Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 24 de Junio de 2002

Terradets "Cuna de la escalada prefabricada"

Por   | 

Si bien la maniobra de preparar itinerarios descolgándose desde arriba es una técnica utilizada habitualmente en la mayor parte de las escuelas del país, hace sólo 20 años fue toda una revolución que dividió el cauce de la escalada.

Foto: col. Armand Ballart 
A. Ballart escalando en la vía CADE de Terradets 

La innovadora estrategia de equipar las vías y reducir al máximo el riesgo de caída, sería la fórmula mágica para aumentar el grado de una forma rápida y a la vez popularizar un nuevo deporte al margen de una escalada arriesgada y rigurosa como la tradicional. Así nace la escalada deportiva, un invento gestado en muchas palestras francesas a finales de los años 70, gracias al espíritu competitivo –y esponsorizado por las firmas comerciales-. El grado prefabricado garantizó una adicción directamente proporcional a la venta de material y al impulso definitivo del mercado con su desenfrenada evolución técnica. Esta modalidad facilitó la tarea de inaugurar itinerarios a destajo con un menor esfuerzo y experiencia, al margen de los conceptos establecidos anteriormente. En poco tiempo, muchos sectores quedaron saturados recelosamente de ristras de chapas que se disputaron las líneas más sorprendentes sin reparar en gastos y espacio, escatimando las posibilidades de futuras generaciones capaces de resolver la jugada por abajo como se demostraría años más tarde.

 
La Paret de les Bagasses, impresionante desde la carretera 

Sería difícil concretar el primer itinerario concebido a tal efecto, pero todo sucedió cuando las "falaises" del Verdon abrieron los ojos de nuestros apasionados que, a su vuelta, decidieron romper el hielo antes de que los franceses vacilaran de su invento. La memoria popular cuenta que la vía ‘Villaverde’ en Terradets fue la pionera (octubre-80), pero en realidad este conocido trazado se abrió íntegramente por abajo, aunque con una clara idea de escalada libre equipada de dificultad al estilo "free climb" de la época. Así pues, esta ruta fue el disparo que dio la salida a un continuo maratón de cuerdas que se descolgaron desde la falsa feixa de la Paret de les Bagasses (Terradets), para perforar y calcular minuciosamente los precisos movimientos necesarios para vencer los monolíticos muros : la ‘Smoking’ (V-81), vía de ‘l"Alba’ (IX-81), ‘TIM’ (X-81), ‘Desenlace Inesperado’ (X-81) y la ‘Colores’ (XII-81), fueron los referentes de la nueva etapa que representó el beneplácito para equipar por arriba. Pronto los escaladores catalanes extenderían el fenómeno por sus principales escenarios, como Montserrat con la vía ‘Brown Sugar’ en la Mòmia (VII-81), y la ‘Necronomicón’ o la ‘Rampas Invertidas’ en Vilanova de Meià (XI-81). Mucho más lejos, nada más y nada menos que en Montanejos, la vía ‘Manto Gris’ (XI-81) sería el detonante de esta gran escuela castellonense, pionera indiscutible del estilo deportivo tal como se entiende actualmente, con la implantación del espit desde sus inicios y la evolución constante por la dificultad extrema.

Foto: col. Armand Ballart 
Panorámica del Peladet desde la Paret de led Baga 

Digerir en pocos meses este cambio alarmante fue difícil para mucha gente, que vio menguar sus posibilidades cuando, de buenas a primeras, se pasó del temido V+ al 6b obligado entre seguro y seguro. "Chapa y sigue" sería el eslogan más adecuado para definir la década de los 80, con todo su entramado de conceptos y apostolados al borde de la anarquía vertical. Lentamente, la escalada deportiva se apartaría definitivamente de la corriente tradicional hacia el encuentro preciso con el grado, naciendo multitud de escuelas al son de las cintas express y el magnesio. Por fortuna, la concordia y el sentido común asentaron la convivencia de ambos estilos a la que estamos acostumbrados, y en la mayor parte de nuestras queridas paredes, plomos y monodedos defienden ejemplarmente su propósito. A las célebres vías "free" de Terradets les debemos gran parte del cambio, siendo la diana de una desenfrenada polémica que llevó posteriormente al enfrentamiento de los dos colectivos trepadores : los "alpinistas" y los "freekes", cada uno con sus correspondientes reglas, fantasías y rituales.

Hoy por hoy, los lavados cantos de esta gran palestra evidencian su vasta frecuentación y el indiscriminado uso del magnesio. La época dorada de Terradets representó, sin duda alguna, un episodio clave de la escalada española en el que se levantó el listón de la dificultad en libre a marchas forzadas, pero sin tener en cuenta futuras repercusiones. Para muchos de sus protagonistas, acreditados alpinistas generalmente, no fue fácil cambiar de chaqueta cuando el nuevo sistema "toreaba" por completo la ética establecida durante décadas. No obstante, con la excusa de ponerse al nivel europeo aumentando el grado y la seguridad, pocos renunciaron al "chollo" de prefabricar vías "a medida", una práctica que con el tiempo derivó a sobre-equipar antiguos itinerarios con las mismas pretensiones. No es oro todo lo que reluce; detrás de la transformación se disimulaba en muchos casos la mediocridad. Mucho ha llovido desde entonces y todos aquellos que vivieron el trance entienden perfectamente la réplica, que actualmente se caracteriza por la sana aceptación, más que general, de repetir exclusivamente las vías bien equipadas, mientras que solo una minoría aceptan el auténtico compromiso de la escalada. De la perfecta combinación de la escalada deportiva y la tradicional han aparecido las figuras más punteras capaces de abrir sorprendentes rutas en las más prestigiosas paredes del país, barajando los límites de la dificultad tanto en libre como en la expuesta técnica del artificial extremo. Muchos de ellos experimentaron en la Paret de les Bagasses el reto con lo imposible y, sentados en el Hostal del Lago, planearon algunas de las más célebres ascensiones que han distinguido al alpinismo español gracias al milagro de Terradets.

Texto: Armand Ballart


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International