Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 20 de Diciembre de 2002

Iñaki Ochoa, a por el Kanchenjunga y el K2

Por Angela Benavides  | 

El escalador navarro deja su trabajo de guía para dedicarse plenamente a la segunda y tercera montañas más altas del planeta, que pretende subir en 2003 y que supondrían, en caso de éxito, el octavo y noveno ochomil de su trayectoria

 
Iñaki Ochoa volverá al K2, donde estuvo el pasado verano como guía 

Iñaki Ochoa de Olza, escalador y guía de montaña (ha desarrollado ese trabajo en cinco grandes expediciones comerciales durante los últimos dos años) ha decidido dedicarse durante 2003 a u proyecto individual, y al mismo tiempo ambicioso: ascender el Kangchenjunga (8.586 m.) en primavera y el K2 (8.611 m.) en verano. De lograrlo, habría escalado ya las cuatro montañas más altas del mundo y tendría en su haber nueve de los catorce ochomiles. Según publica el diario Noticias de Navarra, el proyecto, al que ha llamado, Expedición Himalaya-Karakorum 2003, es la respuesta a una inquietud personal, casi existencial. "Después de tanto tiempo y tantas actividades-afirmaba- es difícil encontrar proyectos que a uno le motiven. Ahora desarrollo un trabajo -el de guía- muy atractivo, con facetas interesantes, pero tiene el peligro de acabar convirtiéndome en un funcionario, en el mal sentido de la palabra. Es algo que puedo hacer más traquilamente cuando tenga 45 años, por ejemplo. En cambio, ahora, con 35, creo que estoy en el momento físico más interesante de mi carrera y no quiero tener la sensación de que estoy desperdiciando tiempo y talento"

 
El K2, la segunda montaña más alta del mundo, desde Concordia (Karakorum) 

Si el proyecto sale adelante, Ochoa de Olza tiene previsto asaltar el Kangchenjunga del 30 de marzo al 4 de junio y, el K2, del 10 de junio al 20 de agosto. En ninguna delas expediciones usará oxígeno suplementario ni porteadores de altura, y tratará de minimizar el empleo de cuerdas fijas y el abandono de residuos. Es más, comentó que está pensando en la posibilidad de intentar ascensiones relámpago, (en menos de 24 horas), algo que nadie ha conseguido en el Kangchenjunga y sólo una persona en el K2. De momento, precisó, solo es una idea. Lo que sí sabe, al menos con seguridad relativa, es que en ambas expediciones se unirá a grupos internacionales: "Igual coincido en el Kangchenjunga con mi compañero y amigo Carlos Pauner, que estará allí en primavera. Y en el K2, posiblemente forme cordada con el alpinista italiano Simone Moro y quizás con Jordi Corominas o Jordi Tossas". Simone Moro se unió el pasado verano en el K2 a la expedición de la que Iñaki era guía, mientras que Jordi Corominas y Jordi Tosas formaban otro equipo, en la misma montaña, con Mikel Zabalza.

 
Ochoa, escalando la chimenea House del K2 

Iñaki tiene el plan y la idea; ahora le falta encontrar un patrocinador que sufrague los gastos de casi 30.000 euros que ha presupuestado. El navarro afirma que nunca ha sido, hasta ahora, un escalador esponsorizado, y alega en su favor la garantía de resultados publicitarios (entre otras cosas, lleva un teléfono satélite que le permite estar localizado en cualquier momento de la ascensión), aunque reconoce que las dos montañas que se plantea ‘no venden tanto’ como el Everest, por lo que no tiene por delante una tarea sencilla. “No obstante, tengo que intentarlo, porque si no lo hago, cuando tenga 45 ó 50 años, pensaré que me he dejado algo por el camino. Es el momento, porque me veo física y mentalmente como nunca en el Himalaya y, como deportista, tengo que dar ese paso. Si después resulta que no sale, que no hay una empresa que se anime, seguiré yendo a la montaña y seguiré siendo feliz, pero esto es lo que me pide el cuerpo y espero que salga adelante", declaró al diario antes citado.

 
La vertiente norte del Kanchenjunga 

Desde luego, lo que Ochoa de Olza puede alegar en su favor es un abultadísimo curriculum alpinístico. Lleva doce años participando en expediciones (unas 20 en total) al Himalaya, y ha logrado hacer cumbre en siete ochomiles. Tampoco será la primera vez que se acerque al Kanchenjunga ni al K2. En el primero de ellos, el Kangchenjunga, ya estuvo en 1990 y 1997, dos expediciones en las que no tuvo suerte (en la segunda, afrontada por la cara Norte -ahora quiere afrontarlo por la cara Sur-, se quedó a sólo 200 metros de la cima). El K2 también le marcaría: Iñaki fue uno de los miembros de la expedición del 94 con Al filo de lo imposible. Allí falleció Atxo Apellaniz y el mismo estuvo en grave peligro. Después, el pasado verano, Iñaki sufrió la misma desesperación que los miembros de las numerosas expediciones que intentaron el K2, viendo cómo pasaban las semanas sin que el clima diera una oportunidad para acercarse siquiera a la parte superior de la montaña.

LA TENTACIÓN DE ‘LOS 14’

Iñaki Ochoa de Olza ha hecho cumbre, hoy por hoy, en siete ochomiles: Everest (8.848 metros), Lhotse (8.511), Cho Oyu (en dos ocasiones, 8.201), Gasherbrum I (o Hidden Peak, 8.068), Shisha Pangma (8.047), Broad Peak (8.047) y Gasherbrum II (8.035), exactamente la mitad. Si esta temporada se diese bien, estaría muy cerca de a mítica cifra, que pese a todo el afirma que no se había planteado conseguir “Desde luego, si estuviera en mi mente hacerlos, no hubiese pasado las últimas cuatro primaveras en el Everest. "La gente se apunta a los 14 ochomiles porque es lo que te permite profesionalizarte, lo que vende en los grandes medios. Yo considero que hay que ir paso a paso ". Pero si se llevase el K2 y el Kanchen, todo sería planteable. "Si subo el K2 y el Kanchenjunga, la cosa se pone más sencilla, porque habiendo subido a los cuatro montes más altos y más difíciles, lo de los 14 sería un caramelo, una tentación. Me quedarían cinco montañas y se pueden hacer en dos o tres años sin demasiados riesgos. Sin embargo, no es una cosa que me planteo ahora. Para mí, es mucho más importante y tiene mucho más valor hacer las cuatro montañas más altas que hacer los 14 ochomiles de mala manera, como lo han hecho la mitad de los que están en la lista. Quiero decir que, para estar detrás de un coreano que conozco, que es un cenutrio y un mentiroso, no voy a dejarme la vida. No digo que no me gustaría hacerlo en un futuro. Mi vida es el Himalaya, pero ya veremos".


Más información: www.noticiasdenavarra.com


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International