Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | ENTREVISTAS | 25 de Febrero de 2005

Israel Blanco: “El año que viene quiero apuntar alto”

Por   | 
- Página 1 de 2 -

Pese a un grave accidente automovilístico, el escalador en hielo Israel Blanco saldó la temporada de competición con buenos resultados. Por primera vez con el apoyo suficiente para poder dedicarse a tiempo completo, el glaciarista “apunta alto” para la próxima temporada.

Foto: Giulio Malfer – www.daoneicemaster.it 
Blanco es representante de la FEDME en escalada en hielo 

Un tercer puesto en Kandersteg y una victoria en Canadá, a principio y final de temporada, avalan a un Blanco que no pudo rendir, sin embargo, en el momento más importante del año, en los Campeonatos del Mundo de dificultad y boulder. Después de las vueltas de campana que dio con su coche, estar allí ya fue todo un triunfo.

Ahora su mente está puesta en el I Encuentro de Dry-Tooling que organiza en marzo en Benasque, con competición incluida. La idea es promocionar una especialidad que está muy verde en España. “Será un tanteo a ver cómo reacciona la gente”, asegura Blanco.

Terminó la temporada competitiva, ¿por encima o por debajo de sus expectativas?

Yo creo que ha ido bien tiendo en cuenta lo que me pasó, el accidente de coche. Aquello me rompió todo lo planeado física y psicológicamente. La motivación la tenía a tope, pues este año tenía el cien por cien de apoyo de la federación y otros patrocinadores. Pero tras Kandersteg vino el accidente. Salí vivo de milagro. Los médicos me dijeron que por mi fortaleza física. Pero me quedó mucho dolor en el brazo, la muñeca aún la tengo mal. También perdí una, que durante las competiciones no hacía más que sangrar.

Foto: FEDME 
Blanco se impuso en Canadá y fue tercero en Kandersteg 

El accidente marcó completamente la temporada. Llegó además en el peor momento, justo antes de los Campeonatos del Mundo de dificultad y boulder.

Sí, sin el accidente habría sido diferente. No tendría que haber ido a esas competiciones. Pero había que ir, por que aunque estés mal siempre es experiencia. Además sentía que tenía un compromiso con los que me habían apoyado. Soy muy cabezón. Si puedo mover los brazos y las piernas, allá que voy. Luego allí la gente me animó mucho. Me preguntaban si era masoca. La verdad es que el ambiente en estas competiciones es muy bueno. Nos conocemos todos y somos buenos amigos. Salimos a escalar juntos. No es como en la resina, que todo el mundo está callado. Esto es muy divertido.

Foto: FEDME 
Hizo podio en Kandersteg antes del accidente 

¿Pero en Canadá ganó?

A Canadá fui sin presión. Sin nervios. Estaba claro que los nervios no me llevaban a ningún sitio. Ya estaba más recuperado y me dije: ‘Bueno, ve paso a paso. Intenta no cometer errores. Despacio’. Justo lo contrario que el mes anterior. Ahí hice un gran trabajo psicológico.

Entonces, la mejor medida del su nivel esta temporada es Kandersteg, donde hizo tercero, con todos los favoritos compitiendo y antes del accidente. ¿Se ve entre los mejores?

Me veo haciendo podium. Los campeonatos del mundo no me dejan mal sabor de boca porque tras lo del accidente era muy complicado rendir, pero el año que viene voy a competir aún con más ganas. Voy a apuntar muy alto. Ahora me facilitan entrenar y puedo prepararme al máximo para representar a nuestro deporte.

¿Cómo ve el mixto en España?

Muy “light”. A mí me ha cambiado la mentalidad viajar. En Suiza, por ejemplo, es otra historia. Aquí no se llega a profundizar en esta especialidad. Pero claro, esto es un proceso. Yo llevo un montón de años escalando. Primero pasas por la roca, luego por el hielo y, finalmente, unes las dos especialidades. Hay gente que no puede hacer las dos cosas. Yo he tenido suerte, en invierno puedo coger los bártulos y salir al extranjero o buscar aquí nuestras líneas. Pero en el proceso se queda mucha gente. Uno necesita una buena base de deportiva para pasar al hielo, pero tenerla no quiere decir que puedas coger unos crampones y unos piolets y para arriba.

Foto: Israel Blanco 
Escalador madrileño en “Vertical Limit”, M12 

Hay que saber manejarlos. Hace falta adquirir la técnica en hielo. Se puede decir que para acceder hasta aquí hay que ser un escalador-alpinista-deportivo. Por ejemplo, en el Campeonato del Mundo de boulder los italianos llevaron a su campeona de deportiva, pero apenas tenía experiencia con los crampones y piolets. Las rusas, aunque deportivamente eran peores, le daban mil vueltas sobre el hielo. La gente se equivoca. No basta subir 8c. La condición física es importante, pero es necesaria también la técnica.

Y esa cultura existe en Centroeuropa. ¿Qué nos separa de ellos?

Lo único que realmente nos separa son las condiciones. Como no tenemos sus condiciones, la gente no se dedica. Aquí hay líneas bonitas, líneas que estamos descubriendo, pero somos cuatro gatos. Una forma de potenciar esta especialidad es la concentración de dry-tooling que vamos a organizar en Benasque del 18 al 20 de marzo. Haremos también una competición, en la que la FEDME quiere espiar nuevos valores para, quizá, añadir al equipo en futuras temporadas.


Página 1 de 2  -   1 |  2 | Siguiente »
Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International