Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 19 de Mayo de 2004

Adam Ondra, el niño prodigio de la escalada

Por   | 

El checo Adam Ondra acaba de ascender su quinto 8a+ a vista. No está nada mal, pero hay escaladores mejores. Entonces, ¿por qué el checo ocupa titulares de todas las publicaciones especializadas? La respuesta: Adam Ondra es un niño de 11 años.

Foto: P. Nesvadba/www.czechclimbing.com 
Adam Ondra, asegurado por su madre en una de sus vías más duras 

Apenas supera el metro y medio de estatura, pesa 40 kilos y todavía va al colegio, sin embargo Ondra se codea con los mejores escaladores del mundo, y su último logro, Ippolito, un 8a+ a vista de Sloup, en la República Checa, le ha alzado al número 13 del ranking de 8a.nu.

De hecho, si sólo se contabilizaran las vías escaladas a vista, el joven checo sería el cuarto del mundo. “A los ocho años escalé ‘onsight’ algunas vías de 7b+, hice 7c+ un año después y 8a a los diez”, aseguró Ondra en una entrevista con czechclimbing.com. “No me gusta probar una vía muchas veces. Me gusta elegir las rutas que escalo y mis libros preferidos son las guías y las páginas de Internet de escalada”.

La progresión de Ondra es exponencial y sus límites difíciles de prever. Este año ha escalado a vista cuatro vías de 8a+, mientras que les ha puesto el punto rojo a dos 8b, Evoluce y Mrtvaski ples, ambos en su país. El primero lo logró el pasado 9 de mayo y lo considera como la vía más dura que ha ascendido hasta el momento.

Ambicioso pero reservado, según le describen sus padres, Adam Ondra prefiere guardarse para sí las metas que sueña con alcanzar en la escalada. “Creo que de mayor me gustaría ser escalador”, advierte sin embargo.

A su corta edad, el joven escalador es el segundo más fuerte en la República Checa, sólo por detrás de todo un Tomas Mrazek, novenogradista y ganador de la primera prueba de la Copa del Mundo de 2004.

Desde luego Ondra es un apasionado. “Mi familia ha escalado desde que yo recuerdo. Yo empecé con seis años, pero obviamente ya había tocado la roca antes”, explica el muchacho, que todavía tendrá que esperar tres años para participar en la Copa del Mundo Junior.

Foto: www.czechclimbing.com 
El joven checo sólo tiene 11 años 

Una vida normal

Adam Ondra asiste al colegio en Brno, donde reside junto a sus padres y hermana, y lleva una vida aparentemente normal para un niño de su edad. No realiza ninguna dieta especial ni se somete a potentes sesiones de entrenamiento.

“Hasta ahora soy mi propio entrenador. Simplemente voy a escalar cada fin de semana, siempre que la temperatura sea superior a dos grados centígrados. Una o dos veces a la semana, escalo en el rocódromo o hago algunos pasos en nuestra pared de casa”, explica Ondra. “Mi entrenamiento no es nada sistemático”.

Quizá su facilidad para escalar sea algo puramente innato. O quizá cuando crezca algunos centímetros tenga más dificultad para mantener el peso y controlar el dolor de brazos. De momento, sus gustos siguen siendo los de un niño de 11 años, y su apetito, voraz.

“Me gusta la pizza, los pasteles, los croissants, los caramelos… Eso sí, sólo como carne si está escondida en otra comida”.


Artículos relacionados


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International