Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | ENTREVISTAS | 05 de Julio de 2002

Carlos Pauner: “El éxito en un ochomil no es cuestión de suerte”

Por Angela Benavides  | 
- Página 1 de 3 -

Tras alcanzar con éxito las cimas del K2 (2001) y el Makalu (primavera 2002), el alpinista aragonés ha conseguido el apoyo necesario para dedicarse de lleno a la “carrera de los 14”; en esta entrevista revela sus próximos objetivos.

 
Carlos Pauner en la cima del Makalu. 

Que tal, Carlos ¿Recuperado del Makalu?
Sí, completamente. La verdad es que no me cuesta muchos días recuperarme, entre otras cosas porque procuro pasar en altura el menor tiempo posible. Por eso baje del tirón desde la cumbre y, en total, en toda la expedición, no debí pasar a gran altura más de seis noches. Entiendo que hay que estar un mínimo para aclimatar, pero yo ese mínimo ya me lo conozco y, más de eso, es desgaste. Gracias a ello, a ese ahorro de permanencia en altura, vuelves tocado al Campo Base, pero en pocos días uno se recupera por completo. Además es un monte duro, pero salió todo a la primera.

Entonces, has descubierto el secreto de los ochomiles...
Bueno, es algo que funciona conmigo, y que he aprendido a base de experiencia. La cosa es conocerse. Por ejemplo, dos chicos navarros que subieron conmigo, cuya experiencia se limitaba al Cho Oyu, trataron de aplicar el mismo sistema y no les fue bien. Por ejemplo, cuando lanzamos el ataque a cumbre, saltaron directamente del Base al Campo II, como hice yo, lo que supone ganar 2.000 m. de desnivel en una jornada. A mi me funcionó, pero para ellos fue demasiado, y les costó la cumbre. Cada uno tiene su estrategia y sus armas; las mías son ir rápido y pasar el menor tiempo posible en altura. El problema es que algo así he podido hacerlo en el Makalu, pero en otros picos resulta imposible.

 
En la arista final del Makalu, sobre el mar de nueves. 

Y el resto de alpinistas que componían la expedición, y que tienen enorme experiencia (hablamos de Edurne Pasabán y de Mario Merelli y Silvio Mondinelli).
No, cada uno tiene su ritmo y su manera de ascender, y allí fuimos cada uno a nuestro paso. Por ejemplo, en la bajada, los italianos también llegaron abajo del tirón, pero Edurne prefirió pasar la primera noche en el Campo III. Lo importante es conocerse a sí mismo, y saber que es lo que le va mejor a cada uno.

¿Habías escalado con ellos anteriormente?
Sí, habíamos coincidido en la norte del Everest en el 2000. No íbamos en la misma expedición, pero teníamos bastante trato. Son una gente muy maja, yo me llevo muy bien con ellos, y para mi eso es muy importante a la hora de emprender una expedición. Meterte en un grupo internacional en el que no conoces a nadie, bueno, es algo que haría sólo si no tuviera más remedio.

¿Has tenido malas experiencias yendo solo con desconocidos?
No, no. La verdad es que en todas mis expediciones he ido, como poco, con gente conocida. Luego las hay totalmente de ‘amigos’ como la del K2 de 2001, que fue una especial, algo irrepetible.

 
El alpinista aragonés apuesta por permanecer el menor tiempo posible en altura. 

Hablando del K2, ¿Has visto que hay seis expediciones con componentes españoles?
Sí, es tremendo, mucha gente. Por cierto, que el otro dia recibí un correo de Iñaki Ochoa de Olza y me ha dicho que están usando parte de las cuerdas que dejamos allí el año pasado; la verdad es que era un material muy bueno, no me sorprende que se mantenga en buen estado. Pero lo de tantas expediciones allí es otra historia. Para mi gusto, demasiada. Sobre todo, tratándose del K2 que en los últimos años ha estado prácticamente vacío. Desde el 97 prácticamente no fue nadie y, el año pasado, cuando estuve yo, en realidad había dos expediciones, aunque luego nos repartiésemos. Por eso me parece curioso, y creo que podría ser peligroso.

Ah, veo que tienes una agenda muy ocupada. Entonces, ¿de qué depende que te decidas por una u otra montaña?
NO se en principio, esperar si los italianos de verdad confirman que van a ir. Y si se deciden, entonces tendré que plantearme muy en serio qué me apetece hacer, porque ya te digo que el Annapurna no es algo que esté deseando ascender, y tengo que pensarlo honestamente.


Página 1 de 3  -   1 |  2 | 3 | Siguiente »

Artículos relacionados


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International