Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 03 de Junio de 2003

Iker y Eneko Pou, en plena lucha para liberar El Niño

Por Angela Benavides  | 
- Página 1 de 2 -

Los hermanos Pou se encuentran en Yosemite, en mitad de su último y ambiciones objetivo: liberar el Niño, la impresionante vía de El Capitán; para ello se deben enfrentar cada jornada con la impresionante pared,... y otros cuantos enemigos.

Col. Iker y Eneko Pou 
Iker Pou dando muestra de maestría en Big Wall, en las paredes del Ratikon, cuando encadenó Silbergeier 

Tal como anunciaron, Iker y Eneko Pou han comenzado fuerte con su proyecto de ‘Siete paredes’, consistente en escalar un big wall por continente (el que ellos consideren, según criterios propios, más difícil y representativo). La primera escala ha sido Norteamérica: en el –no podía ser otro—mítico valle californiano de Yosemite, se encuentran estos días liberando, largo a largo y con un esfuerzo ímprobo, el Niño, la famosa vía del Capitán que llega a graduar 8ª+ en algunos tramos.

La vía es durísima, pero no es la única dificultad a la que se están enfrentando los dos hermanos vascos en su aventura americana. Para no adelantar acontecimientos, y preservar la autenticidad de la historia, reproducimos directamente los dos últimos correos de Eneko, recibidos a lo largo de la semana pasada

28 de mayo, 2003. Llevamos aquí desde el 15 de mayo y desde entonces hemos escalado todos los días menos dos. Ha hecho buen tiempo todos los días pero con excesivo calor. Varios días escalando con 45 grados, lo que nos producía mareos escalando y fuertes bajadas de tensión.
Al final solo hicimos 4 días puros de adaptación escalando en diferentes zonas del valle, y viendo el calor que hacía y con la certeza de que irá a más, decidimos acortar al máximo esta fase y el 20 de mayo empezamos a escalar la vía. El Niño tiene algo más de 800m, un grado de 8a+, y surca la parte mas impresionante de la pared, con continuos desplomes y metros y metros por encima de la cabeza. Vamos para cagarse de miedo.
Hemos escalado en la pared 6 días, y hemos conseguido llegar hasta el largo 18 llamado Black Diedral, que estas a 2 largos de el techo mas terrorífico de la vía que se llama Black Cave. estamos a unos 500m del suelo y para llegar aquí hemos tenido que fijar unos quinientos y pico de cuerda fija. Ayer bajamos, después de estar vivaqueando tres días en la pared, en una repisa de apenas 1 metro de ancho por 2 de largo a 450m del suelo. En síntesis una vía impresionante en la que vamos a tener que trabajar mucho.

Col. Iker y Eneko Pou 
Tras su 'tour' por distintas escuelas de bloque (ver foto), los Pou regresan a EE.UU., ahora a por el big wall de referencia: El Capitán 

30 de mayo, 2003. Ayer trabajamos los 5 primeros largos que aunque los habíamos subido, quedaban por encadenar 3 de ellos.
Ayer se consiguió a pesar de las temperaturas insoportables que sufrimos, con unos 45 grados, y muchísima humedad. Estos tres largos englobados en la zona conocida como ‘Galápagos’ son 3 de los largos mas difíciles de la vía , así que estamos muy contentos. En estos momentos tenemos escalados en libre unos 550 o 600 metros con lo que aproximadamente nos queden unos 200 o 250 para finalizar la vía. Hasta ahora nos hemos estado moviendo desde el suelo con cuerda fija, ya que este sistema nos da la posibilidad de probar los largos que se resisten. No siempre bajamos al suelo, y hemos pasado algunas noches en la pared, en una pequeña repisa de 1 metro de ancho por apenas 2 de largo, donde nos hemos encajado los dos para intentar dormir. Digo lo de intentar, porque ha resultado imposible , ya que ha lo reducido del espacio hay que sumar, que pasamos estas noches sin saco, y durmiendo a la intemperie con un triste plumífero. Menos mal que no llovió! Hoy 29 de mayo llega nuestro compañero Eduardo Martínez con el resto del material que nos hace falta, así que empezaremos a estar mejor. A todos estos problemillas, hay que sumar algún otro, que aunque no relacionado totalmente con la escalada, nos ha hecho pasar momentos bastante tensos. No me estoy refiriendo a otra cosa que no sea la fauna local, que resulta ser de lo mas variopinta. Osos, cascabeles, coyotes, mosquitos por todas partes...
Aunque pueda sonar a broma lo hemos pasado muy mal. Ayer sin ir mas lejos estuvimos a muy poco de liarla, cuando por culpa del calor reinante, estuvimos a muy poco de pisar en el mismo día 2 serpientes de cascabel. Madre mía que miedo! Creemos que no nos vieron y entonces no pudieron avisar de su presencia mediante el sonido del cascabel. Estuvimos a pocos centímetros de una desgracia personal, y solo nuestra buena vista nos salvo de un disgusto. Nos hemos estado informando de este asunto con los escaladores locales y nos han dicho que sobre todo nos cuidemos de las cascabeles pequeñas, ya que por su falta de experiencia, no controlan la cantidad de veneno que te inyectan, y resultan las mas peligrosas. A las serpientes de cascabel cabe sumar un oso de grandes dimensiones, que casualmente se ha cruzado sin tener que lamentar incidentes serios, con todos los escaladores que se mueven en las proximidades de nuestra ruta menos con nosotros; sigamos tocando madera.
Así es que como se ve, nuestra única preocupación no es subirnos por esta pedazo tapia en libre, que puedo asegurar que ya es suficiente menester; además, tenemos que lidiar con unos cuantos detalles mas.
Con lo que respecta a nuestro calendario apuntar que hoy día 29 de mayo bajamos a San Francisco a recoger a Edu; mañana día 30 subiremos nuevamente Iker y yo a intentar escalar los dos largos que nos quedan hasta el imponente techo de Black Cave, que quizás sea la parte mas decisiva de la vía ya que se encuentra a unos 600 metros del suelo, sale 25 metros mas allí de la vertical y tiene una dificultad de 8a+. Además subiremos el petate con unos 30 litros de agua, sacos, tienda de pared... con la intención de pasar 1 ó 2 noches arriba. A partir de aquí descansar 1 ó 2 días y probablemente nos metamos definitivamente con Eduardo, con la intención de salir por arriba y dar por terminada la ascensión. Estamos calculando que este ataque final nos pueda llevar entre 4 y 7 días colgados en la pared.
Como veis, trabajo y ganas tenemos, así es que sin mas aprovechar para mandaros a todos un fuerte abrazo de parte de los dos desde tierras americanas.


Página 1 de 2  -   1 |  2 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International