Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 11 de Julio de 2002

Haciendo la mochila

Por Angela Benavides  | 
- Página 1 de 3 -

¿En julio a los Andes? ¿En agosto al Karakorum? ¿En septiembre a Nepal? Si has preparado un trekking para los próximos meses, más valer repasar los preparativos de última hora: una vez allí, agradecerás los repasos y lamentarás los olvidos.

 
¿El altiplano andino? No, Costa Rica 

El destino soñado contra el futuro imperfecto.

Tal vez estemos a tiempo. Antes de emprender camino, caminante, guarda un momento para ti mismo y piensa, con calma y honestamente, qué trekking vas a hacer. Cuando oímos esa palabra, nos imaginamos a nosotros mismos, macuto a la espalda, recorriendo las quebradas andinas, los glaciares de Pakistán, las tundras canadienses y los collados del Himalaya. En nuestra mente luce el sol y nuestro paso es firme y descansado. Ahora, el futuro real puede mostrarse muy diferente, y debemos estar preparados para ello. Por eso debemos cuestionarnos algo fundamental. ¿Adonde queremos y adonde podemos ir? El secreto de un gran viaje es aquel que , cuando lo hacemos, se parece mucho a la imagen que nos habíamos formado de el. Pero a veces, esa imagen viene de fuentes externas, y olvidamos que, quien se va a ‘pegar la gran pateada’, vamos a ser nosotros. Por mucho que nos hayan hablado maravillas del valle del Rolwaling, en Nepal, debemos tener en cuenta que, así mismo, se trata de una zona muy aislada donde, en caso de problemas, la evacuación sería complicada, donde una tormenta puede acarrear largas marchas sobre nieve profunda, y un collado problemático (el Tepsi lapsa), a mas de cinco mil metros, y con unas bonitas barreras de seracs en la bajada. ¿Tenemos fondo físico y nivel suficiente? ¿Soportaremos una noche de tormenta himaláyica azotando las tiendas sin echarnos a llorar de teror? Otra posible decepción: El inmenso Karakorum, los ochomiles, Concordia, el K-2. ¿Hermoso verdad? Bueno, pues tal vez no tanto para los amantes de la botánica. Hay que tener en cuenta que allí no crecen arboles ni plantas, es un desierto de piedra y hielo que, para algunos puede ser el Paraíso y para otros, como poco, el Purgatorio.

 
La meteorología es un factor a tener muy en cuenta. 

Así mismo, la promesa de ‘inmersión en culturas diferentes’ depara sorpresas poco agradables para muchos. En el caso de Pakistán, sobre todo para las mujeres. De cara al invierno, se dice que Patagonia es lo más parecido del mundo al jardín del Edén. Ahora bien., ¿Seguro que en el Edén llueve tanto, y tan seguido? La gastronomía exótica es una parte importante de un viaje. Pero el arroz día tras día, la mantequilla rancia y las tortitas con mosquitos tal vez no compongan tu idea de hacer de tí un gourmet. Si tienes una importante lista de alimentos que no puedes ver ni en pintura, asegúrate de qué te espera, o tendrás problemas.

En fin, todas estas cuestiones, que a veces preferimos olvidar cuando por delante de nosotros vislumbramos las vacaciones y las aventuras, pueden reírse en nuestra cara, días más tarde, (de hecho, demasiado tarde para remediar nada). Por eso nuestro consejo, y no lo toméis a mal, es el de meditar la cuestión, planteándolo desde nuestra propia óptica. Olvida lo que te han dicho (comentarios del tipo “Es un trekking muy fácil” “No te cansas nada” “yo ligué un montón”) y céntrate en datos objetivos sobre el recorrido y el lugar en que transcurre. Cuantos más datos, mejor. Sólo acumulando toda la información posible, y sopesando pros y contras, bajarás el nivel de sorpresas (imponderables aparte, claro). Si, una vez tenidos en cuenta tanto los aspectos positivos como negativos del viaje, sigues adelante, lo harás de manera mucho más segura y, seguramente, afrontarás las dificultades con mejor cara, porque estaban previstas.

 
Es necesario prever el desgaste producido por la altitud. 

Hoy me pongo... En forma

Una vez que se ha tomado la decisión, con fechas, destino, itinerario y presupuesto, es decir, una vez que hemos enfocado nuestra mente al efecto, debemos poner al mismo nivel el cuerpo. No nos referimos exactamente (ni solamente), a la resistencia física, sino a algo más general. Por ejemplo, una de las cosas que a veces se olvidan es una visita al dentista. Si nos vamos a mover en altura, una pequeñísima caries puede convertirse en un dolor que nos impida dar un paso. Lo mismo para pequeños problemas en los pies, sobrecargas en el cuello y espalda, etc. Es la hora de poner solución a pequeñas molestias, y a plantearnos un entrenamiento, pero con sensatez: no tiene sentido atajar meses de inactividad en una semana antes del viaje. En el caso de los trekkings, el entrenamiento se hace en el propio trekking, así que no valen soluciones de urgencia. Si acaso son contraproducentes, y un sobreentrenamiento no acarreará más que problemas de sobrecarga, tendinitis y agotamiento. Otra cosa es que falten meses para nuestro viaje soñado. Entonces será bueno plantearnos un entrenamiento adecuado, que saque lo mejor de nosotros mismos. Para ello, si es posible, nada como pedir ayuda a un experto (o, ya que estamos, consultar nuestra sección de Preparación Física, donde hay test, tablas, dietas, etc...). Es el momento de relajar la tensión que el estrés del trabajo diario, (al menos de la mayoría de nosotros) deja en nuestros músculos. Hay que mirar hacia delante con optimismo; después de todo, nos vamos de vacaciones. Ese simple pensamiento es capaz de relajar el cuerpo casi tanto como un masaje.

En cualquier caso, alguna que otra salida al monte nos servirá para dos cosas muy útiles: en primer lugar, para comprobar nuestro estado de forma, que nos puede ayudar a empezar el trekking con fuerza, a dosificar las fuerzas, o a aumentar nuestra provisión de barritas energéticas’. Si habitualmente descuidamos en parte nuestra ingesta de agua, no está de más tomárselo en serio para empezar un viaje exigente con niveles óptimos de hidratación. Y tampoco pasa nada por ir por la vida agarrado a un botellín de agua, cual ‘top model’, si es por una buena causa.


Página 1 de 3  -   1 |  2 | 3 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International