Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | ENTREVISTAS | 24 de Febrero de 2003

Manuel González: “Antes del Everest, ya teníamos hechas unas cuantas invernales en Himalaya”

Por Angela Benavides  | 
- Página 1 de 3 -

El jefe de la expedición Andalucía K2, que planea ascender el Chogori el próximo verano, y que a finales de 2002 intentó el Monte Jannu, en Nepal, hace recuento de experiencias y reivindica la existencia de un alpinismo andaluz de alto nivel.

 
Manuel González, comprobando el cargo en el aeropuerto de Kathmandú 

Ver galería fotos

Háblame de la expedición al Jannu. Parece que, desde hace años, esa montaña no se deja...
Desde luego, la expedición en general fue bien, pero hacer cima en el Jannu, ufff, imposible. La nieve era demasiado inconsistente, resultaba impracticable y, al no estar asentada, había dejado las aristas muy afiladas y peligrosas. La verdad es que el pico lleva diez o doce años sin que nadie consiga hacer cima y, como las condiciones de innivación no cambien, va a seguir así un tiempo.

Entonces, ¿no la recomiendas para otras expediciones?
Bueno, depende , como decía de un cambio en las condiciones, pero en las presentes, la verdad, yo propondría buscar otra ruta de ascensión diferente a la que nosotros nos proponíamos

Bueno, pero al menos volvisteis a casa con una cumbre ‘alternativa’
Sí, el Tso Kang Sur. La verdad es que , una vez que renunciamos a seguir intentando progresar en el Jannu, decidimos aprovechar las posibilidades de esa zona, que tiene una increíble concentración de picos vírgenes. Ya que teníamos dispuesta toda la infraestructura del Campo Base, desmontaños las tiendas y pasamos a explorar la margen derecha del glaciar Providence para buscar accesos a otros picos cercanos, y nos decidimos por éste. El Tso Kang Sur mide 6.100 metros y forma parte de un macizo de tres seismiles. Hicimos cumbre el 29 de noviembre. Y luego tuvimos que volver a casa, pero la verdad es que se trata de una zona de Nepal muy poco explotada. Allí no encuentras a nadie, exceptuando a los que realizan el trekking del Kangchenjunga (que tampoco es uno de los más concurridos de Nepal).

Y, hablando de encuentros ¿Hubo problemas con los maoístas?
Qué va, ninguno. No encontramos patrullas ni nos pidieron dinero, y eso que pasamos por aldeas donde ondeaban las banderas maoístas. Al parecer, eran más activos los del valle de Arun, en el Makalu.

 
El equipo expedicionario, antes de la puja 

Otro acierto fue el de la fecha escogida.
Después de un malísimo postmonzón, vosotros disfrutasteis de buen tiempo en la ‘antesala’ del invierno.Sí, la verdad es que el clima fue bastante estable, sobre todo después de haber oído a miembros de otras expediciones que el clima había sido malísimo, que había nevado mucho, que el monzón no se acababa de ir... Precisamente por esto, y para evitar encontrar demasiada gente, escogimos estas fechas. Si hubiéramos intentado un ochomil, la cosa no hubiera sido tan bonita, porque nos hubiéramos encontrado con vientos muy fuertes en altura. Pero lo bueno del Jannu es que, al ser algo más bajo, no está tan expuesto a la fuerza del viento.

Entonces, después de todo, tuvisteis suerte... excepto tú, que te rompiste un pie.
Pues sí. Desde luego, la mala pata la he tenido yo en toda la expedición, sobre todo debido a un accidente tonto en una de las morrenas de acceso al glaciar, pero que me costó que tuvieran que llevarme a cuestas de vuelta al campo base, y que me tuviera que quedar parado en el campamento.

¿Cómo va la recuperación? ¿Afectará a la expedición al K2?
Espero que no; la verdad es que me estoy cuidando mucho, per también me estoy recuperando muy bien. Ya llevo sin problema botas de plastico y de esquí, y pronto espero volver a escalar en roca. Así que, en principio, para verano no tengo por que tener problema.

Precisamente, una de las pruebas más duras a las que os enfrentareís en una montaña que exige tanta paciencia como el K2, es la de la convivencia, y la expedición al Jannu fue, en ese sentido, un test. ¿Qué tal? ¿Puede decirse eso de ‘prueba superada’?
Si, absolutamente. Sobre todo teniendo en cuenta que no todos nos conocíamos de antes. Los más expertos en expediciones a ochomiles éramos Manolo Morales y yo; pero Manolo no conocía a nadie más. Venían tres miembros completamente nuevos. Sin embargo, la verdad es que la convivencia ha sido perfecta y el ambiente muy bueno. No sé, será cuestión de carácter, pero normalmente nos divertimos mucho en todas las expediciones. Además ese es un aspecto que me preocupo especialmente de destacar entre los miembros del equipo, antes de salir de viaje. Tenemos que ir a disfrutar y a pasarlo bien, no podemos ir desde el primer momento obsesionados con la cumbre, porque a la larga es negativo. Así que, poco a poco, y a aprovechar cada momento.... Por lo menos en principio; te digo esto porque yo soy el jefe de expedición y, al final, cuando llega el momento de plantear el ataque a cumbre, soy el primero que me pongo nervioso y que me centro por completo en la escalada, pero al menos en principio, una expedición son muchas cosas, no sólo una cima.


Página 1 de 3  -   1 |  2 | 3 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International