Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de navegación y servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €
ACTUALIDAD | NOTICIAS | 26 de Junio de 2006

El mal tiempo evita la 1ª ascensión de mujeres invidentes al Mont Blanc por la Aiguille de Goûter

Por   | 

Raquel Alejandre y María Ángeles Molina alcanzaron el Dôme de Goûter (4304m.), en su intento por coronar la cumbre del Mont Blanc. Las condiciones meteorológicas impidieron la que podría haber sido la primera ascensión de personas invidentes por este itinerario.

Foto: Moises Gómez 
"Efectivamente; Raquel y Maria Ángeles no son normales. Son, sin duda, extraordinarias." 

Tras más de 2500 metros de desnivel por neveros, aristas de roca y glaciares, las condiciones climatológicas adversas (nuboso, visibilidad escasa, fuertes vientos de 70 km/h y una temperatura de -10ºC) evitaron que Raquel y María Ángeles hicieran cima, teniendo que dar la vuelta una vez alcanzado el Dôme de Goûter, a 4304 metros de altura. No sólo ellas: ninguna cordada consiguió hacer cumbre, ni ese día, ni en los sucesivos, debido al mal tiempo que azota los Alpes en las últimas jornadas.

Dejamos a Moisés Gómez -guía de esquí y montaña de la ONCE, que acompaña a las dos alpinistas en la expedición- que nos cuente la ascensión, el descenso, y que haga un sentido homenaje a estas dos extraordinarias montañeras:

“Hacía sólo unas horas, a las dos de la mañana, que los seis componentes del grupo habían abandonado el Refugio de Goûter, a 3800m. de altitud, donde habían pasado la noche. Junto con Fernando Garrido –guía profesional de alta montaña-, Moisés Gómez –guía de esquí y montaña de la Federación Española de Deportes para Ciegos-, Paco Villar y Miguel Peco – ambos del Grupo Militar de Alta Montaña-, las dos protagonistas de esta aventura comenzaban a caminar por las aristas y glaciares que preceden a la cima del Mont Blanc. No fue hasta el amanecer, con las primeras luces del día, cuando se vio que los riesgos de continuar la progresión entraban en dura competencia con cualquier ansia de superación. La decisión estaba clara… y la montaña seguiría ahí para la próxima ocasión.

Foto: Moises Gómez 
Descendiendo por el glaciar 

Deshacer el camino andado –o trepado, en ocasiones- supuso realmente una toma de conciencia de la dureza de la ascensión para ellas dos. El descenso de la Aiguille de Goûter por un espolón de 500 m. de desnivel en roca y hielo, con la incertidumbre de la solidez de los apoyos a cada paso, ya supone un reto para muchos de los alpinistas que acometen esta vía. Ni que decir tiene para Raquel y Maria Ángeles, que prácticamente habían de fiarse del consejo de sus guías a la hora de colocar cada pie. Y qué vamos a decir del pasaje conocido como “la bolera” –la travesía de un corredor de nieve donde las piedras caen a gran velocidad- donde ellas quedaban completamente a expensas de los sentidos y reflejos de sus compañeros.

Posiblemente, la falta de experiencia con este tipo de discapacidad nos lleve en ocasiones a distinguir entre personas invidentes y personas “normales”. Es una tendencia muy común en nuestra sociedad; admitámoslo. Sin embargo, el caso Raquel y Maria Ángeles, paradójicamente, alimenta esa tendencia. Efectivamente, son invidentes, son discapacitadas visuales, etc… Y, además, en absoluto son normales. Hasta aquí se refuerza el tópico. Lo que ocurre es que, a diferencia de la acepción habitual, en este caso el separarse de la norma no es para caer en la marginalidad, sino para alcanzar la excelencia. Efectivamente; Raquel y Maria Ángeles no son normales. Son, sin duda, extraordinarias.”


Artículos relacionados


Síguenos

Buscar en el archivo

Texto a buscar

Por fecha

  

Por categorías









Artículos más recientes

Suscríbete al Boletín
Suscríbete al Boletín Barrabes y sé el primero en enterarte de nuestras novedades.
Síguenos
Mantente al día de la actualidad de Barrabes desde las redes sociales.
Tiendas Barrabes
Visita nuestras tiendas y disfruta de unos espacios únicos.
¿Necesitas ayuda?
Envíanos tu consulta
ESCRÍBENOS
o llama al
902 14 8000
o con tu tarifa plana al 974 215 497
(Horario: Lunes a Viernes de 9h a 19h.)
España  |  France  |  Deutschland  |  United Kingdom  |  Sverige  |  International