Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 13 de Agosto de 2001

El incendio de Riglos, un desastre ecológico

Por Angela Benavides  | 

Los mallos principales se han salvado por los pelos, pero la aproximación al circo de verano, a las vías del FIRE y a los mallos pequeños, que antes era un agradable bosque, ahora es un erial cubierto de cenizas.

 
Los mallos siguen como siempre, pero no el paisaje que los rodea 

Los efectos del incendio declarado hace ocho días en la sierra de Sarsa, que quemó más de cuatro mil Hectáreas de matorral y bosque, ha sido devastadores. Los alrededores del pueblo de Riglos, que fue literalmente rodeado por el fuego, obligando a desalojar a todos sus habitantes, han sido una de las zonas más afectadas, lo que, de alguna manera, también afecta al paraje de los mallos, de gran riqueza ecológica (por lo menos hasta ahora) y uno de las zonas de escalada más interesantes de la Península.

Ahora que la zona está fuera de peligro, llega el momento de comprobar el estado del entorno tras el paso del fuego, y las consecuencias del incendio.

 
Se han perdido más de 4.000 Ha de bosque y matorral 

La escalada en los mallos sigue siendo posible, pero aproximación entre arbustos de boj y pinares ha pasado a ser un recuerdo. Ahora, las piedras ennegrecidas y los restos abrasados contribuyen a dar al paisaje un aspecto lunar. Lo cierto es que el fuego ha respetado la vegetación que crece bajo los mallos principales. Sin embargo, el fuego ha "entrado" en el circo de verano, convirtiendo el camino de aproximación a la normal del Fire y a las vías de sombra en un incómodo sendero de ceniza. Lo mismo ha ocurrido con los mallos "pequeños" cuyos alrededores han sido totalmente calcinados. El paseo entre pinos que llevaba a esta zona está irreconocible. El fuego ha llegado incluso a lugares donde sólo se podía acceder escalando.

 
El Mirador y la Pared de los Buitres han perdido su atractivo 

Otro tema que preocupaba mucho era la importante colonia de buitres que poblaba la zona. Los observadores sobre el terreno aseguran que, en este sentido, las consecuencias no serán muy graves. Las aves huyeron al aproximarse el fuego, que consumió el llamado Mirador de los buitres y abrasó el pie del Paredón de los Buitres (justo enfrente, donde hay gran cantidad de nidos). Sin embargo, ahora que el peligro ha pasado, la mayoría han vuelto. Probablemente, algún pollo nacido en primavera que aún no hubiese aprendido a volar, habría muerto por efecto del calor, pero la colonia es lo suficientemente grande como para no estar en peligro.

Peor panorama tienen por delante los habitantes de la comarca. Los ganaderos se han quedado sin pastos con los que alimentar a sus animales, y el turismo de naturaleza por la zona se va a ver seriamente afectado. Las paredes siguen siendo igualmente atactivas para los escaladores (no lo es el camino de aproximación), pero los caminos de umbría para senderistas y observadores de aves han quedado destruidos.

Todavía quedan pequeños focos humeantes que pueden general rebrotes, lo que obliga a que varios retenes se mantengan vigilando las zonas quemadas. Los habitantes de la comarca no dudan en calificarlo de desastre ecológico, y las autoridades locales van a solicitar la calificación de zona catastrófica para todo el área afectada.


Artículos relacionados


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International