Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | REPORTAJES | 15 de Abril de 2003

El circo del Everest

Por Angela Benavides  | 
- Página 1 de 3 -

Nadie discute que la temporada 2003 en el Everest hará historia. Lo que no está tan claro es que sea para bien. Demasiados récords, demasiado aniversario, demasiada fiebre del directo y objetivos difusos en un lugar donde los errores de apreciación se pagan muy caros.

www.miclevickz.com.br 
El campo II, un mal lugar para las aglomeraciones. 

Para celebrar el aniversario, para probar nuestros propios límites, para recaudar fondos por las causas más peregrinas, para retransmitir en directo en cada momento, para demostrar que el Viagra es efectivo contra el mal de altura (¿), para ganar un concurso con 50.000 $ de premio, para batir récords tan ‘necesarios’ como el de salto a la comba en altitud (todo esto, por supuesto, es auténtico)... Al parecer, los cientos de expedicionarios que desde hace una semana están colapsando las laderas del Everest vienen a cualquier cosa menos a escalar una montaña que resulta ser, casualmente, la más alta del mundo. Al parecer, lo de ‘porque está ahí’ es claramente insuficiente, sobre todo si se pretende atraer la atención de potenciales patrocinadores, que a cambio piden difusión de la actividad. Las cosas, en algunos casos, están tan sacadas de quicio, que ya no se sabe si buscan patrocinadores para subir el Everest, o si suben el Everest para encontrar patrocinio para ya no se sabe qué. Hay tanta competencia, todo parece ya tan inventado, que en ciertos casos y aspectos se está perdiendo el rumbo y el objetivo real. Y un ochomil, por mucha cuerda fija y mucho oxigeno artificial de que se disponga, no es lugar para perder el norte ni cometer errores de apreciación.

www.freeridesdint.com 
Ascendiendo mediante escaleras la cascada de hielo del Khumbu 

La mayor parte de las expediciones volaron a Nepal desde Europa, Asia y América durante la semana pasada; algunas incluso antes. En apenas ocho días, el campo Base del Everest se ha llenado por ambas vertientes. Aunque la ruta del collado sur sigue siendo la más popular, también muchas expediciones han optado por seguir la ruta de -los recurrentes- Irvine y Mallory, a través de la vertiente Norte, especialmente debido a su coste, sensiblemente más bajo. Lo cierto es que, ante tanta avalancha de gente, muchos han alzado la voz reclamando soluciones al impacto ambiental y a la creciente acumulación de basura: no se trata de las botellas y restos de material abandonados en la montaña, sino de los residuos generados ene l mismo campo Base. Peter Hillary –Hijo de Sir Edmund- se ofendía hace poco con el perjuicio que suponía para el ecosistema glaciar la cantidad de residuos orgánicos humanos (lease, cacas) que cada primavera ‘trufan’ el glaciar. Peter está realizando una ascensión junto a otros dos hijos de, en este caso, Norgay y Bishop, para National Geographic. Muchos opinan que valdría la pena pensar en un sistema de evacuación y reciclaje de residuos a pesar del hecho de que el campo se instale sobre un glaciar. Otros se tapan la nariz y miran para otro lado.

 
Una expedición en el CBA de la Cara Norte 

Mientras unos se van instalando, otros ya han adelantado mucho: en la cara sur, algunos sherpas montaban el jueves las tiendas del Campo II, y en la Norte, se trabaja por encima del Campo Base Avanzado, a 6.400 metros. Ante los atascos que se esperan entre toda está ‘Operación Subida’ más vale escalonar la ascensión y… pillar sitio mientras haya para montar las tiendas! Al parecer, las grandes expediciones guiadas ya están estableciendo un sistema de turnos para optar a cumbre (¿sin tener en cuenta el clima?)... y muchas expediciones están “declinando amablemente el ofrecimiento de prestarse a ese sistema”. Otra vez, el recuerdo del 96.

Este año, más que nunca, la cabecera del Khumbu se puede convertir en toda una ciudad, de la que además podremos ser partícipes, usted y yo, desde nuestro ordenador, en riguroso directo. Prácticamente todas las expediciones allí presentes llevan telefonía por satélite, ordenadores y cámaras digitales para enviar mensajes de voz, datos e imágenes en todo momento. Cada grupo necesita ahora, dentro de su staff de campo base, una persona extra que se ocupe de los equipos de comunicaciones. Y ese equipo se multiplica por , al menos, cinco, si se trata de montar un programa de TV, como en el caso del concurso Global Extremes, que en mayo llevará a cinco novatos a llegar hasta los 8.850 metros a cambio de cincuenta mil dólares si bajan vivos, o el más modesto acuerdo de conexiones diarias en TV3 del español Sergi Mingote, que hará algo parecido a lo que han montado, a mayor escala, los de la BBC. Muchas expediciones tienen preparados impresionantes dispositivos tecnológicos que les permitirá, según aseguran, retransmitir en directo, a tiempo real, la llegada a la cumbre. Al ser nuevo, aún se desconoce el interés que podría despertar esta especie de Gran Hermano-Superviviente-Operación Triunfo y demás programas de telerealidad mezclados y puestos a enfriar. Pero lo cierto es que otros formatos basurilla que parecían condenados al fracaso están gozando de bastante aceptación, así que, por qué no éste, si se saben buscar personajes adecuados.


Página 1 de 3  -   1 |  2 | 3 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International