Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 13 de Diciembre de 2000

Repaso a la vida alpinística de Juanjo San Sebastián

Por Arancha Vega Rubio  | 

El alpinista bilbaíno cerró la XXIV Semana Internacional de Montaña de Gijón con una proyección en la que la principal protagonista fue la montaña que más marcó su vida: el K-2.

 
El alpinista bilbaíno Juanjo San Sebastián 

Con la proyección de " Mis comienzos en la Montaña y el K-2 (8.611 m). La Montaña de Mi vida " se ponía punto y final a unas jornadas en las que la montaña y las actividades en ella realizadas han centrado la atención del numeroso público congregado en el gijonés Teatro Jovellanos.

Luis Javier, Vocal de Comunicación de la Agrupación Montañera Astur Torrecerredo nos relata la proyección de Juanjo San Sebastián: "Hablar sobre Juanjo San Sebastián, es hablar implícitamente de la montaña. Este entrañable alpinista bilbaíno, que ha conseguido numerosas cimas de más de 8.000 metros y se ha colgado de colosales paredes como El Capitán, ofreció, en esta XXIV Semana Internacional de Montaña de Gijón un reportaje inédito sobre sus comienzos en la montaña, hasta llegar a aquélla que ha marcado su vida, el K-2 (8.611 m). "La Montaña más bella de los diferentes ocho miles", así es como Juanjo San Sebastián define, con increíble rotundidad, al K-2. El montañero bilbaíno intentó la subida al K-2 por primera vez en 1983 por su cara Oeste: quizá la juventud de los integrantes de aquélla expedición que contaba inicialmente con 11 personas y la falta de experiencia, fueron los causantes de no lograr alcanzar el techo de esta montaña.

 
Juanjo San Sebastián en Gijón, durante la XXIV Semana Internacional de Montaña 

Ya en 1984, y con el poso en la memoria de aquélla cima que se les escapó, hacen su entrada esta vez por Pakistán y con la ayuda de 300 porteadores intentan quitarse la espina del K-2. Una vez más la montaña no se muestra generosa y vuelven a fracasar. En palabras de Juanjo San Sebastián: "en aquél entonces juré que no volvería más a Pakistán". Desde entonces ha vuelto seis veces.

Un poco hartos del infortunio del K-2 en 1986 se dirige al Chogolisa y al Broad Peak, con la osada intención de descender desde la cima en ala delta. Es un proyecto increíble: el peso del ala delta dificulta el ascenso al Chogolisa y se ven obligados a descender desde 7.000 metros. Media hora de vuelo es lo que resta hasta el campo base mientras que el descenso a pie cuesta más de día y medio al resto de la expedición. Con una perfecta aclimatación en altura, intentan el Broad Peak en estilo alpino: será una ascensión muy rápida por una vía donde ni siquiera ha sido colocado el campo base. Logran la cumbre y unos días más tarde lo intentan con el ala delta pero un tiempo nefasto hunde este segundo intento.

 

Corre el año 1997 cuando, tras un fracaso al techo del mundo, el Everest, la idea del K-2 resurge y aprovechando la estancia en altura se dirigen al K-2. Consiguen llegar hasta el hombro del K-2, a 8.000 m pero un empeoramiento del tiempo en el cuello de botella a 8.300 m hace que la expedición acabe en tragedia. Dos días a la intemperie hacen perder varios dedos de las manos a Juanjo San Sebastián, y lo que es peor, la compañía de un amigo, Atxo, que después de haber permanecido tres días bajo una tormenta increíble, no pudo aguantar el frío y las congelaciones y falleció. Según Juanjo: "en cada expedición sabemos que tenemos una deuda con la muerte". Mucha gente puede no comprenderlo pero el que ha oído la voz de la montaña la escuchará una y otra vez.

Después de la tragedia del K-2, la ausencia de dedos limita mucho las ascensiones. Estancias en los Andes en Perú, recordando las expediciones de 1979, albergan la necesidad de montaña, pero esta vez más apacibles a la vez que hermosas. Descubre también increíbles montañas en el Norte de América, en Canadá...donde asciende a la Torre de la Flor del Loto.

Una estancia más en el Tibet en 1988, y tras la conquista de su último tesoro, el K-2 por la vía japonesa tan repetidamente denegado, le hace decir que esta será "mi última montaña alta", si bien dice que las promesas son para romperlas, "y si mañana me llaman por ejemplo para subir el Makalu, me hago la mochila y me voy".

Con un emotivo recuerdo a los amigos desaparecidos en la montaña se despidió este himalayista que, durante casi toda su carrera alpinística ha estado ligado al programa de televisión "Al Filo de lo Imposible".


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International