Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 16 de Mayo de 2002

Alberto Iñurrategi completa los catorce ochomiles

Por Angela Benavides  | 

El alpinista guipuzcoano alcanzó a las 6:00h, hora peninsular, la cumbre principal del Annapurna, tras recorrer la descomunal y difícil arista Este de esta montaña, junto al francés Jean Christophe Lafaille.

Foto: EiTB 

Alberto Iñurrategi lo ha conseguido. A las 10:00 de la mañana hora local (las seis de la mañana hora peninsular), se oía una palabra triunfal a traves del walkie que ponía fin a largas horas de incertidumbre en el Campo Base: ¡¡Tontorra!! ¡¡Tontorra!! (en euskera “¡Cumbre, cumbre!”). El guipuzcoano Alberto Iñurrategi y el francés Jean Christophe Lafaille –por otra parte, dos de los mejores alpinistas del mundo- estaban en la cima Oeste del Annapurna, considerada la cumbre principal de esta montaña.

Al fin podían, en el Campo Base, dar rienda suelta a su alegría, tras unas horas de preocupación. Alberto y Jean Chistophe, los dos únicos alpinistas de la expedición que recorrieron la interminable (siete kilómetros y medio) arista somital, después de que Veikka Gustafsson y Ed Viesturs primero, y Jon Beloki después, se dieran la vuelta, no lo habían tenido fácil. La información facilitada en Kathmandú por el mismísimo Erdhard Loretan, otro ‘catorceochomilista’ y el aperturista de la vía que han seguido los expedicionarios, era la correspondiente a una escalada en el postmonzón, cuando la montaña está mucho más cargada de nieve. Sin embargo, en esta expedición primaveral (premonzónica), la arista final estaba descarnada y difícil , por lo que los dos alpinistas han tenido que avanzar haciendo pequeñas variantes, que les permitiesen superar algunos tramos muy complicados.

Con este panorama, en el Campo base todas las miradas estaban fijas en la radio. Alberto había prometido comunicar con ellos cuando alcanzasen la cumbre central (antes de la principal), pero pasaban las horas, y el transmisor permanecía mudo. A las nueve de la mañana, según sus cálculos, empezaba a ser peligrosamente tarde, ya que el problema es que hay que llegar a la cumbre central, luego a la principal, y luego desandar el larguísimo y difícil camino, a cota máxima de altitud y con dificultades muy altas.

La radio saltó a las diez, pero no con la noticia de la cumbre central, sino de la principal, de la Cima Occidental que es el punto más alto del Annapurna, a 8.091 metros sobre el nivel del mar.

A la hora de cerrar la edición de esta noticia, Alberto y Jean-Christophe deben haber pasado, en su descenso, por el lugar donde vivaquearon la pasada noche, a 7.800 metros. Su intención es llegar a descansar al punto donde durmieron anteayer, a 7.500 metros (la cota que comúnmente marca el umbral de la famosa “zona de la muerte”). Sin embargo, aún les queda una jornada muy delicada: mañana deben descender, sin ayuda de cuerdas fijas (han recorrido la arista en estilo alpino) por los delicadísimos pasajes de mixto de la Roc Noir. Una vez que lo consigan, llegarán al Campo III y a la relativa seguridad de la zona equipada con cuerdas fijas. Todos en el Campo base del Annapurna desean que llegue cuanto antes el momento de verles aparecer sobre el glaciar y, entonces sí, celebrarlo por todo lo alto.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International