Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 18 de Junio de 2004

Movimiento en los Base del Karakorum

Por   | 

Las expediciones españolas empiezan a llegar a los Campos Base del Karakorum. Mientras el equipo de “Al Filo” y los atrevidos catalanes de la Magic Line ya tienen sobre sus cabezas la temible pirámide del K2, Alberto Iñurrategui ha montado ya su tienda al pie de los Gasherbrum.

 
El CB, al pie del glaciar 

“Ya estamos”, comunicaron los miembros del equipo que va atacar la Magic Line, Oscar Cadiach, Jordi Tosas, Manel de la Matta, Jordi Corominas y Valen Giró. “Desde el Campo Base del Broad, dos horas de marcha nos han traído a esta ‘pequeña’ ciudad que es este año el Base del K2”.

En el año que conmemora el 50 aniversario de la primera ascensión a “la montaña de las montañas”, el movimiento en torno al K2 es máximo. Muchas son las expediciones que quieren aprovechar la efeméride para intentar su cima, y con más razón los italianos, los primeros que hollaron su cima en 1954.

“Se nota que es el año de los italianos”, relatan los catalanes. “Han decidido desplegar un montaje bastante espectacular. Han instalado, por ejemplo, una gran estructura piramidal –Casa Italia- que utilizarán como centro de comunicaciones y de retransmisiones de televisión. Sólo para transportar las placas solares, han utilizado 25 porteadores. Además, el 31 de julio llegará al Campo Base en helicóptero desde Islamabad el presidente de la República italiana, aunque estará pocos minutos por la falta de aclimatación”.

El dirigente italiano visitará la montaña justo el día en el que hace 50 años llegaron a la cima Lino Lacedelli y Achille Compagnoni, culminando con éxito una polémica expedición liderada por Ardito Desio de la que formó parte también el famoso alpinista Walter Bonatti.

 
Miembros de la Magic Line, con el K2 al fondo 

También están en el Base del K2 los miembros del equipo de “Al Filo de lo Imposible”, que intentarán la subida de la montaña por la ruta clásica del espolón de los Abruzzo. “Aún me impresiona más que la primera vez que lo vi. Es una montaña con magia”, aseguró Juanito Oiarzábal tras ver una vez más el K2.

Después de ascender 20 ochomiles, el escalador alavés sigue emocionándose al divisar la pirámide pakistaní desde Concordia, donde confluyen los glaciares de Baltoro, Carcer Blom y Golden Austin.

Junto con Oiarzábal, forman parte de la cuarta expedición al K2 de “Al Filo” Edurne Pasabán, que quiere convertirse en la primera española en subir a la cima, Juan Vallejo, Ferrán Latorre y Mikel Zabalza.

Hace diez años, el programa de televisión española pasó por la amarga experiencia de perder a uno de sus miembros. Atxo Apellániz coronó los 8.611 metros del K2, pero murió de agotamiento en el descenso. Su compañero de cordada, Juanjo San Sebastián, sufrió graves congelaciones en los dedos. Ahora, “Al Filo” vuelve a la montaña con la intención de cerrar un ciclo, y de hacerlo con un buen sabor de boca, según aseguró su director, Sebastián Alvaro.

En aquella expedición de 1994 también participó Iñaki Ochoa de Olza, que sufrió una grave caída de la que sobrevivió milagrosamente. Este año, el navarro vuelve a la montaña con la intención de sumar el noveno ochomil en su carrera por subir los 14, si bien aún faltan algunos días para que se reúna con la “Armada española” en el Base. Acompañado por el jovencísimo Alex Txikon, Ochoa de Olza ya subió esta primavera el Makalu.

 
La Magic Line nunca ha sido repetida 

Los Gasherbrum

A la altura de Concordia, mientras catalanes y “alfilos” se dirigían al K2, Alberto Iñurrategui tomó dirección sur para dirigirse al Campo Base de los Gasherbrum, a donde llegó el jueves acompañado por José Carlos Tamayo, Jon Beloki y 47 porteadores.

La expedición de Iñurrategui tiene dos objetivos inusuales, pero tremendamente comprometidos: el G-III y el G-IV. A ambos les faltan pocos metros para alcanzar los 8.000 metros, pero sus dificultades técnicas no tienen nada que envidiar a las de los “grandes” más complicados.

En cualquier caso, ahora toca abrir bidones, elegir un lugar donde ubicar las tiendas y probar los equipos de comunicaciones. Ya habrá tiempo de pensar en las cimas.


Artículos relacionados


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International