Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 06 de Septiembre de 2002

Una aventura inimaginable en Cuba

Por Angela Benavides  | 
- Página 1 de 2 -

Anualmente, miles de escaladores de diversas latitudes se mueven hacia diferentes lugares del planeta, intentando superar retos o abrir nuevas rutas. Pocos conocen que la mayor de las Antillas posee un gran potencial para la práctica de este deporte

 
Áreas donde están habilitadas rutas de escalada deportiva y donde potencialmente podrían abrirse otras más en el país 

Quiso el azar que me viera inmerso en una aventura no imaginada en esta isla caribeña: la escalada. Siempre que escuché sobre el tema, lo asociaba con Europa, Asia, Norteamérica o los países de altas montañas cubiertas de hielo.

Pero nunca pensé que nuestro país tuviese tanto que ofrecer a quienes, en todas partes del planeta, gustan disfrutar la plenitud de los paisajes, el aire puro, las alturas y la adrenalina en toda su extensión, atados a cuerdas, arneses y disímiles accesorios para la práctica de este deporte.

La historia de la escalada deportiva en Cuba es relativamente reciente. Aislados grupos, pertenecientes a la Sociedad Espeleológica Nacional, habían realizado algunos trabajos con cuerdas en las zonas de Viñales y Escaleras de Jaruco. Incluso, es parte del entrenamiento para este tipo de actividad científica.Pero no fue hasta 1997 que se crearon condiciones para avanzar en la materialización de la práctica de este deporte. En ese año visitó la Isla, Alberto Morales, presidente de la Federación Colombiana de Montañismo, impartió el primer curso sobre escalada deportiva y dejó inaugurada la primera ruta larga en la zona de Viñales, en la occidental Pinar del Río.

 
El Parque Nacional Valle de Viñales es digno de observar desde cualquier altura. En algunas de sus áreas los campesinos locales siembran la planta del tabaco 

Luego, algunos norteamericanos de prestigio en estas lides, como Skip Harper, Craig Luebben y Armando Menocal, sacaron conclusiones muy sabias: “Si en todo el Caribe había rutas y condiciones para escalar, ¿por qué en la mayor de las Antillas no podrían existir también?”.

Así contactaron con la Sociedad Espeleológica de Cuba —que agrupa a los escaladores de la Isla— y, mediante ella, con un reducido grupo de jóvenes que con interés comenzaban a hacer intentos en esta disciplina. En un breve pero profundo bojeo por nuestro país, corroboraron el gran potencial geográfico que posee para la ascensión de paredes.

El Parque Nacional Turístico de Viñales fue el escogido para comenzar a trabajar en la apertura de nuevas rutas. En la actualidad, en esa misma zona, ubicada a unos 200 kilómetros de La Habana, hay abiertas alrededor de cien.

Es bueno aclarar, para quienes no conocen de este deporte, que abrir o equipar rutas requiere de una preparación y responsabilidad doble, pues la seguridad de quienes sigan detrás depende de los primeros que abran el camino.

En la escalada deportiva es muy importante la cooperación entre los que la practican, el aseguramiento previo en cada tramo. En esta modalidad se utilizan desde las puntas de los dedos de las manos hasta las de los pies.

 
Abel cobra cuerda para seguir ascendiendo una de las paredes de La Costanera 

SUBIENDO CON ELLOS

Los escaladores cubanos son jóvenes comunes, estudiantes o trabajadores, que además de reír, amar el béisbol, la lectura, el cine, el teatro, el mar o las discotecas, también aman las rocas con sus grietas, la precisión en cada movimiento, la tensión de llegar hasta una altitud determinada y el disfrute final de dominar la altura con todo un derroche de adrenalina no imaginado por aquel que no se decida a acompañarlos.

Así conocí al joven habanero Aníbal Fernández Cardoso, quien lleva 10 de sus 22 años en la práctica de este deporte. Además de ser presidente y miembro del grupo Lapiaz de la Sociedad Espeleológica de Cuba, es instructor de espeleosocorro y socorro en montaña. Ha sido el primer cubano en graduarse satisfactoriamente en Estados Unidos como guía instructor de escalada en roca en el año 2001, durante un curso que recibiera en el EXUM Mountain Guides, en Jackson, estado de Wyoming. Esta compañía de guías de montaña es la más antigua y con más experiencia de América y su sede está ubicada en el Parque Nacional de Tetons, un equivalente de los Alpes en nuestro continente.

Me comentaba Aníbal que a partir de que se abrieran las primeras rutas en la Isla —labor en la que él participó— y de que aquellos “pioneros” norteamericanos retornaran a su país, comenzó a publicarse en diversas revistas especializadas el potencial que posee nuestro archipiélago para quienes rondaban por el mundo buscando lugares nuevos a donde “treparse”.

“Según la apreciación de algunos especialistas que han venido y escalado acá, contamos con la mejor roca caliza de todo Latinoamérica para este deporte”, afirma Aníbal.

Desde entonces han venido escaladores de todas partes del planeta y aún queda mucho por explorar y equipar. Ingleses, franceses, holandeses, italianos, alemanes, daneses, norteamericanos, españoles, australianos... han sido testigos de la bondad de nuestro ecosistema.


Página 1 de 2  -   1 |  2 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International