casi todos hicieron cumbre.

Ahora, La Asociación Española para la Diabetes promueve una nueva expedición para demostrar que un diabético puede llegar al sitio más lejano, al más inhóspito: el Polo Norte geográfico. Tres jóvenes deportistas (Emilio Valdés Aller, Yaiza García Fernández y María Azucena de Francisco Caro), el presidente de la Fundación, un médico (Jordi Admetlla, otro ‘veterano’ del Aconcagua) y dos periodistas viajarán al Polo Norte Geográfico, para demostrar que es posible visitar esos lugares donde las condiciones son extremas, y que se encuentran lejos de un centro médico. No se trata de una travesía deportiva; los viajeros llegarán al Polo en helicóptero. Pero desde mucho antes tendrán que luchar con las bajas temperaturas. Su problema a superar no son las placas de presión ni el peso de las pulkas tras días y días de travesía; más bien, tendrán que vigilar cómo su cuerpo reacciona a los vuelos en avión, los cambios de horario, las horas de luz, la alimentación, y que el frío no congele la insulina que deben inyectarse o los aparatos medidores.

 
El oxímetro es uno de los aparatos necesarios para medir la cantidad de insulina necesaria 

Uno de los expedicionarios es precisamente Emilio Valdés, de 33 años, el único español que fue al Aconcagua como parte de Idea 2000. Emilio es escalador y montañero; ya lo era mucho antes de que desarrollase la enfermedad, lo que le ocurrió cuando tenía 22. Sin embargo, no renunció a las montañas, y ha seguido escalando en roca, esquiando y viajando a todas las cordilleras del mundo. Según comentaba, “la desinformación reinante hace que los mismos médicos anden un poco despistados y, cuando alguien descubre que es diabético, puede que le aconsejen, por principio, que no salga al monte, o que deje de practicar un determinado deporte. Pero de hecho es perfectamente posible hacer deporte y ser diabético. Da igual que se sea diabético de nacimiento o no. Yo tengo amigos diabéticos que son atletas de elite o que escalan ‘8 a’. Lo que queremos es precisamente que la gente se entere. Que sepa que, prestando mucha atención y organizándose bien, se puede convivir con la diabetes y disfrutar de la naturaleza y el deporte”.

La idea de la expedición se resume en ese deseo: que si alguien dejó de viajar o de salir al monte porque le diagnosticaron diabetes, y tuvo que inyectarse insulina desde ese momento, que tenga claro que no tiene que renunciar necesariamente a ello. Si alguien necesita más información sobre el tema, puede ponerse en contacto con la fundación: http://www.fundaciondiabetes.org


Artículos relacionados


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International