Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 28 de Mayo de 2003

Edurne Pasabán corona el Lhotse, su cuarto ochomil

Por Angela Benavides  | 

Su ánimo ha sufrido con el mal tiempo y, sobre todo, con la incertumbre sobre el paradero de Pauner: con las buenas noticias, se lanzó a por todas y, en el ultimo momento, se hizo con su cuarto ochomil, que coronaba sola (llegó antes que nadie) a las 10:00 hora local del lunes 26 de mayo.

Foto: Colección Edurne Pasabán 
Edurne durante su ascensión al Everest. 

La alpinista vasca Edurne Pasabán consiguió anteayer hollar la cima del Lhotse (8.516 m.), el gran ochomil vecino del Everest, a las 10:00 hora nepalí, dos horas por delante del ecuatoriano Iván Vallejo; después alcanzaría la cumbre el compañero de expedición de Edurne, Jon Goikoetxea. El ataque a cumbre se hizo en el último momento y tras un rápido cambio de opinión. El primer intento, el pasado martes, día 20, se frustro a los 8.000 metros, cuando el viento y el intensísimo frío obligó a los expedicionarios a darse la vuelta. Al regreso, se enteraron de que Carlos Pauner había desaparecido en el Kangchenjunga, lo que supuso un durísimo golpe para Edurne, amiga y compañera de cordada del aragonés en expediciones como la que culminó con la cumbre del Makalu. Ante la noticia, Edurne decidio recoger el campamento y emprender viaje de regreso, a pesar de que en principio habían planeado intentar de nuevo la cumbre en la proxima ventana de buen tiempo. Dos días más tarde y a punto de recoger los campos de altura para marcharse, se conoció la noticia de que Carlos seguía vivo y coleando. La alegría supuso también una inyección de moral y ánimos renovados que llevaron a Edurne, Jon e Iván a retomar sus anteriores planes.

Así, Los tres expedicionarios salieron el sábado pasado del Campo Base a dormir directamente al Campo II (6.400) ; el domingo también cubrieron doible trayecto, hasta el Campo IV (a unos 7.700 metros de altitud); el lunes, de madrugada, salieron a por la cumbre y, como ya hemos comentado, Edurne Pasabán sería la primera en llegar, haciendo un tiempo francamente bueno (a las 10:00 h. estaba en la cima).

La noticia se retrasó varias horas, porque sus dos compañeros llegaron bastante más tarde y, por consiguiente, no regresaron a salvo al Campo IV hasta bastante tarde. La información se difundió pues, ayer, jornada en que los tres descenderían, a lo largo del día, hasta el Campo Base.

Foto: Colección Edurne Pasabán 
Pasabán lleva ya cuatro ochomiles, que podrían ser seis al final del verano. 

en la base les experan sus dos compañeros de aventura, los hermanso William y Damien Bengas, con los que han compartido campamento, sino el objetivo. Los dos hermanos estadounidenses se dirigieron a la cara norte del Nuptse, donde han abierto una nueva vía de dificultad que, por cierto, se perfila como una de las actividades extremas de la temporada.

Todo un éxito, pero que Edurne no podrá casi celebrar, ya que tiene que darse prima en regresar a España para preparar su próxima expedición. Apenas tiene una semana para ello: el próximo día 12 de junio saldrá junto a Juanito Oiarzabal y el resto del equipo de Al Filo de lo Imposible hacia el karakorum. El equipo intentará enlazar la ascensión de los Gasherbrum I y II, de 8.035 y 8.085 m, respectivamente.

Tras el Cho Oyu, el Everest, el Makalu, ahora la alpinista vasca Edurne Pasaban se apunta el Lhotse y pasa a formar parte de un exclusivo club de mujeres “multi-ochomilistas” que se pueden contar con los dedos de la mano. Si este verano, además, consiguiera escalar los Gasherbrum, se colocaría con seis ochomiles, algo superado solo por las míticas (y tristemente desaparecidas) Wanda Rutckiewitz (8) y Chantal Maudit (6). Sin aspavientos ni grandes titulares, Edurne ha llevado una trayectoria segura y centrada, que ha pasado –fuera del País Vasco- relativamente desapercibida, tal vez por el poco afán de notoriedad de la montañera, que ha dejado que sus ascensiones hablen por ella ; debemos ser pues nosotros quienes afirmemos que estamos, a la vista de los datos, ante la ascensionista de gran altitud más importante en este momento de nuestro alpinismo –con permiso de Chus Lago, que sigue persiguiendo con tesón y buen hacer su Leopardo de las Nieves-.


Artículos relacionados


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International