Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 26 de Junio de 2004

Operación rescate… de material

Por   | 

Los hermanos Iker y Eneko Pou llevaron a cabo la semana pasada una delicada operación de rescate en el Naranjo de Bulnes. Sin embargo, esta vez no tuvieron que sacar a nadie de la pared, sino recuperar todo el material que dejaron colgando tras liberar “Zunbeltz”.

Foto: www.pouanaiak.com 
El material estaba destrozado tras el invierno 

“Ahora sí que podemos dar por terminada la liberación de Zunbeltz”, aseguran los escaladores en su página web. “Tres días de duro trabajo han dado como resultado la limpieza total de todo el material que habíamos dejado en el Picu el otoño pasado.
En el año del centenario no podíamos retrasar más la operación de limpieza”.

Los montañeros vascos ascendieron en libre la complicada vía, en la cara oeste del Naranjo, como parte de su proyecto “Siete Paredes Siete Continentes”, con el que pretenden realizar una ascensión de big wall de extrema dificultad en cada uno de las zonas geográficas del planeta.

La liberación de la ruta exigió la instalación de cuerdas fijas y el abandono de gran cantidad de material a lo largo de la ruta. Por eso, los dos hermanos iniciaron temprano su “operación de rescate”.

“A las 5:45 am., diana. A las 6:40 am., salimos del refugio los primeros”, relata la cordada, que apenas durmió durante la noche pasada en el refugio. “No más de tres horas cada uno. Este rescate de material nos tiene preocupados. Sabemos que va a ser muy complicado”.

Foto: www.pouanaiak.com 
Al final, regresaron con más de 40 kilos cada uno 

Todavía con nieve y muy cargados, Iker y Eneko ascienden al Picu en apenas una hora y media por la Directa de los Martínez, en la cara sur. Desde allí, cuatro rápeles por la Murciana, desde donde enlazan, en un largo de escalada, con Roca Solano. Sobre la repisa, los dos escaladores descansan antes de afrontar el rápel más delicado del día.

“A las 2 pm. empezamos a rapelar tras reforzar de la mejor manera posible la reunión, que es bastante cutre. Pasamos miedo, pero rapelamos en 60 m hasta la reunión que marca el final de Zunbeltz. A partir de aquí tenemos un parabolt por reunión y rapelamos más tranquilos”, explican.

Desde octubre, el Picu ha vivido todo un invierno de hielo y nieve, por lo que casi todo el material que recuperan está muy deteriorado. Las cuerdas fijas, de hecho, sólo les sirven de guía, pues hay que ser muy valiente para descolgarse por ellas. Aún así, deciden bajarlo con cuidado hasta el suelo, a donde llegan sobre las siete menos cuarto de la tarde.

Tras la paliza, una buena cena y a la cama. Al día siguiente espera una buena caminata con más de 40 kilos de material a la espalda. “Marchamos muy contentos. Por fin nuestros deberes en el Urriellu están totalmente finalizados. Hemos dejado la pared tal como la encontramos y toda la basura va con nosotros para abajo. Apuramos en algún rápel para no meter expansivos, pero para nosotros este detalle era vital”. Fieles a su filosofía.

Más información: www.pouanaiak.com


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International