Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 17 de Febrero de 2005

Transpirenaica: Los primeros colosos

Por   | 

Las grandes estribaciones del Pirineo empiezan a plantar cara al Grupo Militar de Alta Montaña (GMAM) en su travesía invernal Transpirenaica. El Balaitous, los Infiernos o la Pique Longue son los primeros colosos del camino:

Foto: GMAM 
Ascendiendo la Brecha Latour hacia la cima del Balaitous 

Candanchú – La Sarra

Magnífico día, magnífica nieve, magnífico sol. Abandonamos Candanchú a las ocho horas, camino del puerto de Somport para llegar a la estación de Astún, donde nos calzamos los esquís. Ascendemos por terreno "urbanizado", alcanzando el collado de Astún, el cual domina las pistas de esquí. La impresionante mole del Midi d´Ossau aparece ante nosotros. Un pequeño descenso en dirección norte, y una corta remontada nos colocan en posición de dominar las laderas que descienden suavemente hasta el puerto de Portalet. Las condiciones son ideales, lo que propugna un rápido descenso; varios grupos de personas disfrutan del día paseando con raquetas y con esquís de fondo.

Desde el puerto continuamos el descenso paralelos a la carretera hasta que la ausencia de nieve nos obliga a descalzarnos. Siguiendo la antigua carretera entre Formigal y Sallent llegamos al embalse de La Sarra.

A pesar de la ola de frío e inclemencias meteorológicas que nos amenazó al comienzo de la travesía, la nieve no es excesivamente abundante y se encuentra bastante estable.

Foto: GMAM 
Atrás quedaron ya el Balaitous, los Infiernos y la Pique Longue 

La Sarra – Respumoso

La etapa nos aproxima a la base de partida de nuestro primer tresmil, el Balaitous, uno de los colosos del Pirineo. La escasez de nieve nos permite recorrer el camino de verano hasta el refugio de Respumoso, aunque también nos obliga a progresar con los esquís en la mochila. Afortunadamente, los aludes que barren la ladera de los Frondiellas no son nada probables. El cielo está despejado y no hace viento. Antes de llegar al paso del Onso, numerosas y espectaculares cascadas de hielo jalonan nuestra ruta. El refugio de Respumoso se encuentra cerrado por lo que pernoctamos en el antiguo refugio Alfonso XII, frío inhóspito y sensiblemente alejado del refugio nuevo.

Foto: GMAM 
El mal tiempo tiene bloqueado al grupo en Gedre 

Respumoso – Balaitous – Respumoso

El Balaitous, primero de nuestros tresmiles y el más occidental de la cadena, tiene para nosotros un especial significado. El día nos saluda con un cielo azul que hace presagiar una magnífica jornada. Abandonamos el refugio Alfonso XII, sobrepasamos el refugio de Respumoso y hacemos acopio de agua en el barranco del mismo nombre. Utilizamos para el ascenso el mismo itinerario empleado en verano, situándonos con prontitud bajo la arista Le Bondidier. En algo menos de dos horas alcanzamos la base de la brecha Latour, principal dificultad técnica para ascender al pico. La sobrepasamos realizando algún que otro paso aéreo para, al cabo de otros trescientos metros de ascensión, alcanzar la cumbre. Las vistas son extraordinarias: Garmo Negro, Vignemale, Muralla de Borau y otros innumerables picos a nuestro alrededor ilustran nuestra estancia en la cumbre. Algunos de ellos constituyen otros objetivos para los próximos días.

El descenso de la brecha de Latour impone la realización de dos rapeles después de un entretenido descenso. Posteriormente, iniciamos el descenso con esquís siguiendo la misma traza utilizada para el ascenso.

