Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 29 de Abril de 2003

“Senza Pietà”: nueva ruta en ‘solo’ de Luca Maspes en el Bernina

Por Angela Benavides  | 

El mismo autor nos revela, dos meses más tarde, los pormenores de este ‘despiadado’ mixto invernal, de sexto grado y mil metros abierto en solitario, trazado en el macizo de Bernina (Alpes centrales)

 
La nueva ruta es el broche para una buena temporada, según Maspes 

La escalada se realizó el pasado 22 de febrero, y se trata de una línea que remonta el Espolón Suroeste del Sasso moro (3108 m), ubicado en el macizo del Bernina. El autor de la escalada, Luca Maspes, informa de los pormenores y muestra las imágenes de la nueva ruta, que ha bautizado con el nombre de “Senza Pietà” (Sin Piedad) y que constituye, a su juicio, lo más difícil que ha hecho hasta el momento.

Durante la noche hice la aproximación hasta el pie de la cara Suroeste del Sasso Moro (3108 m.). Mi objetivo era abrir una nueva vía en el extremo izquierdo de la cara, siguiendo una goulotte que divide la pared de roca en su parte superiora lo largo de unos 250 metros. Para llegar a ésta, hay que superar los 400 metros de cascadas y muros cubiertos de hielo que constituyen la primera parte de otra vía: ‘Costa’. Por encima de la goulotte, aún es necesario superar otros 250 metros de mixto antes de alcanzar la cumbre.

Llevaba un mes observando cada día el recorrido que me había propuesto, pero hasta entonces no se habían dado condiciones adecuadas para escalarlo.

 
Recorrido de la nueva vía 'Sin piedad' 

Salí ligero de peso, con un cordino de 7 milímetros para auto-asegurarme, unos pocos clavos, algo de material variado de roca y tres tornillos de hielo que no llegaría a usar.

Amanecía cuando comencé a progresar pos las primeras cascadas de hielo, que incluían algunos pasos delicados por estalactitas y muros de hasta 90º. A las dos horas alcancé la hoya central, desde la que una pala larga me condujo hasta el muro vertical tras el cual se abría la goulotte. Me puse a ello, escalando sin encordar el primer tramo de hielo, compuesto por muros y canaletas que llevaban hasta un reguero fino de hielo más vertical. En este punto empecé a encontrarme con avalanchas y hielo débil que se desprendía de la pared. Durante el primer largo en el que me aseguré , y que resultó ser el más difícil de toda la vía (WI, 4+/5-) la salida de la goulotte, 100m. por encima de mí, se derrumbó por efecto del sol y cayó sobre mí, sin mayores consecuencias pero dándome un susto de muerte.

 
Luca Maspes 

Más arriba, tras un tramo de roca de V/VI, el tramo del que se había desprendido el hielo me dio trabajo durante más de una hora, ya que intenté superarlo por tres sitios diferentes : los dos primeros intentos por la derecha, para luego decidir auto-asegurarme de nuevo más hacia la izquierda y progresar sobre roca cubierta por una fina capa de hielo. A las dos de al tarde salí del tramo rocoso a terreno mixto, con nieve interrumpida por hielo fino y roca de VI/VI+, que tuve que superar con crampones. Protegí algunos pasos usando una daisy chain larga y friends. Asimismo, tuve algunos momentos muy tensos cuando tuve que superar una especie de champiñones de hielo formados por el viento, muy delicados.

A las cinco de la tarde, tras 11 horas de escalada, llegue finalmente a la cima del espolón del Sasso Moro. Tras de mí quedaban 1000 metros de escalada y dificultades de hasta VI grado, 4+/5- en hielo, y VI/VI+ en roca y mixto. Desde la cima del espolón, el descenso me llevó cuatro horas más, bajando en nieve profunda recién caída que, a esas alturas de la jornada, me llevó al límite del agotamiento.

“Senza Pietà” es la escalada en ‘solo’ más difícil que he emprendido hasta el momento y, posiblemente, la vía que en hecho con más riesgo objetivo y nivel de dificultad técnica. La pared siempre está peligrosa, ya que está orientada al sur y aparece siempre cargada de nieve y hielo en los que pega el sol desde las 8:00 de la mañana hasta bien entrada la tarde. Tal vez una cordada de dos escaladores podría haber hecho la vía de noche, pero escalando en solo y sin encordar en un 90% del recorrido, necesitaba terne visibilidad, así que no me quedó más remedio que escalar de día.

Para mí, esta ruta supone la culminación y tal vez del final de un mes y medio de montañismo dedicado a escalar en hielo y mixto, en los Alpes centrales. Un broche perfecto para una temprada excepcional, que tengo la satisfacción de haber rematado con esta ruta, abierta en solitario y en invierno.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International