Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 15 de Septiembre de 2003

Iker y Eneko Pou están liberando la "Zumbelt" al Naranjo de Bulnes

Por   | 

Para el representante europeo de sus ‘Siete Big Walls’ han escogido la mítica Oeste del Naranjo, y ahora trabajan en la que podría ser una de las grandes vías en libre más duras de Europa; su criterio: fidelidad y respeto absoluto a la vía original, que quedará exactamente como estaba.

Foto: Eneko Pou 
Dificultad máxima en la impecable caliza del Naranjo 

“Ahora mismo estamos probando largo a largo, cómo y por donde podemos liberar la vía Zumbells, en la Oeste del Naranjo. Hemos probado hasta el cuarto largo y, por lo que llevamos visto y las dificultades que nos han salido, creo que puede tratarse de una de las grandes vías de escalada alpina en libre más duras de Europa, tal vez del mundo”. Así de seguro se mostraba Iker Pou el pasado viernes, en conversación telefónica con la Redacción de barrabes.com, desde el mismo pie del Urriellu, donde ese día esperaban probar el quinto largo de una vía que suma diez tiros de cuerda, para luego seguir hasta la cumbre compartiendo dos largos con el Pilar del Cantábrico, y terminando con otros dos de la Rabadá-Navarro. La vía ‘Zumbells’ fue abierta por escaladores donostiarras en el 89, es una de las vías más duras y, por tanto, menos repetidas de la mítica y super-exigente cara Oeste del Naranjo de Bulnes. Situada a la izquierda del Pilar del Cantábrico, cuenta con dificultades de artificial de A3 y A4. “Este quinto largo es el que más nos preocupa, porque tiene una dificultad de A4 en artificial, y será problemático dar con la manera de forzar ese paso en libre”, comentaba Eneko.

Los cuatro largos probados, tampoco se quedan cortos. Con los citados pasos de A3 en el segundo y tercer largo, la vía en libre, que comienza remontando los doscientos metros de extraplomo de la Bermeja, quedan, aproximadamente y según el criterio de los Pou, de esta manera: 8 a el perimer largo; 8 b+/ 8cel segundo; 7 c+ expuesto el tercero; y 7 b+, también expuesto, el cuarto. A partir del quinto, que probarían el viernes, cuentan con la relativa ventaja de que se sale del desplome más acusado, y que la pared se vuelve más vertical, por lo que es más fácil encontrar el camino para progresar en libre.

Foto: Eneko Pou 
Iker, enlos primeros largos, remontando el extraplomo de la Bermeja 

Los datos son como para desanimar a cualquier, menos a los Pou, que precisamente buscaban un reto como este para elegir, de entre todas las grandes paredes del continente europeo, una que ofreciese dificultad máxima, y al mismo tiempo se encontrase en una montaña muy representativa. “Hemos mirado muchas opciones, pero la verdad, ya está bien de mirar tanto hacia afuera cuando aquí tenemos un paredón impresionante y mítico, la Cara Oeste del Naranjo. La calidad de la roca es insuperable y, además, creemos que había que hacer algo más en libre en las vías de la Oeste. El último hecho importante en este sentido fue liberar el Pilar del Cantábrico, y eso ocurrió en el 93; hace mucho tiempo de eso, y queda mucho por hacer”. Precisamente, Iker, acompañado de su hermano Eneko, fue el primer repetidor y el primero que consiguió encadenar el Pilar en libre y en el día, allá por 1997. A favor del ‘Picu’, los Pou han desechado las grandes paredes de los Alpes, donde además, la llegada del mal tiempo hubiera dificultado cualquier escalada en esta época del año.

Los Pou llegaron al Pie del Naranjo el pasado miércoles, aprovechando del buen tiempo. Antes, habían probado la parte inferior de la pared durante la última semana de agosto, aunque no pudieron progresar demasiado debido a la lluvia constante. En función de la meteorología, irán yendo y viniendo desde Euskadi, para trabajar en la vía. “Vamos despacio –comentaba Eneko al respecto- porque la vía es muy difícil, y hay una diferencia fundamental con la vía –El Niño- que liberamos en el Capitán (Yosemite): aquella sabíamos que era posible liberarla, pero esta, esta es como abrir vía, vamos probando cómo forzarla sin artificial”. Por otra parte, y puestos a comparar experiencias, Eneko destacaba que la logística en la Oeste del Naranjo, con sus 500 metros, es más sencilla que en los mil metros del Capitán. “en cualquier caso, estamos trabajando con las hamacas. Hay que tener en cuenta que cada largo hay que probarlo en artificial, luego ver si se puede forzar en libre directamente, o si hay que buscar variantes... Aún estaremos trabajando en la vía todo septiembre y parte de octubre; queda todo lo difícil por hacer. Y cuando llegue el momento del encadenamiento definitivo desde abajo, aún no estoy seguro de si será posible completar la ruta en el día”.

Foto: Eneko Pou 
El tiempo no acompañó a los escaladores a finales de agosto 

“Lo que si queremos destacar, ante todo, es que no estamos abriendo una vía de deportiva en el naranjo. Esta es una pared mítica, y sus vías son intocables, no vamos a tocar nada , ni mucho menos a facilitar la ascensión. Los largos, en libre , son muy expuestos, y la progresión trabajosa. Para liberar el tercer largo, la única opción será ascenderlo con estribos, asegurarse a la reunión, volver a bajar, y subirlo de nuevo por la variante en libre. Lo que estamos haciendo aquí es forzar en libre una gran vía de escalada alpina. Y la idea es que, a quien quiera repetirla, que le cueste lo mismo que a nosotros. Estamos decididos a respetar al máximo la vía original y, si en algún punto no podemos forzar en libre por el mismo recorrido de la ‘Zumbells original, buscamos una variante que esté lo más alejada posible de la línea trazada por los aperturistas, para dejar clara la diferenciación”.

