Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 18 de Noviembre de 2002

Los mitos del Big Wall abogan por el entendimiento

Por Angela Benavides  | 

Entre los partidarios de las grandes paredes y el free, y los deportivos adictos a la alta dificultad. Gente como Royal Robbins, Jim Bridwell o Miguel Angel García Gallego demostraron en Torelló que hay sitio para todos, porque todos comparten el mismo espíritu de aventura.

 
Royal Robbins, Jim Bridwell, Miguel Angel Gcía. Gallego, Josep Manuel Anglada y Cesare Maestri, en Torelló el pasado sábado 

Aún con diferentes puntos de vista, y por supuesto distintas trayectorias, el grupo de verdaderas leyendas vivas que se dieron cita el pasado fin de semana en el Festival de Cine de Montaña y Aventura de Torelló dieron impresión de haber enterrado viejas rencillas y de haber adoptado una visión de la escalada global, más allá de especializaciones o estilos. "Al final, lo que nos une, es el espíritu de aventura" dijo Miguel Angel García Gallego, ameno moderador del evento y recogiendo una opinión anterior de Royal Robbins. Robbins y Bridwell, los grandes de Yosemite, vieron en las últimas escaladas relámpago a los big wall del valle californiano un paso adelante en los desafíos de la escalada y, al mismo tiempo, otra rama de este deporte que evoluciona y se especializa con el tiempo. "Son diferentes opciones, y cada uno elegirá la que más se adapte a sus aptitudes y motivaciones" terció Jim Bridwell.

 
Cesare Maestri, volcado en campañas de educación y contrario a las prohibiciones de acceso a las montañas 

Por su parte, Cesare Maestri, que sí marcó una diferencia en la esencia de las grandes paredes y la de la escalada deportiva -sólo les une el esfuerzo físico, aunque ambas son admirables- aprovechó para hacer hincapié en su visión de los límites del riesgo. "Las montañas son para vivirlas, no para morir en ellas -sentenció la 'Araña de los Dolomitas'- y hay que estar muy seguro de uno mismo para escalar en solo, o sin cuerda, o en paredes con gran porcentaje de riesgo objetivo. Siempre que yo he emprendido una escalada, sobre todo en solitario, ha sido totalmente seguro de que podía completar la vía. Si hay dudas, uno caerá. Es más por eso he preferido hacer vías que no conocía, no repetirlas ni ensayarlas. Si uno repite una vía, se pone a pensar que, tal vez, en un paso concreto, podría probar con otra sucesión de movimientos diferente a la que ha intentado antes, que podría moverse por otro sitio, que tal vez... y ahí empieza a dudar, y ahí llega el verdadero peligro".

Josep Manuel Anglada y Miguel Angel García Gallego, el 'Murciano', pusieron los dientes largos y llenaron de sueños la cabeza de todos los asistentes, con la imágenes de enormes paredes inescaladas esperando un aperturista en un lugar casi virgen: la Antártida. "No sabéis lo que hay por allí -decía el Murciano, convincente- Paredes de mil quinientos, dos mil metros, cientos de ellas, que dejan pequeño casi todo lo que se ha hecho. El verdadero fregado esta allí esperando a que alguien lo descubra. Nosotros las hemos visto, y todo lo que os contemos es poco".

 
Robbins y Bridwell, los revolucionarios aperturistas de Yosemite 

García gallego, además, quiso concienciar a la audiencia de un verdadero problema que afecta a todos los escaladores de todas las vertientes: las restricciones de acceso a las paredes. “El valle de Yosemite no es el que conocieron Robbins ni Bridwell, ni el que conocimos Anglada y yo cuando fuimos con la primera española. Ahora hay tantas restricciones que casi no se puede escalar, Y no solo en EE.UU. ; en todas nuestras zonas de escalada hay problemas, vedas, restricciones. En Leiva, ahora, un bordillo de más de tres metros es objeto de prohibición porque los escaladores molestan a los pájaros. Como si no supiésemos mejor que nadie lo que es convivir con los pájaros. Hay que tomar conciencia y moverse o, mientras discutimos sobre quien escala en libre, quien en deportiva, y cosas por el estilo, al final nos van a prohibir todo”. En este punto terció Maestri. “Es que prohibir y cerrar es lo fácil. Lo difícil y lo caro sería educar a la población, enseñar a los niños en la escuela para que ellos trasmitan esa conciencia a sus padres. Para mí, la montaña es como un museo ¿Sería lógico cerrar los museos del mundo para preservar intacto todo el conocimiento que contienen? No, claro que no, y no podemos hacer precisamente eso con las montañas, verdaderos museos de vida. Deben estar abiertas a la gente, y lo que debemos es enseñar a sus visitantes a respetarlas y cuidarlas, para disfrutar de ellas”.

En cualquier caso, cada uno tiene su particular visión de las cosas. Es loable que, juntos, hayan optado por la postura conciliadoras. Sin embargo, en el transcurso de una larga entrevista concedida a Barrabes. com, Jim Bridwell dejaría escapar su habitual ironía comentando, como ejemplo de las diferentes visiones de la escalada, la frase de su amigo John Long: “Sport Climbing is neither” (la escalada deportiva no es ni una cosa ni otra). También daría una visión privilegiada de la evolución de la escalada en 40 años de ‘ejercicio’, hablaría –con admiración o con sorna, según el caso- de los escaladores más conocidos del momento, y narraría anécdotas que confirman la fama que le precede. Muy pronto podréis leer en este site las conversaciones con este y otros escaladores que han hecho historia y que, por cierto, están muy lejos de pensar en la retirada.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International