Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 03 de Octubre de 2002

los peligros del Kilimanjaro

Por Angela Benavides  | 

Usualmente calificado en círculos montañeros como ‘una cuesta de vacas’ o similar, su mayor peligro reside en que suele subestimarse, y que no se respetan los plazos de aclimatación. Pero problemas aun mayores parecen tener los porteadores.

 
El Kilimanjaro es la montaña aislada más alta del mundo 

El Kilimanjaro, la montaña más alta de Africa y, debido a su origen volcánico, el mayor pico que se yergue en solitario (sin formar parte de una cordillera) en el mundo, es un objetivo deseado por caminantes de todo el mundo. No depende de estaciones ni monzones, puede ser ascendido en cualquier época del año; su ruta "normal" , conocida como Marangu, no presenta dificultades técnicas. Además, se eleva en mitad de la sabana africana, entre Kenia y tanzania, por lo que constituye un objetivo "alpinístico" rápido y asequible que se puede complementar con unas -más largas- vacaciones en un destino muy atractivo.

La proverbial facilidad del Kili atrae no sólo a montañeros sino, sobre todo, a excursionistas, caminantes y simples turistas que ven en el la oportunidad de alcanzar una cota de gran altura, (5.900 metros) sin necesidad de llevar equipo ni utilizar técnicas de expedición. Los cientos de extranjeros (porteadores y guías aparte, es extraordinario que algún tanzano dedique tiempo o dinero en tal empresa) que ascienden el techo de África son de lo más heterogéneo: desde adolescentes hasta veteranos que superan los sesenta, y desde alpinistas expertos hasta gente que ni siquiera ha salido nunca a andar por el campo. Aunque las autoridades de Tanzania restringen -en teoría- el número de visitantes que se encuentran a la vez en al montaña -el ingreso de dólares por permisos de estancia, guías, etc... es una gran tentación- lo cierto es que la masificación no esta precisamente favoreciendo a su frágil ecosistema ni al glaciar que lo corona, condenado a desaparecer en unos pocos años. Sin embargo, el peligro del que hablamos en esta ocasión amenaza no ya a la montaña. Si no a los montañeros.

 
El Techo de África sobre las praderas de Mara 

Aunque se dan algunas caídas y accidentes, la principal fuente de problemas en el Kili es la posible hipotermia por llevar equipamiento inadecuado y, sobre todo, el mal de altura. Por muy sencilla que sea su ascensión, no debemos olvidar que el Kili mide casi 6.000 metros, y que partimos desde muy abajo. El Kili es más alto que cualquier pico de los Alpes; sin embargo, nadie sube al Mont Blanc sin aclimatar un solo día. ¿Por qué en el Kilimanjaro no se respetan las pautas de aumento de cota paulatina y lenta? Bien, entre otras cosas, porque cada día de estancia en el Parque Nacional del Kilimanjaro cuesta 70 dólares, que se suman a la obligatoriedad de llevar un guía y porteadores locales (más gastos generales del viaje). Por eso, es frecuente que los ascensionistas traten de llegar, hacer cumbre, bajar y largarse lo más deprisa posible. Esto es tan válido para los viajeros escasos de presupuesto, como para los alpinistas inmersos en el proceso de conseguir las famosas Siete Cumbres. Muchos se plantean la subida en cuatro días, cuando lo recomendable es el doble.Y un fallo de aclimatación puede que no perdone. Ed Douglas escribió en un artículo en Climbing que cada año mueren en la montaña unas tres personas. Y, según muchas personas que han ascendido, una inmensa mayoría de los ascensionistas sufren estos problemas de manera más o menos aguda.

 
Porteadores con su carga en la parte baja de la montaña. 

Por eso, muchos ascensionistas y gran parte de las agencias de trekking que programan esta actividad ofrecen ahora la ascensión al monte Meru ( de 4.500 metros) como aclimatación. Hace no mucho tiempo, esto era muy poco habitual, pero las otrora solitarias sendas de la parte baja del Meru, donde un guarda armado –es zona de leopardo y búfalo- debe guiar al grupo, están cada vez más transitadas. Sin embargo, este no es aún una práctica unánime.

Y, si el Kili puede ser traicionero y peligroso para los incautos ascensionistas que creen que el Mal Agudo de montaña y sus consecuencias son males endémicos del Himalaya, en el caso de los porteadores el peligro es aún más real. La prensa inglesa ha recogido recientemente el testimonio de un montañero que ascendió el Kilimanjaro y que, al parecer, informó de la muerte por hipotermia de tres de sus porteadores nativos. Al parecer, se desató un temporal en la montaña, que los porteadores, vestidos con shorts y camisetas, no supieron superar. Los africanos que suben por primera vez a esa altura no pueden casi concebir que pueda existir un frío semejante, si han vivido siempre en el clima tropical del pie de la gran montaña. Se enfrentan a los problemas de otros porteadores de diferentes cordilleras del mundo, pero además suman su falta de experiencia y costumbre en altura.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International