Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 24 de Octubre de 2000

Al Filo..., en el ecuador de su expedición

Por Angela Benavides  | 

Sebastián Álvaro, director del programa de televisión "Al Filo de lo Imposible" nos cuenta, desde el desierto de Taklamakan, la situación actual y los próximos movimientos de su equipo.

 

El equipo de "Al Filo...", que permanece en la remota región de Xinjiang, en el sudeste de China, sigue adelante con su nueva aventura, tras adentrarse más de 80 kilómetros en el casi inexplorado desierto de Taklamakan.

El director del programa, Sebastián Alvaro, nos ofrece a continuación la crónica de la expedición :

"Salimos el día 10 de octubre de Madrid la expedición compuesta por Juanito Oiarzabal, José Carlos Tamayo, Yosu Bereciartua, Laureano Casado (experto en vuelo) Antonio Perezgrueso (cámara) y Sebastián Álvaro. Después de varios problemas y retrasos con visados y lineas aéreas logramos llegar a Kashgar el día 15 de octubre, conocida como "la perla de la ruta de la seda".

Allí comenzamos la filmación de esta aventura que tiene que ver con ese mítico camino que se convirtió en una de las rutas comerciales más importantes de todos los tiempos.

 

En Kashgar filmamos el mausoleo de la concubina, una esposa de un emperador chino convertida en heroína uigur, y los bazares del domingo, que siguen reflejando como ayer lo que representan estas ciudades al borde del Taklamakan, que históricamente han sido punto de confluencia de mercancias, pueblos y culturas.

Desde Kashgar nos trasladamos, bordeando 550 kilómetros el desierto por el sur, a Hotan, donde los puntos más importantes que han atraído nuestra atención han sido el jade y la fabricación de la seda de la misma forma que se hacía hace cientos de años. La experiencia de la filmación de este proceso en las pequeñas cabañas de barro y cañas de los oasis ha sido realmente fantástica.

En Hotan cambiamos de vehículo y en dos días de jeep iniciamos verdaderamente el cruce del Taklamakan por su parte central, pues hasta ahora nos habíamos limitado a rodearlo, recorriendo 230 kilómetros por la orilla del río Keriya hasta alcanzar la aldea de Daheyan, un curioso poblado del que hasta 1985 apenas se conocía su existencia.

En este lugar elegimos 30 camellos y seis camelleros, preparamos las viandas y el equipo, montamos el paramotor y Laureano probó su funcionamiento (vuelo que causó honda expectación entre los lugareños, alguno de los cuales quiso comprar el artefacto a nuestro amigo Laureano) y ese mismo día comenzamos a tomar la medida a los camellos, internándonos en la ribera del cauce seco del Keriya pero aún con abundante vegetación que en este otoño marcaba un paisaje alucinante.

 

Ampliacion (42 Kb)

Mapa de la zona
 

A partir del día siguiente el trabajo y la travesía no ha hecho sino exigirnos más energía y esfuerzo. En tres días hemos logrado restar a la distancia que nos separa de nuestro objetivo, casi 80 kilómetros a vista de pájaro, lo que quiere decir que los kilómetros reales caminados superarán los 90 ya que de continuo bordeamos dunas y los pequeños hilos de cauces fósiles nos obligan a no llevar un rumbo derecho al norte.

En pocos días se acabará la rala vegetación que aún tenemos y dejará paso a las dunas gigantescas.

Entonces la marcha se ralentizará. Las temperaturas que tenemos van desde 8º bajo cero de madrugada a los 42º a pleno sol al mediodía, en un ambiente extremadamente seco que puede bajar al 13% de humedad. Quizás uno de los espacios de la Tierra más secos que hemos conocido. Los dos últimos días la temperatura se ha suavizado pero entonces el viento del norte ha soplado con intensidad vapuleándonos sin piedad. En este momento estamos metidos en las tiendas soportando una tormenta de arena que hace que esta se filtre por todos los sitios. Ayer tuvimos que acabar la jornada una hora más tarde porque no encontrábamos un pozo de agua para abrevar los camellos. Es nuestra vida cotidiana a la que nos estamos tratando de adaptar lo antes posible, pero no sin problemas y contradicciones pues es muy diferente a cualquier experiencia que hayamos tenido antes ninguno de nosotros.

Esto es, en pocas palabras, el Taklamakan. Un lugar duro de una belleza extraordinaria."

Desde el Taklamakan
Sebastián Álvaro, director "Al Filo de lo Imposible"


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International