En ese sentido, los Pou saben muy bien, ya que llevan diez años escalando allí, cual es la filosofía del mítico naranjo de Bulnes. Y también que la ruta en libre resultante de esta experiencia no tendrá nada que envidiar a ¿El Niño’, que recientemente liberaron el Capitán de Yosemite, como primera etapa de un periplo mundial llamado ‘Siete Big Walls, Siente Continentes” Consistente en escoger y escalar en libre la gran pared más difícil y al mismo tiempo representativa que puedan encontrar en América del Norte, América del Sur, Europa, Asia, África, Oceanía y la Antártida. Para los escaladores vascos, esta claro que el Urriellu merecía un puesto entre esas siete grandes.

Nota de prensa de Eneko Pou

Después de 6 días de intenso trabajo, los hermanos Pou, se encuentran en mitad de la pared de la cara oeste del Naranjo de Bulnes. Superado el desplome de la Bermeja que les ha hecho trabajar durante aproximadamente 150 m totalmente colgados del vacío, y superados los primeros 5 largos, los hermanos dan por prácticamente terminada la parte mas complicada de la pared. Atrás han quedado 2 largos acotados en escalada artificial como de A3, uno de A1, uno de A2, y sobre todo el quinto, con una acotación de A4, una tirada de muchísima exposición, considerada de artificial extremo. Traducida a la escala de la escalada en libre, la ruta esta quedando tan dura o más de cómo se pensó en un primer momento, con una acotación de: 8 a, 8 b+, 8 a, 7b+ y 7b+, hasta el momento. Especial atención merece ese segundo largo, que de acabar de confirmarse la graduación de 8b+, supondría una tirada de máxima dificultad en lo que a grandes paredes se refiere.

Destacar que el trabajo ha sido muy intenso, con una media diaria de 8 a 10 horas empleadas en la pared sin apenas descanso. Desde el tercer día se ha empleado la tienda de pared, y aunque no se ha dormido en ella, ha resultado imprescindible para poder aguantar las largas horas empleadas en probar los largos. Ahora mismo esta hamaca se encuentra suspendida a 250 m del suelo, en mitad de la imponente pared oeste del Naranjo de Bulnes, a la espera de que a finales de esta semana los dos hermanos pernocten en ella y realicen un primer intento de llegar hasta la cumbre realizando toda la ascensión en escalada libre.

Resumen día por día:

Año 1998:

Tras haber conseguido la primera en libre y en el día en junio de 1997 al Pilar Del Cantábrico, los hermanos Pou comprueban que cabria la posibilidad de poder escalar la vecina Zunbeltz en el mismo estilo, pero tras hacer un intento en el verano de 1998 en el que se consigue llegar hasta el segundo largo, las dificultades de Zunbeltz se imponen, y se pospone el intento de esta vía hasta agosto del 2003.

Año 2003:

29 de agosto:
Con muy mal tiempo y las mochilas cargadísimas nos aproximamos hacia el refugio de Urriellu.

30 de agosto:
En medio de un tiempo muy desapacible, con frío y lluvias constantes, se prueban los dos primeros largos, llegando a la conclusión de que el primer largo pueda estar entorno al 8 a, y el segundo, al 8b%252B.

31 de agosto:
Con un tiempo similar al día anterior se vuelven a probar los dos primeros largos. Aparentemente da la impresión de que la ruta puede salir enteramente en libre, así es que, se decide elegirla por su interés, como objetivo europeo dentro del ambicioso proyecto 7 Paredes 7 Continentes. Nos bajamos a por material.

9 de septiembre:
A mitad de tarde, y con mochilas de entorno a los 30 o 35 kg, se sube al refugio de la vega de Urriellu en 2h y media.

10 de septiembre:
Con un día espléndido acometemos el tercer largo en artificial, primer A3 de la vía, y tras llegar a la reunión, decidimos abrir una variante para el libre separada de la línea original. Finalmente queda un largo de caliza azul perfecta de alrededor de 8 a y 25 m, de una exposición altísima, ya que únicamente queda protegido con dos seguros, y la posibilidad de poder emplazar alguno de fortuna.11 de septiembre:
El cuarto largo, algo así como A3, queda resuelto en apenas 40 minutos sin ni siquiera utilizar estribos, y acaba traduciéndose en 7b+ en libre.

12 de septiembre:
Es el día clave, ya que nos vamos a tener que enfrentar a un durísimo largo de A4 para saber si nuestra vía sale en libre. Tras discutirlo un rato decidimos que Iker empezara en libre mientras que haya canto, para pasar después Eneko, si no queda otro remedio que progresar en artificial. Es una formula que ya utilizamos el día anterior en el A3, y que nos funciono a la perfección. Una hora después, comprobamos que vuelve a funcionar nuevamente, e Iker, sin tocar un estribo resuelve en apenas una hora de esfuerzo un expuestísimo A4. ¡Increíble pero cierto! A pasado una buena ristra de plomos para asegurarse lo mejor que ha podido, y una vez colocada la cuerda por arriba decidimos que en libre puede ser alrededor de 7b+. ¡Vaya día!

13 de septiembre:
El mejor de los pronósticos para esta semana esta cumplido, así que nos dedicamos a probar en libre esos 5 primeros largos, y aprovechamos también para subir la hamaca hasta la reunión del sexto largo y dejarla preparada allí, para el que será nuestro próximo intento de probar los largos de arriba. Acabaremos el día muy contentos tras conseguir escalar y encadenar los cinco largos con la cuerda por arriba.

14 de septiembre:
Se nos ha acabado el material y las fuerzas, así es que nos vamos para abajo para recuperar ambas.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International