Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 20 de Marzo de 2003

Tecnología en el Everest: cincuenta años de mensajes (II)

Por Angela Benavides  | 
- Página 1 de 3 -

Parte II: Piolet, crampones y ADSL
El portátil y el teléfono vía satélite se han convertido en elementos básico del equipo del expedicionario al Everest, pero eso puede cambiar... No es que volvamos a las cartas y las novelas. Es que ya han instalado un ciber-café. El ADSL y el war-chalking llegan al pie de la Cascada del Khumbu. Y todo ello, en riguroso directo.


Las cosas han cambiado mucho y, desde las novelas que alimentaban nuestros sueños, donde primaba la épica y los valores literarios, hemos pasado a una visión de las expediciones a los grandes ochomiles, y sobre todo al Everest, basada en la cantidad de información y en la inmediatez más absoluta. Está claro que se ha ganado mucho, pero también tal vez hayamos perdido algo por el camino. Si hacemos caso del viejo dicho periodístico de que aquello que no aparece en los medios no existe, entonces tenemos ante nosotros un Everest más real que nunca, pero que por la misma razon ha sido despojado (tanto la montaña como los que intentan escalarla) de su pátina de leyenda y heroísmo. De soñadores a años luz del exótico Himalaya, nos hemos convertido en testigos de cargo de un grupo de personas con sus grandezas y miserias, sus valores y sus trampas, sus motivaciones más o menos nobles para subir al punto más alto del planeta. No es el momento ahora de juzgar si cualquier tiempo pasado fue mejor en las grandes montañas, sino de analizar cómo ha evolucionado la tecnología de las telecomunicaciones en un banco de pruebas extremo como es el Chomolugma. Este informe exhaustivo, cedido por Explorersweb, que publicaremos en tres partes (una por semana), muestra como han evolucionado y como es posible la comunicación entre la 'zona de la muerte' y los lugares donde habitan los humanos, mucho más a ras de suelo. En general, aporta una visión de conjunto que será muy útil para entender y apreciar en su justa medida la avalancha informativa que se nos viene encima esta primavera, con cientos de expediciones dispuesta a conmemorar un cincuentenario (y muchas otras cosas), y contárnoslo todo, en el momento.

PRIMERA PARTE: desde Hillary a la revolución de internet

www.thepoles.com 
El equipo de explorersWeb, probando nuevos sistemas de tlecomunicaciones en el Polo sur 

El Campo Base del Everest: próximo hot-spot de conexión wireless
Esta primavera, Tsering Gyalzen Sherpa y unos cuantos 'amigos americanos' planean abrir un ciber-café con tecnología wireless en el mismo Campo Base del Everest. Un ISP Israelí proveerá servicios de Internet vía satélite a través de una antena VSAT (Very Small Aperature Terminal) que se colocará a una milla del Campo Base, aproximadamente unos 500 metros por encima del mismo. Es muy probable que se ubique en la ladera del Kala Patar; un pequeño pico que se eleva por encima del refugio más cercano en Gorak Shep.

De aquí, un sistema WiFi (inalámbrico) transmitirá la señal de Internet al Campo Base. Este WiFi se basa en el protocolo del 802.11b; la misma tecnología usada para aquel Everest Internet Experiment de 1999 -ver reportaje anterior- y que está siendo adoptado hoy día en casas, colegios y oficinas.

En EE.UU. las redes inalámbricas son tan populares que en lugares como las cafeterías Starbucks lo ofrecen a sus clientes. "Tómate un moca-chino y surfea la web desde tu propio portátil". Incluso hay parques en Nueva York donde se ofrece suministros inalámbricos al público, dándoles la oportunidad de estar al aire libre y a su aire mientras trabajan en su portátil o PDA.

www.thepoles.com 
Practicamente, todas las expediciones llevan un sistema de comunicación por satélite entre su equipo de Campo Base 

Con la ayuda de una tarjeta inalámbrica y algo de software, es posible conseguir navegar gratis, si se coloca uno dentro del alcance de las innumerables conexiones inalámbricas que existen en las grandes ciudades. Incluso hay entusiastas que marcan aquellos "hot spots" en una pared con tiza (el llamado war-chalking), como si fuera un guía clandestina de cómo entrar gratis a Internet. Algunas redes están codificadas y otras no; las hay que hacen aparecer banners cuando te conectas. Por ejemplo, justo a la entrada a las oficinas de ExplorersWeb, que tiene tecnología wireless, cada tarde a las seis en punto aparca una ambulancia, siempre la misma. En su iterior se puede ver al conductor liado con el servicio de mensajería instantánea de AOL.

Eso sí. Quien iba a decir que el próximo "hot spot" iba a ser el Campo Base del Everest!

¡Oiga! ¡No toque esa antena!
Volviendo al ciber-café: un puente inalámbrico Cisco Aironet 350 conectado con una antena, transmitirá la señal de internet al Campo Base donde hay otra antena que recibirá la conexión. A partir de ahí, Gyalzen espera tener ocho portátiles conectados. Aún no se sabe cuanta potencia necesitará la antena VSAT, pero Cisco tiene preparado el Aironet con 24 voltios DC. Aunque no está disponible la información relacionada con el consumo, sería viable alimentar la unidad con placas solares. Aun no se sabe tampoco, que fuente de energía usará el terminal conectado (cada uno de los portátiles).

Aunque parezca complicarse la vida, hay una buena razon para no instalar la antena VSAT en el mismo campo Base:- "esta necesita estar bien fijada, para poder mantener una conexión correcta con el satélite arriba, y el campo Base se encuentra encima de un glaciar en movimiento constante."


Página 1 de 3  -   1 |  2 | 3 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International