Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 16 de Marzo de 2004

El Embajador del Sol conquista la fría Noruega

Por   | 

Miquel Angel Martínez vuelve a España tras terminar como primer musher no noruego en la prestigiosa carrera de resistencia Finnmarkslopet.

Foto: www.kobalaq.com 
Durante el entrenamiento en Joatka 

Un trineo, ocho perros y 500 kilómetros de helada tundra noruega. En eso consiste la prestigiosa carrera de mushing de Finnmarkslopet, la más al norte de Europa y el campeonato oficioso del viejo continente en pruebas de resistencia.

En semejantes condiciones, la presencia de un musher catalán, que entrena la mayor parte del año sobre los desérticos parajes de Los Monegros, resulta casi extravagante. Sin embargo, Miquel Angel Martínez ha empezado a convertir su trineo en algo familiar entre los experimentados y agerridos mushers noruegos, que ya le han bautizado como el Embajador del Sol.

Martínez ya sorprendió a todos el año pasado, al terminar la carrera en su primera participación, pero este año se ganó su respeto al acabar en el puesto vigésimo de la categoría limitada como el primer musher no noruego en la clasificación, en la que se impuso Sten Are Harder con un tiempo de dos días, tres horas y 46 minutos, apenas diez horas menos que el español.

Foto: www.kobalaq.com 
En un momento de la carrera 

Martínez, del equipo Kobalaq/Alipaq, tomó la salida el pasado 6 de Marzo con un claro objetivo: terminar la carrera con los ocho perros con los que comenzó. Y lo consiguió, después de dos días, 13 horas y 38 minutos de pelea, un tiempo que hace tres años le hubiera llevado al podium y que hace cuatro, dado la victoria.

“El esfuerzo en el entrenamiento de Miquel no es comparable al de los mushers escandinavos”, aseguró la organización del evento en su página web. “El 80 por ciento de su preparación tiene que ser sin nieve. Si quiere entrenar sobre nieve debe subir a mucha altura”.

El musher catalán llegó a Noruega por segundo año consecutivo en el momento idóneo de forma. Y los últimos entrenamientos realizados ya en Finnsmark le acabaron de dar el toque final para enfrentarse a la gran aventura.

El día 21 de febrero, Martínez, Helena Mas y Ton Vilaplana, iniciaron el largo viaje de 4.500 kilómetros hasta Alta, ciudad de donde parte la carrera, situada más al norte del Círculo Polar Artico, cerca ya de Cabo Norte. El viaje duró tres días y fue ya por sí solo toda una odisea, con averías repetidas del remolque donde transportaban todo el equipo necesario para la carrera y nieve sobre la carretera en los últimos 1.900 kilómetros.

Foto: www.kobalaq.com 
Miquel Angel Martínez 

En esta edición, Martínez utilizó unos arneses para equipar a sus perros con un diseño muy diferente de los clásicos. Los nuevos aparejos se probaron por primera vez en la Iditarod de 2003 por varios mushers de reconocido prestigio y están diseñados para proteger al perro en sus esfuerzos y evitar lesiones en sus articulaciones posteriores. El uso de estos arneses y un tratamiento previo con condoprotectores para proteger las articulaciones tuvo mucho que ver en que el catalán fuera uno de los tres mushers que logró llegar a meta con todos los perros con los que tomó la salida.

La Finnsmarkslopet significa enfrentarse a la tundra del Gran Norte y vencer a las tormentas de viento polar, los 30 grados bajo cero, la nieve blanda, la ceguera blanca y, por supuesto, las auroras boreales. Cada musher depende de sí mismo, por lo que los trineos que compiten deben transportar un equipo de supervivencia que les permita sobrevivir durante 24 horas en esas latitudes, ya que la organización comenzará a buscar al corredor sólo transcurrido ese tiempo sin noticias de él.

A lo largo de los 500 kilómetros de recorrido hay seis puntos de control, donde el musher puede recoger material y alimentos para sus perros. El corredor tiene la obligación de realizar dos paradas, una de ocho horas y otra de seis, pero puede parar en cualquiera de esos puntos el tiempo que considere necesario. En cada uno de estos puntos de control, los equipos pasan un exhaustivo control veterinario, perro por perro y articulación por articulación, y solo con el visto bueno de los veterinarios pueden continuar la carrera.

Martínez se mostró muy satisfecho por el resultado conseguido en la carrera noruega, que en su categoría de 1.000 kilómetros vio como se imponía el también noruego Bjornar Andersen, de 26 años. El vencedor de la prueba larga partió con 14 perros tirando de su trineo, pero después de seis días, diez horas y 24 minutos de carrera, cruzó la meta de Alta con tan sólo seis perros en los arneses, el mínimo permitido por la organización.

La Finnmarkslopet es la prueba más prestigiosa en Europa y se sitúa un escalón por debajo de las míticas carreras de Alaska, como la Iditarod, que recorre 1.000 millas (unos 1.600 kilómetros) por las nevadas planicies del estado norteamericano.


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International