Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 04 de Junio de 2005

El Everest abrió su “compuerta sur”

Por   | 

El Everest abrió finalmente en los últimos días su compuerta sur y decenas de escaladores aprovecharon la ocasión para hacer cima, entre ellos Jesús Calleja, único español que llegó a lo más alto para la vertiente meridional.

Foto: Jesús Calleja 
Hasta el 29 de mayo nadie había subido por el sur 

Después de que los fuertes vientos hicieran desistir a muchas expediciones, el Everest otorgó una última oportunidad a los más pacientes y los últimos días de nuevo decenas de escaladores transitaron por la ruta normal hacia la cima del gigante.

La temporada había sido excepcionalmente mala, y extrañamente casi finalizado mayo nadie había podido hacer cima por la vertiente sur, una de las más transitadas y equipadas del Himalaya. Sin embargo, los vientos huracanados que azotaron durante semanas la cumbre del Everest, dieron un respiro y el 29 de mayo concedió las primeras cimas por la normal. Antes, algunos habían logrado llegar a lo más alto por el norte.

Entre los conquistadores de la montaña está Calleja, que hizo cumbre el día 30, después de una escalada “muy rápida y muy limpia”, según aseguró en declaraciones al “Diario de León”. “He esperado hasta el ultimísimo día y he acertado”.

Otros se retiraron antes desalentados por las malas previsiones meteorológicas, como Carlos Pauner, cuya intención, en cualquier caso, era ascender a los 8.848 metros del Everest sin ayuda de oxígeno artificial, algo que hasta el momento no consiguió nadie esta temporada, tal y como auguró ya el escalador aragonés antes de tirar la toalla.

Foto: Jesús Calleja 
“Esperé hasta el ultimísimo día y acerté”, dijo Calleja 

Menos suerte que Calleja tuvieron los valencianos de la Universidad Politécnica, que lo intentaron un par de días después que el leonés. Tras partir del Campo 4, sin embargo, pronto se dieron cuenta de que la cima quedaba lejos. Algunas de las botellas de oxígeno que llevaban no funcionaron bien y el viento, de unos 40 kilómetros por hora cuando partieron, no les dio el respiro que esperaban.

“El viento parecía enfurecerse por momentos. La ventisca venía del Sureste y nos golpeaba los ojos hasta el punto de tener que ponernos las gafas de sol de noche”, señalaron los expedicionarios, que pese a la retirada se sentían contentos al menos de haber podido lanzar un ataque a cima después de un mes esperando.

Al borde de la muerte

Por la vertiente norte, el trío formado por Ralf Dujmovits, Gerlinde Kaltenbrunner y Hirotaka Takeuchi tuvo que retirarse de la montaña de manera dramática después de que el último sufriera en la noche del martes un edema cerebral cuando se encontraba a 7.700 metros que lo tuvo al borde de la muerte.

Foto: www.amical.de 
Dujmovits abandonó la idea del “Supercouloir” 

El alemán, la austriaca y el japonés venían de realizar la primera travesía sur-norte en el Shisha Pangma, por lo que llegaban perfectamente aclimatados al Everest, donde pretendían llevar a cabo uno de los proyectos más ambiciosos del año, la escalada en estilo alpino y sin oxígeno del “Supercouloir” en la cara norte.

Las malas condiciones meteorológicas les hicieron desistir de su empeño y rebajar la altura de sus planes. Así, aunque su primer objetivo quedaba descartado, decidieron intentar al menos una ascensión sin oxígeno al punto más alto del planeta, algo que nadie logró aún esta temporada.

Sus planes se truncaron por motivos inesperados a 7.700 metros. “Desarrolló un severo edema cerebral, que si no es tratado con rapidez lleva a la muerte”, señaló Dujmovits. “Tras la travesía en el Shisha Pangma, que era su séptimo ochomil, ninguno de nosotros había contado con esto”.

Tras una noche entre la vida y la muerte, el escalador nipón recuperó la estabilidad y poco a poco volvió en sí. En cualquier caso, la única solución era bajar cuanto antes, y así lo hicieron. “Pronto pudo andar por sí mismo”, relató el dueño de la empresa Amical tras regresar al Base. “Para nosotros la expedición terminó. El Everest perdió todo el interés en esta ocasión. Hiro sobrevivió: ‘afortunados’ es una expresión demasiado débil para describir lo que sentimos”.

Fuente: www.expeadiccion.com, www.amical.de


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International