Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 17 de Julio de 2000

No fue posible

Por   | 

Tras un duro mes de trabajo en la montaña, los integrantes de la expedición "COMUNIDAD MURCIANA-KARAKORUM 2000" comienzan el descenso desde el Campo Base del Gasherbrum II.

 
Antonio Alpañez, integrante de la expedición. 

La expedición “Murcia-Karakorum 2000”, que llegó al Himalaya pakistaní el pasado 15 de junio, comenzará a bajar por el Glaciar del Baltoro hacia Islamabad el próximo 19 de julio.

Antonio Alpañez Serrano, José Javier Sánchez Blanco, Francisco Tomás Mira Pérez, José Carlos Saura Noguera, José Pardo Fernández y Luis Carlos Garranzo Ibañez, integrantes de la primera expedición murciana a un ochomil, han tomado la decisión de retirarse de la montaña que durante más de un mes han estado intentando escalar, el Gasherbrum II. Desde el día 5 de julio, en que el Campo I quedó totalmente instalado, las intensas nevadas entorpecieron el paso de los montañeros, hasta el punto de imposibilitar técnicamente el ascenso.

Atrás quedan ahora todos los esfuerzos realizados durante casi un año para poner en marcha la expedición. Esfuerzos que vieron su fruto en la realización de la denominada "primera expedición murciana a un ochomil". Carlos Garranzo, integrante de la expedición, resumía así lo acontecido en las faldas del G-II (8.035 m): «Hoy viernes 14 de julio del 2000, al bajar definitivamente del Campo I, hemos decidido dar por terminado nuestro intento de ascensión al Gasherbrum II.

José Javier Sánchez, Quitín y yo partimos el día 26 de junio hacia el Campo I (5.900 metros). Este campo lo establecimos para poder intentar el ascenso al Campo II, a 6.600 metros. Viendo que nuestras posibilidades de seguir ascendiendo eran escasas, debido a las fuertes nevadas, descendimos al Campo Base. El viernes siguiente suben a Campo I J. Carlos Saura, Pepe Pardo y Antonio Alpañez (Buti), con comida y gas para intentar ascender luego al Campo II. Pero, nuevamente, la subida nocturna, a través del sinuoso glaciar, se desarrolló en medio de una fuerte nevada. Fue una nevada de tales proporciones que tuvieron que permanecer tres días incomunicados en el campamento, sin la más mínima opción de bajar al Campo Base. Durante los primeros días, la ruta a través del glaciar estuvo llena de riesgo, cubierta de grietas y con tramos de hasta el 70% de inclinación. Esta es la parte más difícil y peligrosa del Gasherbrum II. Esperábamos poder dejarla atrás en los primeros días, para concentrarnos en la escalada de la pirámide final.”

Pero, tras permanecer más de una semana en el Campo Base, esperando a que las condiciones meteorológicas cambiasen, los expedicionarios se aventuraron de nuevo en la escalada: «…el domingo 9 de julio -recuerda Carlos- Quitín y dos miembros de la expedición andaluza subieron nuevamente desde el Campo Base al Campo I, donde pernoctaron. Esa misma noche, a la 1.30 de la madrugada, partieron hacia Campo II por una zona muy cargada de nieve con alto riesgo de avalanchas. Establecieron el Campo II a 6.600 metros en medio de una nevada incesante, que les obligó renunciar a la idea de permanecer una noche a esa altura y a escapar de allí hacia al Campo I. Esa misma nochedel 11 de julio, ascendí al Campo I con José Javier y "Buti". La noche siguiente subí con Buti otra tienda, comida y gas, para establecer definitivamente el Campo II. Nuestra intención era la de mantener este campo instalado, y que los dos miembros de la expedición que quedaban en el Base subieran al Campo I. Y desde este campo, en compañía de Quitín, subieran al Campo II y luego al Campo III (a 7.300 metros), ya que la predicción meteorológica era de otros cuatro días de buen tiempo.»

 

Durante la bajada desde el Campo II al Campo I, envueltos en una gran nevada, Carlos cae en una gran grieta y permanece sujeto en una cuerda fija colgando en el vacío durante casi media hora, tiempo en el que tuvo que hacer uso de todos sus conocimientos de técnicas de rescate. Cuando ambos llegan al Campo I, destrozados, encuentran a Quitín en malas condiciones: el pecho le ha jugado una mala pasada. Continúa nevando.

Es ya jueves 13 de julio y la expedición está en el Campo I. No hace demasiado frío, pues la isoterma de los cero grados centígrados se sitúa a unos 6000 metros, con lo cual la nieve que cae no se enfría ni se asienta. Por esto, teniendo en cuenta las terribles nevadas de los días anteriores y una predicción meteorológica desfavorable (nevará durante cuatro días), la gran cantidad de nieve inestable acumulada impediría un avance medianamente rápido y, sobre todo, la ruta hacia los campamentos superiores sería demasiado peligrosa por el permanente riesgo de avalanchas. Así pues, ese mismo jueves desmontan el Campo I, y se bajan junto con todas las demás expediciones. Alemanes, suizos, venezolanos, franceses, vascos, catalanes, andaluces y murcianos regresan al Campo Base.”


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International