Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 16 de Mayo de 2003

El Comité de Accesos aboga por la regulación frente a la prohibición

Por Angela Benavides  | 

Representantes de la FEDME quisieron dejar clara su postura y analizar el panorama actual y el futuro que se presenta ante los montañeros, en un ambiente cada vez más protegido y restrictivo pero, a su juicio, poco estudiado y regulado.

 
Vivac con tienda en Ordesa, permitido a partir de cierta altura 

El pasado lunes se celebró en Madrid un encuentro entre miembros de la FEDME y periodistas medioambientales. Los primeros habían convocado a los segundos para analizar el presente y el futuro de los deportes de montaña, al que calificaron de ‘incierto’ frente a las cada vez mayores restricciones de acceso y uso de los espacios protegidos, por motivos medioambientales.

Los representantes del recientemente creado Comité de Accesos de la Federación Española de Montañismo y Escalada (FEDME) fueron José María Nasarre, Modesto Pascau y Juan Mari Feliu, quienes se encargaron de ofrecer la perspectiva del montañero en tres asuntos, respectivamente, el de los parques nacionales y espacios protegidos, el de los refugios y el de los senderos.

Para empezar, los presentes quisieron dejar clara su postura y en qué bando estaban: “Los montañeros fuimos los primeros, antes de la llegada de la masificación y el turismo a las montañas, en querer preservar el entorno. Porque la montaña es más que un deporte, pero incluso aunque fuera por puro egoísmo; después de todo, es nuestro campo de juegos” Cuando los visitantes se han multiplicado en progresión geométrica, se ha temido por el impacto ambiental que estos puedan causar, y se ha optado por las restricciones. En esta circunstancia, según Modesto Pascau, parece que los montañeros han cambiado de bando, oponiéndose a los ecologistas. Esto no es cierto, según declaró; lo que ocurre es que no creen en la prohibición porque sí, sin estudiar la situación. Ha habido montañeros, comentaba, desde hace muchas décadas y no se ha producido tanto impacto. Ni está demostrado que restringir el acceso solucione nada. Pascua puso como ejemplo el bucardo, la especie endémica de Ordesa extinguida hace pocos años.”El último murió en una zona donde los montañeros tenían prohibida la entrada desde hacía años”.

“Lo fácil es prohibir”- terció Jose María Nasarre. “Pero lo necesario, aunque largo y costoso, es hacer estudios serios y competentes que muestren la realidad de cada zona y lleven a una regulación específica de cada caso”.

 
Aigües Tortes, un ejemplo de política restrictiva 

La facilidad por restringir sin pensar ha provocado casos como que los planes de ordenación se copien unos de otros, y que haya verdaderas locuras debido a que cada parque tiene su propia reglamentación, y que en cada comunidad autónoma rija una legislación distinta. Por esa razón, se dan casos como que en una misma montaña fronteriza, según el punto en que nos encontremos, podremos o no vivaquear. O veremos reglamentos en los que se prohíbe el rafting en lugares donde no hay ríos. En la reunión se expusieron ejemplos de medidas positivas y negativas que se dan en la realidad de nuestros espacios protegidos de montaña, y se reivindico participación real en la toma de decisiones que afecten a futuras regulaciones. En la mente de todos estaba el futuro parque nacional de Peñalara, en el Centro de la Península (y afectando a tres comunidades autónomas) y el recién aprobado PRUG de Aigües Tortes, caracterizado por una gran cantidad de prohibiciones.

El tema de los refugios es aun más complicado ya que, como expuso Modesto Pascau, se trata de instalaciones deportivas y al mismo tiempo turísticas, que pertenecen a diversas instituciones, por lo que su financiación y reglamentación es distinta en cada caso y, al mismo tiempo, exige cumplir normativas de diversa procedencia. Eso hace de su gestión un asunto complicado, y donde alcanzar el acuerdo es difícil. Sin embargo, expresó que no se puede tampoco culpar a los refugios de todos los males. “Los refugios no son imprescindibles para el montañismo, pero los que están deben cumplir las normativas”. A este respecto, destaco que estas instalaciones también cumplen función de servicio publico, y deben ser financiadas al igual que lo son otras instalaciones deportivas, turísticas y de servicios. “Después de todo, los montañeros también pagamos impuestos” , aseguró.

En cuanto a la idea de una montaña sin refugios, pasa necesariamente por la necesidad de regular el ‘vivac’, y no prohibirlo sin más. Nasarre adujo que una de las convicciones de la FEDME a la hora de restringir el impacto en las montañas es ‘alejarlas de los núcleos de población’ limitando los accesos al tráfico rodado.

Por último Juan Mari Feliu habló del panorama actual de los senderos señalizados en la Península. Enfocó sus comentarios hacia el enorme potencial que el senderismo tiene de cara al turismo y al desarrollo sostenible, poniendo como ejemplo a Francia, pais donde se calcula que cada fin de semana hasta seis millones de personas recorren sus caminos y suponen unos ingresos muy importantes. Feliu lamentó que aún no hubiera estudios ni datos sobre la cantidad de visitantes que recorren los casi 39.000 kilómetros de senderos homologados del Estado español.

Los representantes de la FEDME han conseguido llegar a una postura de acuerdo, que se ha hecho publica en diversos manifiestos, comenzando por el de picos de Europa, y que han presentado ante diversos foros, incluyendo comparecencias ante el Senado. Su intención es que se conozca su parecer y, sobre todo, que se les incluya como representantes del colectivo montañero en la toma de decisiones y la regulación de los espacios de montaña, donde ellos se mueven.


Artículos relacionados


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International