Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 05 de Diciembre de 2000

Recorrido a través de las más grandes paredes del mundo

Por Arancha Vega Rubio  | 

La Semana Internacional de Montaña de Gijón comenzó con la proyección de las imágenes de las expediciones de Francisco Blanco, escalador asturiano con un amplísimo currículum alpinístico a sus espaldas.

 

Este joven escalador avilesino inauguró la vigésimocuarta edición de la Semana Internacional de Montaña de Gijón mostrando su evolución en el arte de la escalada durante múltiples años e innumerables paredes alrededor del mundo. Atrás quedan sus comienzos en el Urriellu y en las diferentes paredes que forman los Picos de Europa para adentrarse en aventuras más excitantes.

El título que daba nombre a su proyección, " Grandes paredes alrededor del mundo" comenzaba con la exposición de sus actividades en Estados Unidos, concretamente en Yosemite, donde el escalador realizó cinco ascensiones en algunas de las vías más importantes de El Capitán (3.825 m).

Valle Yosemite: "La Meca de las fisuras en granito"

"En esta primera parte de la proyección Francisco Blanco cuenta sus cinco ascensiones al Capitán, gran pared granítica e idónea para la escalada en artificial.

Era septiembre de 1985 cuando Francisco salía de su Avilés natal para dirigirse a los Estados Unidos en busca de ese valle, el Yosemite, estímulo de muchos amantes de la escalada. Con sus 3.825 m de altitud, el Capitán es "la Meca de los escaladores en granito y artificial". La vía elegida en aquél entonces es la "Sálate Wall" (5.10 A2). Veintiséis largos que se suceden con un único vivac. No sólo es momento de Big Wall, sino que se suceden también ascensiones al "Half Dome", búlder y mucha escalada deportiva, así como el "Butterballs" (5.11). Otras vías continúan la progresión de Blanco en Yosemite, como "Separate Reality" (5.12) con un gran techo fisurado, y una nueva y trepidante ascensión en El Capitán, esta vez por la vía "Zodiac", una clásica de 750 m.

Cecilia Buil 
Mole granítica de "El Capitán", en Yosemite 

Era agosto de 1986 cuando esa vía se logra ascender de forma rápida en 37 horas con un único vivac. El mismo año y aprovechando las bondades del tiempo, se encadena la "Triple Directa", que comparte vía con otras tres diferentes: 34 largos y única repetición eran motivo de alegrías tras 23 horas duras y largas, con el único porte de una mochila para tres escaladores. Se sucede posteriormente la vía "Magic Line" (8C de fisura) y sin duda la más fuerte del mundo en fisura. Por último y como postre, la ascensión por "The Shield" (A4) hace sólo cuatro años, que siendo una de las vías más bonitas del Capitán, marca punto y final, de momento, a su progresión alpinística en esta zona del hemisferio norte del planeta".

Patagonia: "Mundo Mágico de Roca y Hielo"

"Dando un gran salto sobre el globo, esta vez los objetivos de Francisco Blanco son las ascensiones al Cerro Torre y al Fitz-Roy, posiblemente dos de las paredes más bonitas del planeta. Lo inhóspito de estas tierras convierten a la escalada en una gran labor de dificultad y de superación. El Chalten, el pueblo más joven de la Argentina que se establece en 1985 debido a la oleada de escaladores a estas grandes paredes, es el anfitrión de la expedición. Un paisaje increíble lleno de soledad, bosque, lagos y glaciares, es el único espectador de la progresión de esta cordada compartida con el gran alpinista gijonés Nacho Orviz.

Una tirolina y el paso del glaciar el Campamento de los Polacos son el último descanso antes de la ascensión. El tiempo en la Patagonia sólo cede clemencia dos o tres días seguidos por lo que una ascensión rápida es obligatoria para asegurar el éxito de la expedición. La vía elegida para el Cerro Torre es la Vía Maestri del 70, 1600 m en vertical de una belleza inigualable, repartidos en 26 largos. Unos primeros 500 m de escalada mixta acercan a la cordada hasta la Cueva de Hielo que se verá compartida con una pareja de italianos. A las 2 de la mañana comienzan la vía, también conocida como "ruta del compresor", herramienta que Maestri utilizaba para colocar pitonisas y que dejó allí colgada en su ascensión y que sirve hoy de reunión. A falta de un último largo el tiempo empeora y convierte la bajada en agónica.

Cortesía de The North Face 

Restos de material muestran lo habitual de esta situación donde cualquier peso inútil se convierte en una carga penosa. La bajada rapelando, debido a la meteorología, dura más que la subida escalando. La llegada a la Cueva de Hielo permite algo de descanso pero sucesivos intentos de bajada y consiguientes ascensiones de nuevo hasta la Cueva, de un largo cada cuatro horas, hacen penosa la permanencia en pared. Un resquicio de calma, y con la navaja en la mano para rascar el hielo de las cuerdas, permite la bajada hasta el glaciar. Ya abajo todo es alegría y las penas son olvidadas, pero un intento fallido al Fitz Roy seguro que desembocará en otra ocasión una nueva visita a la Patagonia."

Madagascar: "Mora-Mora en paredes vírgenes"

"Tras haber visto algunas fotos de esta parte del mundo tan desconocida una nueva aventura se ponía en marcha en el cabeza del escalador asturiano. Madagascar posee unas paredes llenas de lajas en granito malgache casi aún desconocidas, ya que hay que recordar que la primera vía abierta en este lugar data de 1995. Al sur de la capital, se encuentra el Macizo de Andringitra. La llegada al Camp Catta revela un mundo desconocido y con un clima estupendo para la escalada. Labores como filtrar el agua y potabilizarla son elementales en un pequeño pueblo que se prepara para la llegada de escaladores gracias a la mano de un francés aficionado a este deporte, y que se halla rehabilitando barracones. El Pic Body, con sus 2.658 m es el segundo pico más alto de Madagascar, pero nuestras miradas se fijan en la que ya en nuestro pensamiento se llamará vía Mora-Mora, que tras 12 largos se consigue su total equipación, resultando una vía de 700 largos de una dificultad media de A1 8a+. Hoy más de veinticinco vías han sido abiertas en este macizo que seguro que en poco tiempo y debido a su particularidad se convertirá en un nuevo paraíso de la escalada."

Luis Javier
Vocal de Comunicación de la Agrupación Montañera Astur Torrecerredo


Artículos relacionados


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International