Foto: GMAM 
Foqueando hacia la cumbre de la Pique Longue 

Respumoso – Infiernos - Bachimaña

Algunas nubes anuncian cambio de tiempo. Los primeros compases de la jornada transcurren por el valle de LLena Cantal; nos rodean numerosos picos con forma piramidal: pico de Campoplano, pico de Llena Cantal, pico de Tebarray. Alcanzamos el collado de Tebarray y el viento comienza a soplar, acompañado de ligeros copos de nieve; enlazamos con el cuello de los Infiernos, momento en el cual el tiempo ha cambiado totalmente: nieva, sopla fuerte viento y la visibilidad es escasa. Dejamos los esquís y las mochilas y comenzamos el ascenso al Infierno Occidental siguiendo la cresta del Garmo Blanco. Alcanzamos la cima sin apenas visibilidad y con fuerte viento.
Una leve mejora de la visibilidad nos permite afrontar el descenso por la ruta de verano desviándonos un poco hacia la pared NW. La progresión sobre las "marmolera" nos aporta una buena dosis de adrenalina; la poca nieve que cubre la roca lisa e inclinada obliga a extremar la precaución en cada paso. Alcanzado de nuevo el collado de los Infiernos iniciamos el descenso hacia los ibones azules, para alcanzar la cabaña de Bachimaña, más pequeña pero más acogedora que el refugio Alfonso XII.

Foto: GMAM 
En Respumoso tuvieron que dormir en el refugio Alfonso XII 

Bachimaña – Baysellance

Amanece cubierto y con poca visibilidad, mal comienzo para una jornada que nos obliga a superar tres collados. Cruzamos los ibones de Bramatuero por su centro y parece que aclara a medida que avanzamos. Llegamos al collado de Letrero, cuyo franqueo nos deposita en la cabecera del valle del Ara. No hay una cantidad excesiva de nieve. Por una empinada pendiente alcanzamos el ibón de Batanes, caminamos hacia el fondo del Ara y ascendemos al puerto de Mulos. La nieve es húmeda y provoca zuecos en los esquís que dificultan la marcha. La poca visibilidad estorba el descenso hacia el refugio de las Oulettes de Gaube, las nubes han bajado y apenas tenemos referencias. Localizado éste sólo nos queda ascender a la Horquette d'Ossue.

Nos asaltan las dudas, no hay visibilidad, el tiempo está empeorando rápidamente y no vemos ninguna huella que nos sirva de guía. Finalmente decidimos continuar sirviéndonos de las pocas referencias con las que contamos. Después de dos horas de pelea, alcanzamos la Horquette acompañados de un viento muy fuerte. Desde allí, después de un descenso de quince minutos a ciegas, conseguimos encontrar el refugio de Baysellance, modélico, limpio, acogedor y con leña.

Una honda satisfacción nos invade a todos; hemos superado una etapa complicada y dado un paso importante para la consecución de nuestro objetivo.

Foto: GMAM 
La impresionante figura del Midi 

Baysellance – Pique Longue – Gavarnie

Durante toda la noche ha rugido el viento con fuerza, las previsiones meteorológicas se cumplen. Amanece despejado pero frío, con ráfagas de viento del este muy fuertes. Desde el refugio descendemos unos metros, atravesamos el espolón que desciende del Petit Vignemale y, alcanzado el glaciar d'Ossue, comenzamos la ascensión de la Pique Longue. A 2.800 metros de altura el viento nos tambalea y, a medida que ascendemos, nubes amenazadoras ascienden desde el valle. Una fuerte ventisca nos acompaña en los últimos metros de ascensión; llegamos a la cumbre cubiertos de escarcha y, sin detenernos, comenzamos el descenso. De vez en cuando nos cruzamos con nuestra huella de subida, única referencia. El glaciar está totalmente descarnado haciendo gala del característico hielo negro.

La escasez de nieve nos obliga a un itinerario de descenso más bajo de lo deseable, lo que da lugar a algún que otro paso comprometido. Por fin alcanzamos la presa de Ossue. La cosa no ha terminado, todavía nos quedan diez kilómetros hasta Gavarnie, los cuales negociamos a lo largo de una carretera nevada a trechos. Comienza a nevar.

Días 14 a 16 de febrero: La ventisca nos bloquea en Gedre

El frente procedente del norte, con nevadas a cualquier cota y vientos de hasta 110 km/h, nos mantiene bloqueados en el pueblo de Gedre, a 10 km. de Gavarnie.
Las fuertes rachas de viento y las intensas nevadas reducen la visibilidad a prácticamente cero. Pese a nuestras ganas por proseguir la travesía, no tenemos otra opción que permanecer a la espera de una mejoría de las condiciones que nos permita abordar el paso por el collado de 2600 mts. de altitud, que nos conducirá a la estación de Piau-Engaly, y posteriormente a España.

GMAM


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International